InicioPortadaNacional37.5 MDP POR FOTOCOPIAS

37.5 MDP POR FOTOCOPIAS

*Bajo la protección de los diputados de la LXV, la empresa Digicopias SA de CV pasó de ser una modesta empresa que durante 13 años apenas sumó 1.4 millones de pesos, a convertirse en la reina de los contratos millonarios en los últimos tres años

*El director general de Recursos Materiales y Servicios de la Cámara de Diputados federal, Ricardo Reyna Barrera, otorgó un inexplicable contrato por 37 millones 500 mil pesos el servicio de fotocopiado de documentos legislativos, pero no en papel

*Ahora resulta que los diputados federales de San Lázaro saldrán muy eruditos, ya que según el contrato millonario cada uno leyó 23 mil 510 copias de documentos legislativos

Corresponsalías Nacionales/La Opinión de México

Ciudad de México. – Bajo la sombra de la Cámara de Diputados federal, la empresa Digicopias SA de CV pasó de ser una modesta empresa que a lo largo de 13 años apenas sumó un millón 400 mil pesos, a ser la reina de los contratos millonarios por prestar servicios de fotocopias, aunque sin papel.

Y es que según QuienEsquién.Wiki, la empresa que administra Horacio Gudiño Monroy, obtuvo 28 contratos como proveedor de diferentes dependencias de las administraciones públicas municipales, estatales y federales, por un total de 1 millón 423 mil 464 pesos entre los años 2008 y 2021.

Sin embargo, en la actual LXV Legislatura, el director general de Recursos Materiales y Servicios de la Cámara de Diputados federal, Ricardo Reyna Barrera, otorgó un inexplicable contrato por 37 millones 500 mil pesos a la empresa Digicopias SA de CV, por el supuesto servicio de fotocopiado de documentos legislativos.

Lo más sospecho es que el servicio de fotocopias que ofrece la empresa que administra Horacio Gudiño Monroy, no incluye papel, es decir, que se trata en realidad del alquiler de máquinas de fotocopiado y los honorarios de los técnicos que las operarán durante los tres años que durará la saliente LXV Legislatura federal.

El denominado contrato abierto plurinominal de prestación de servicio de fotocopiado e impresión digital, con número DGAJ-018/2022, establece en sus cláusulas una precisión con letras chiquitas. Partida 1.- “fotocopiado e impresión blanco y negro con 285 equipos tipo A y 8 equipos tipo B, a cargo del área usuaria”, es decir de la administración del Poder Legislativo”.

Partida 2.- Fotocopiado e impresión a color, con 19 equipos tipo A, a cargo del área usriaria, y 1 equipo de producción de prensa digital tipo B a cargo de la dirección de Talleres Gráficos.

En la segunda cláusula se establece que el monto del contrato es de 37 millones 500 mil pesos, dispersado 7 millones 500 mil pesos para 2022; 15 millones 500 mil pesos para 2023; y 15 millones de pesos para 2024. El plazo del contrato fue del 1 de julio de 2022 al 31 de diciembre de 2024, es decir, que la deuda pasará a la entrante LXVI Legislatura.

En el anexo del contrato establece que el costo de la copia deberá incluir personal, mantenimiento preventivo y correctivo, suministros como refacciones, accesorios y materiales necesarios, así como contar con un stock de los mismos, **excepto papel. El mismo documento señala que cada copia, sin papel, tiene un costo de 3.19 pesos.

Tomando en cuenta la información disponible, ahora resulta que los diputados federales de la LXV Legislatura saldrán muy eruditos, ya que según el contrato millonario contrato cada uno recibió, por lo tanto, leyó, 23 mil 510 copias de documentos legislativos.

Según el contrato se pagarán 37 millones 500 mil pesos que, divididos, en 3.19 pesos que es el costo de cada copia, resulta que se imprimieron en total 11 millones 755 mil 485 copias que, divididas entre 500 diputados que actualmente tiene la actual LXV Legislatura, resulta que cada legislador leyó 23 mil 510 copias digitales, que no impresas.

Resulta impensable que la empresa haya impreso esa cantidad brutal de fotocopias en tres años, y más aún cuando a la fecha no se conocen los costos del papel que utilizaron para la creación de esos documentos, por lo que el tufo a corrupción, como el pago de diezmo de 30 por ciento, se desprende desde las oficinas de San Lázaro en la Ciudad de México.

Y sobre todo porque la actual legislatura estuvo caracterizada por solo aprobar las iniciativas de reforma que envío el Ejecutivo Federal, lo que la lleva a ser una de las más improductivas en la historia del país.

Caja de Datos:

Ahora resulta que salieron muy eruditos los diputados federales: 37 millones 500 mil pesos del contrato

3.19 pesos costó cada copia; 11 millones 755 mil 485 copias fueron impresas; 500 diputados hay en la actual LXV Legislatura; 23 mil 510 copias leyeron cada legislador.

Más leído
HOY ESCRIBE
Relacionados