InicioReportajes EspecialesRetropolicíacaÁREA MALDITA, EL TRIÁNGULO DE LAS BERMUDAS 

ÁREA MALDITA, EL TRIÁNGULO DE LAS BERMUDAS 

*Donde aviones y barcos han desaparecido tragados por quién sabe qué o succionados por fuerzas calificadas como “portales del tiempo”, pero un grupo de científicos llegó a la explicación de las olas monstruosas

Redacción/Sol Quintana Roo/Sol Yucatán/Sol Campeche/La Opinión de México

(Quinta de siete partes)

Ciudad de México.- El Triángulo de las Bermudas ha sido para los entusiastas paranormales un área maldita, donde aviones y barcos han desaparecido tragados por quién sabe qué o succionados por fuerzas calificadas como “portales del tiempo”, pero un grupo de científicos llegó a la explicación de las olas monstruosas.

Se usaron simuladores en laboratorio para documentales y ahora se cree que el fenómeno de las desapariciones puede explicarse por la formación de olas “rebeldes”, erráticas y enormes, creadas por las tormentas que chocan en el mar.

Se supone que el “Triángulo del Diablo” se ha comido mil vidas humanas, 20 aviones y 50 barcos a lo largo de un siglo. El canal 5 de la Televisión Británica dió fe de un documental para el que se recrearon olas monstruosas de 30 metros, en lo que se considera explicación natural de las desapariciones en la famosa e inmensa región. Se trata de olas gigantes que sólo duran pocos minutos, fueron observadas por primera vez por satélites en 1997, frente a las costas del sur de África.

El equipo de investigadores, según Newsletter, construyó un modelo del barco USS Cyclops, un buque de abastecimiento militar de la Armada de los Estados Unidos, que integra la lista de barcos desaparecidos sin explicación en el Triángulo de las Bermudas.

El Cyclops iba de Brasil a Estados Unidos con 306 tripulantes. La última vez que se lo vio fue el 9 de marzo de 1918 cerca del Triángulo. Luego desapareció de la faz del planeta sin dejar rastros ni restos de náufragos. Debido a su gran tamaño y su fondo chato, el barco no tardó en hacer agua y hundirse en la simulación. Según los científicos, esa región puede experimentar hasta tres tormentas gigantescas al mismo tiempo, chocando entre sí desde diferentes direcciones, la condición perfecta para generar una ola “rebelde”.

Una ola semejante puede partir en dos a un barco tan enorme como el Cyclops, son “empinadas y altas” y pueden llegar a medir hasta 30 metros.

Se trata de una pared de agua de 30 metros de alto similar al tsunami más grande registrado en la Bahía de Lituya, Alaska, en 1958, tras un terremoto.

También se hicieron mediciones que demostraron que una ola de 15 metros es suficiente para hundir un barco de fondo chato, o sea sin quilla…

La Guardia Costera de Estados Unidos no solo no reconoce la existencia de un particular peligro en el célebre Triángulo, sino que además desconoce su existencia como una zona geográfica específica.

En una revisión de muchas pérdidas de aviones y embarcaciones en el área a lo largo de los años, no se ha descubierto nada que indique que las bajas fueron el resultado de otra cosa que no sean las causas físicas, “no se identificaron factores extraordinarios”, se dijo.

Para el Servicio Oceanográfico Nacional de Estados Unidos, “las consideraciones ambientales podrían explicar muchas, si no la mayoría, de las desapariciones”, indicó el Servicio. No hay evidencia de que los barcos desaparecieran a una tasa más alta en el Triángulo de las Bermudas que en cualquier otra ruta oceánica con mucho tránsito.

“El océano siempre ha sido un lugar misterioso para los humanos, cuando hay mal clima o poca navegación, puede ser un lugar muy letal, esto es cierto en todo el mundo”, se informó.

Más leído
HOY ESCRIBE
Relacionados