InicioPortadaNacional¡340 MDP A TABASQUEÑOS!

¡340 MDP A TABASQUEÑOS!

*Para paliar el problema de la basura en Solidaridad, el Ayuntamiento que dirige Roxana Lili le dio un contrato de 340 mdp a un taller mecánico, situado en Villahermosa, Tabasco

*El beneficiario, Michael Alejandro Barrera Martínez, empresario afiliado al PRI y quien recibió esos recursos millonarios por el manejo de 30 camiones de basura y el “mantenimiento” de 35 unidades más, un negocio redondo de quien aspira a reelegirse en Solidaridad

*Sol Quintana Roo acudió al domicilio y no hay ninguna empresa con ese nombre, se robaron el dinero

*La empresa apenas fue fundada en 2018 y se especializa más en “dar mantenimiento a vehículos y maquinaría” y no en manejar basura, por lo que este contrato tiene todo el tufo de corrupción panista

Noé Zavaleta/Sol Quintana Roo

Playa del Carmen.- El ayuntamiento de Solidaridad que dirige Roxana Lili le dio un contrato por adjudicación directa a la empresa Electrotaller Industrial y Comercial el Rural S.A. de C.V. propiedad del empresario priista tabasqueño, Michael Alejandro Barrera Martínez, la adjudicación fue por un monto máximo garantizado de 343 millones 476 mil pesos.

El contrato celebrado del 15 de octubre del 2021, para culminar en septiembre del 2024 únicamente incluye el manejo de residuos sólidos en 30 camiones recolectores de basura y el “mantenimiento” y “correctivo” de 35 camiones más, es decir, durante la actual administración de Roxana Lili Campos, está empresa del priista tabasqueño se embolsó más de cien millones de pesos por año.

Lo raro del asunto es que el ayuntamiento de Solidaridad otorgó este ventajoso contrato por adjudicación directa a una empresa que apenas fue fundada en 2018 y que cómo su página web lo dice, su giro fuerte son la reparación de vehículos y no el manejo de residuos sólidos.

El beneficiario, Michael Alejandro Barrera Martínez es un empresario afiliado al PRI y quien recibió esos recursos millonarios por el manejo de 30 camiones de basura y el “mantenimiento” de 35 unidades más.

La contragarantía que logró el ayuntamiento de Solidaridad, en caso de que la empresa Electrotaller Industrial y Comercial el Rural S.A. de C.V. no cumpliera con los objetivos del contrato es de apenas 29 millones 610 mil pesos.

Dichas ventajas para el beneficiario del contrato, una empresa de reciente creación, tienen más un aspecto de negocio redondo de quien aspira a reelegirse en Solidaridad y cuya campaña apenas arrancó hace unos días.

Peor aún, Sol Quintana Roo acudió al domicilio en Villahermosa, Tabasco, y la dirección fiscal que entregan, es un condominio con las siglas RP, es decir, el mentado taller mecánico ni siquiera existe.

La empresa apenas fue fundada en 2018 y se especializa más en “dar mantenimiento a vehículos y maquinaría” y no en manejar basura, ni tampoco en camiones de Servicios Públicos Municipales. Este contrato tiene todo el tufo de corrupción panista.

Es más, en su propia página web, la empresa admite que sus fuertes son el mantenimiento de todo tipo de vehículos y maquinaria; el mantenimiento de Instrumentación; mantenimiento de sistema de contra incendio; mantenimiento de detección de gas, fuego y humo; mantenimiento a subestaciones eléctricas; mantenimiento a válvulas; mantenimiento a equipos mecánicos y en ningún rubro admite ser especialista en manejo de residuos sólidos, recolección de basura.

Desde hace algunos días, los enviados de Sol Quintana Roo en Playa del Carmen han venido documentando el deficiente servicio de recolección de basura, no sólo en las colonias como Villas del Sol, Ejidal y Luis Donaldo Colosio, sino en plena Quinta Avenida, el corredor turístico, que la propia alcaldesa de Solidaridad ha admitido que es la ventana de los playenses hacia el mundo entero.

Sol Quintana Roo documentó que el estacionamiento y cochera de la Dirección de Servicios Públicos Municipales están convertidos en un auténtico cementerio de “chatarra”. Al menos una docena de camiones recolectores de basura viven sus últimos días.

Unidades sin llantas, camiones desvielados, tortóns convertidos en auténtica chatarra, se pueden apreciar en la cochera y estacionamiento de la Dirección de Servicios Municipales; mientras en los conjuntos habitacionales e incluso en la Quinta Avenida son más espaciadas las rutas en las que los de Limpia Pública recogen la basura.

En el ocaso de su administración municipal, el Ayuntamiento panista que encabeza Roxana Lili tiene su “talón de Aquiles” en la Dirección de Servicios Públicos Municipales, al menos una docena de camiones de la basura están ahí aparcados en el corralón municipal. Unidades viejas, algunas desvieladas y completamente inservibles.

En las distintas carpetas de investigación que ya integró la Contraloría General del Estado y la Fiscalía Anticorrupción de Quintana Roo, ya contemplan también esta ventajosa adjudicación directa por 360 millones de pesos, lo que equivaldría a un contrato a la empresa del tabasqueño priista, Michael Alejandro Barrera Martínez por más de diez millones de pesos mensuales, de un servicio de recolección de basura por demás deficiente.

HISTORIAL

Previamente, la Fiscalía Anticorrupción de Quintana Roo y la Fiscalía General del Estado informó que ya tienen abiertas diversas carpetas de investigación por actos de corrupción, desvió de recursos, omisión de un deber legal y peculado, que involucran a varios funcionarios y exfuncionarios del ayuntamiento de Solidaridad, incluyendo a sus principales cabecillas, la alcaldesa, Roxana Lili, su tesorera, Kira Iris San y el extesorero, Pedro Escobedo.

Pero hay una carpeta de investigación en la Fiscalía Anticorrupción que llama especialmente la atención y que no sólo tiene nerviosos a los funcionarios municipales de Solidaridad, sino también a la familia Campos Miranda, y es esa que contempla citar a comparecer a Cuauhtémoc Campos Barrita por haber “curado” mil ejemplares de un libro, para contar los 30 años del municipio de Solidaridad, libro que les costó al pueblo más de 30 millones de pesos.

Dicho libro, el cual es un monumento al despilfarro, la promoción personal y política, y al autoelogio de probablemente lo que será la última administración panista en la historia moderna de Solidaridad, ya es motivo de investigación por parte de las autoridades encargadas de investigar la corrupción de autoridades municipales.

El libro de finas páginas, pero de contenido editorial vomitivo, presenta a Filiberto Martínez Méndez, el flamante asesor que, según el texto, ejerció una “labor destacada en el municipio” del 2011 al 2013 y prácticamente lo hace un prócer de Playa, porque supuestamente contribuyó con mucha obra pública, de la cuales algunas supuestamente fueron emblemáticas.

Aunque Roxana Lili ya se quejó de violencia política de género, la realidad es que el desvió de recursos, las empresas fantasmas y los negocios turbios en la actual administración municipal ya desencadenó varias investigaciones por parte de la Fiscalía, pero también de la Contraloría General del Estado.

Cabe señalar que Roxana Lili se molestó y confirmó que se encuentra bajo investigación por parte de la Fiscalía General del Estado derivado de actos irregulares dentro de la función pública, donde ahora busca su reelección como alcaldesa de Solidaridad.

En su primer acto público como candidata por la coalición PAN-PRI, Campos Miranda se quejó de que funcionarios de su gobierno están siendo investigados por las autoridades ministeriales, quienes incluso le han elaborado carpetas de investigación en su contra.

Pero astutamente ya presentó una denuncia por violencia política de género contra el fiscal Raciel López Salazar; no obstante, la realidad del manejo de las arcas municipales favoreciendo a particulares es evidente, principalmente a través de Kira Iris San, su tesorera y suplente, y de Filiberto Martínez Méndez, su protegido.

En este contexto, Lili Campos se dedicó en su primer acto como candidata a atacar a sus opositores y señaló explícitamente a Estefanía Mercado.

Y no sólo eso, Roxana Lili atacó a los diversos gobiernos de Quintana Roo donde la administración pública se encuentra al mando de Morena. Asimismo, descalificó a las publicaciones que no le favorecen en los medios de comunicación que le han criticado abiertamente.

Aunque hay que recordar que Campos Miranda se sirve del erario para pagar a diversos medios de comunicación, cuyos representantes tienen con ella relaciones contractuales millonarias.

Asimismo, durante su administración se pagó -dicen testimonios- a reporteros para “golpear” a sus opositores, como en su momento ocurrió con el síndico Adrián Pérez Vera, que la criticó abiertamente en el Cabildo y también a su protegida Kira Iris San.

En este contexto inició sus actos proselitistas la gobernante panista, enviando descalificaciones a sus rivales, principalmente centrado en Estefanía Mercado, que se perfila para arrebatarle el poder en Solidaridad, donde le espera una investigación aún más amplia por el desfalco al erario.

Sin embargo, Rosaura Villanueva Arzápalo, titular de la Fiscalía Especializada en el Combate a la Corrupción en Quintana Roo, entró en una especie de retiro anticipado, pues el período que se le designó vence el 12 de septiembre de 2024 y si en 6 años y siete meses no hizo mucho, por no decir nada, ¿por qué investigar a Roxana Lili en los cinco meses que le restan al frente de la dependencia?

Villanueva Arzápalo “ya colgó su hamaca” y parece que no hará nada para investigar los documentos y hasta reconocidos casos de corrupción de Roxana Lili, sobre todo, cuando la misma Rosaura Villanueva Arzápalo ha presumido que su trabajo está encaminado a combatir la corrupción y determinó que su encomienda no está supeditada a los caprichos o intereses de ninguna autoridad o gobernante.

Por lo visto, a Rosaura Villanueva Arzápalo le “tiembla la mano” cuando se trata de Roxana Lili, porque la Fiscalía Anticorrupción de Quintana Roo y la Fiscalía General del Estado tienen abiertas diversas carpetas de investigación por actos de corrupción, desvió de recursos, omisión de un deber legal y peculado, que involucran a varios funcionarios y exfuncionarios del ayuntamiento de Solidaridad, incluyendo a su tesorera, Kira Iris San y el extesorero, Pedro Escobedo.

Más leído
HOY ESCRIBE
Relacionados