InicioPortadaNacional¡A LA CÁRCEL!

¡A LA CÁRCEL!

*Mauricio Vila y Renán Barrera están implicados en el esquema de desvío de cientos de millones de pesos mediante la subcontratación de servicios con empresas fantasma, lo que ha llevado a denuncias ante la FGE . Se han convertido en uno de los más ricos de Yucatán, pero no los exime de ir a la cárcel

*El Gobernador, además de las investigaciones por el desvió de más de 200 millones de pesos a través de sus empresas fantasma, está siendo investigado por la DEA y el FBI junto con su secretario de Seguridad Pública Luis Felipe Saidén Ojeda

*El Alcalde tiene al menos seis denuncias penales ante la Vicefiscalía Especializada en el Combate a la Corrupción, incluida la más reciente interpuesta por la agrupación “Ya Basta”, que lo acusa de daño patrimonial por un monto de más de 400 millones de pesos

Corresponsalías Nacionales/Grupo Sol Corporativo

Mérida.- El gobernador Mauricio Vila Dosal y el alcalde Renán Barrera Concha parecen haber pactado el mismo camino de corrupción que los vincula como cómplices del desfalco cometido en el estado, mediante malas prácticas en el ejercicio del presupuesto público durante su paso por la alcaldía, ambos han sido señalados e incluso denunciados para que se inicien investigaciones por el presunto uso de empresas fantasma compartidas, pero hasta el momento han gozado de impunidad.

Renán Barrera, a pesar de ser el ungido por el PAN de Yucatán como su candidato para retener la gubernatura, y Mauricio Vila de salida, en ocho años se han convertido en uno de los más ricos de Yucatán, no los exime de ir a la cárcel.

No hay que olvidar que Mauricio Vila, además de las investigaciones por el desvió de más de 200 millones de pesos a través de sus empresas fantasmas está siendo investigado por la DEA y el FBI, por el tráfico de fentanilo junto con su secretario de seguridad pública Luis Felipe Saidén Ojeda.

Por su parte Barrera Concha, tiene al menos seis denuncias penales ante la Vicefiscalía Especializada en el Combate a la Corrupción, incluida la más reciente interpuesta por la agrupación “Ya Basta”, quien lo acusa de daño patrimonial por un monto de más de 400 millones de pesos.

Ambos le apuestan a que conservaran el poder en las próximas elecciones y que se cubrirán las espaldas y los actos de corrupción, sin embargo, no toman en cuenta que la popularidad y liderazgo de Barrera Concha día con día va en descenso, por lo cual su llegada a Palacio Municipal cada vez se ve más lejana.

La situación podría cambiar en las próximas elecciones, pues las constantes irregularidades financieras cometidas por Renán Barrera amenazan con ser un factor que descarrile la candidatura del alcalde.

Mientras el gobernador ya está de salida, el edil meridiano aún tiene comprometido su futuro, pues aunque ya es el virtual candidato del PAN a la gubernatura del estado, Renán Barrera todavía puede ser alcanzado por la justicia debido al rastro de irregularidades que ha dejado tras de sí, y todo por seguir los pasos de Mauricio Vila y perpetuar las mismas corruptelas y beneficios para los mismos proveedores y hasta empresas fantasma.

Desde hace más de una década ambos personajes han controlado el destino de cientos de millones de pesos en un mismo proyecto, mantener el control político del estado desde la gubernatura y la alcaldía de Mérida, impulsando a las mismas empresas que los respaldan con flujo de efectivo para sus ambiciones políticas.

Claro ejemplo ha sido su participación en los mismos esquemas de entrega de recursos públicos, como ha sido la subcontratación del servicio poda y limpia de parques, áreas verdes, camellones y otros espacios.

Basta recordar que durante la pasada elección a gobernador, cuando Mauricio Vila saltó de la alcaldía a la gubernatura, no se fue limpio, durante esa contienda fue denunciado ante la Auditoría Superior del Estado por el supuesto desvío de más de 219 millones de pesos por la posible creación de 21 empresas fantasma por las que el Ayuntamiento de Mérida subcontrató servicios de limpieza y poda de áreas públicas.

Este podría ser el mismo destino de Renán Barrera, pero sin correr la misma suerte que su antecesor en la alcaldía, pues todavía no se formaliza su candidatura del PAN a la silla grande y sus anomalías financieras salen a la luz pública cada vez más evidente y de la peor manera.

Y es que ambos funcionarios han tenido el descaro, incluso, de contratar a los mismos proveedores que ya habían sido acusados de ser supuestas empresas fantasmas con anterioridad, y que siguen operando mediante la factura de millones de pesos.

Tal ha sido el caso de uno de los proveedores predilectos de ambos personajes, se trata de la empresa Molino Lab S.C.P., la cual fue creada en 2016 por un funcionario de la misma administración municipal de Mauricio Vila, y que durante su último trienio facturó al menos 14 millones de pesos.

Este mismo proveedor recibió el año pasado un contrato por 11 millones de pesos de manos del hoy edil Renán Barrera Concha, pese a que precisamente por los servicios de Molino Lab S.C.P, su antecesor y cómplice Mauricio Vila, fue denunciado ante la FGE en su momento.

Usan la misma empresa

Detrás de este proveedor hay un grave conflicto de interés que no le ha importado ni a Mauricio Vila ni a Renán Barrera, ambos están coludidos en enriquecer a uno de los contratistas más polémicos dentro de sus administraciones municipales.

Molino Lab fue creada en 2016, está vinculada directamente con funcionarios de la Secretaría de Administración y Finanzas, específicamente del subsecretario de Tecnologías de la Información y Comunicaciones Rodrigo Solís Pasos, pues los socios de esta empresa son sus familiares, que la crearon con un capital de apenas 3 mil pesos, sus fundadoras son Beatriz Eugenia Vargas Ávila, esposa de Gabriel Solís (hermano de Rodrigo Solís), María Vargas Ávila, cuñada y concuña del funcionario estatal de Vila.

Rodrigo Solís ha sido muy cercano a Mauricio Vila, especialmente en su trienio municipal de 2015 a 2018, cuando sus familiares crearon esta empresa.

Justo el año de su creación, Molino Lap S.C.P. obtuvo un contrato de 14 millones 409 mil 799 pesos, al recibir una de las partidas de la licitación DA-2016-Mantenimiento de Parques y Áreas-01 en la cual fueron beneficiadas 20 diferentes empresas, varias de ellas implicadas en el mismo gobierno panista. Sin embargo, las mieles del presupuesto no se agotaron ahí.

Con el triunfo panista a la gubernatura del estado, los hermanos Solís Pasos saltaron ahora al gobierno estatal, pero continuaron lucrando con el municipio de Mérida.

De acuerdo con el contrato número DA-2019-MANTENIMIENTO DE ESPACIOS PÚBLICOS-01-07, al cual este medio de comunicación tuvo acceso, Molino Lab volvió a ser privilegiada, ahora por la administración de Renán Barrera Concha.

Esto pese al evidente tráfico de influencias entre las dos administraciones panistas, la estatal y la municipal, pues tanto Rodrigo como Gerardo Solís Pasos son funcionarios públicos del Gobierno del Estado, pero la esposa de este último, y su hermana, cobran millones de pesos en el Ayuntamiento.

El contrato está firmado por María Claudina Vargas Ávila (cuñada de Gerardo Solís y concuña de Rodrigo Solís), es por 16 millones 821 mil 304 pesos por las partidas 15, 19 y 33 a favor de Molino LAB S.C.P., para el mantenimiento de espacios públicos en la zona 12 del sector poniente, zona 17 del sector poniente y tres terrenos propiedad del municipio de Mérida, respectivamente, servicio que se brindaría cinco días a la semana del 2 de enero del 2020 al 31 de agosto de 2021.

Y el más reciente de los beneficios para este grupo familiar empresarial fue en 2022, el pasado 20 de diciembre, cuando Molino Lab recibió un contrato más, ahora por 11.1 millones de pesos con el número de expediente LP-2022-CS-MANTENIMIENTO DE ESPACIOS PÚBLICOS-01-10.

Se trató de las partidas 18, 21 y 38 para el servicio de mantenimiento de espacios públicos en diversas ubicaciones del municipio de Mérida, en las zonas 12 poniente, 17 poniente y terrenos 3 propiedad del Ayuntamiento de Mérida.

Tan solo con estas tres contrataciones, Molino Lab suma más de 42 millones de pesos obtenidos entre las administraciones de Mauricio Vila y Renán Barrera en el Ayuntamiento de Mérida, quienes están coludidos en suciedad con el funcionario Rodrigo Solís Pasos.

Más leído
HOY ESCRIBE
Relacionados