InicioHoy EscribeRicardo Ravelo GalóASESINAN A PERIODISTA EN VERACRUZ

ASESINAN A PERIODISTA EN VERACRUZ

Ricardo Ravelo / La Opinión de México

–Julio Valdivia, reportero de nota roja de “El Mundo”, fue decapitado y se infiere que lo ejecutó el narcotráfico. Su cuerpo fue hallado en las vías del ferrocarril junto con la motocicleta que usaba para reportear.

El periodista Julio Valdivia, quien cubría la nota roja para el diario “El Mundo de Córdoba”, fue hallado muerto y decapitado en el municipio de Tezonapa, en el centro del estado de Veracruz

El comunicador había desaparecido el martes 8 cuando realizaba la cobertura de rutina en la zona de Córdoba y municipios aledaños. Su cuerpo fue encontrado en las vías del ferrocarril. Ahí mismo también hallaron la motocicleta que usaba para cubrir las informaciones, señal de que el robo no fue el móvil de su asesinato.

De acuerdo con algunos reporteros consultados, Valdivia había recibido amenazas del crimen organizado. En la región de Córdoba, Orizaba y Tezonapa opera el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), grupo criminal que rivaliza con Los Zetas. Ambos cárteles se disputan el control del estado que gobierna Cuitláhuac García Jiménez.

Con este asesinado –cuyas causas aún se desconocen – suman unos 100 asesinatos de periodistas en el país, la mayoría de los casos siguen impunes. La organización independiente defensora de los derechos humanos y que atiende casos de periodistas perseguidos –Artículo 19 –documentó 26

asesinatos de comunicadores durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, de los cuales 20 ocurrieron en Veracruz durante el gobierno de Javier Duarte.

Durante el mandato de Duarte –preso por fraudes, peculado y delincuencia organizada desde 2017 –el estado de Veracruz se convirtió en el estado más violento para ejercer el periodismo. Salvo el crimen de Gregorio Jiménez, “El Goyo”, asesinado en el sur de Veracruz presuntamente por una célula de Los Zetas, el resto de los casos siguen impunes a pesar de que la mayoría de los expedientes fueron atraídos por la Procuraduría General de la República.

Otro de los casos que fue aclarado para las autoridades es el de Regina Martínez, corresponsal de Proceso en el estado de Veracruz. Sin embargo, los directivos del semanario nunca aceptaron que el móvil de la muerte de su corresponsal haya sido el robo, ya que semanas antes de su muerte había denunciado casos de corrupción que implicaba a exfuncionarios del gobierno de Javier Duarte.

En la zona de Córdoba-Orizaba también fue asesinado el periodista Ricardo Monlui Cabrera, en marzo de 2017. De acuerdo con las investigaciones su caso se relaciona con la corrupción en el sector cañero, donde según informes oficiales se ha infiltrado el crimen organizado.

Tras el arribo al poder de Cuitláhuac García, la mayoría de los comunicadores pensaron que el nuevo gobierno abriría los casos de los periodistas asesinados para esclarecerlos, pero hasta la fecha ningún caso ha sido reabierto.

Al contrario, los expedientes fueron archivados en el estado de Veracruz con el argumento de que muchos de los comunicadores ejecutados estaban relacionados con el crimen organizado, pero en ningún momento las autoridades han aclarado en qué condiciones se involucraron: si fue de manera voluntaria u obligados.

Incluso, los casos que atrajo la PGR –la mayoría de los asesinatos ocurrieron en el estado de Veracruz –siguen archivados y hasta ahora no hay voluntad de aclararlos.

Esta tarde, decenas de reporteros marcharon en las calles de Córdoba y Tezonapa, en el centro del estado de Veracruz para protestar por este asesinato. Exigen a la Comisión Estatal para la Atención y Protección de Periodistas, a la Fiscalía General del Estado y al Congreso que se investigue a fondo el caso y se aclaren los crímenes que todavía siguen impunes.

Más leído

¡EMERGENCIA!

HOY ESCRIBE
Relacionados