InicioNacionalCAMPECHE:¡MAFIOSOS!

CAMPECHE:¡MAFIOSOS!

 

*Víctor Manuel Kidnie de la Cruz, quien ha operado desde 2009 la Sección 47, cuenta con una red de “corredores”, quienes se dedican a cobrar cuotas a los sindicalizados, vender fichas a quienes buscan trabajar en PEMEX, además de amedrentar a sus opositores y a medios de comunicación.

*Víctor Hernández Colunga, impuesto en el cargo por su padrino Víctor Kidnie cuenta con millonarias propiedades, cuando es un simple empleado. Esconden sus riquezas en su declaración patrimonial

Redacción /Sol Campeche/ La Opinión de México 

Ciudad del Carmen. – Aunque cuentan con una serie de denuncias penales por enriquecimiento ilícito, malversación de fondos y defraudación fiscal, los líderes de las secciones locales 47 y 42 del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), Víctor Kidnie de la Cruz y Luis Gerardo Pérez Sánchez, respectivamente, ocultan su riqueza mal habida producto de la explotación y corrupción en contra de sus agremiados durante más de una década, de acuerdo con sus declaraciones patrimoniales que se hicieron públicas en 2020 ante la Secretaría de la Función Pública.

Desde el año pasado, todos los trabajadores de Petróleos Mexicanos (PEMEX) están obligados a presentar su declaración anual, al ser considerados servidores públicos; sin embargo, lo que podría ser una herramienta para la transparencia y para documentar la riqueza de los líderes sindicales, sólo ha servido para exhibir la mentira de quienes han lucrado con los salarios de los trabajadores, pues en sus declaraciones señalan no contar con bienes, incluso no tienen vehículos para transportarse o reportan ni siquiera contar con casas.

Kidnie millonario, pero sin casa

El caso más emblemático es el de Víctor Manuel Kidnie de la Cruz, quien ha operado al menos desde 2009 la Sección 47 como una mafia, ya que cuenta con una red de “corredores” quienes se dedican a cobrar cuotas a los sindicalizados, vender fichas a quienes buscan trabajar en PEMEX, además de amedrentar a sus opositores y a medios de comunicación.

Durante las elecciones de 2018, la Fiscalía General del Estado de Campeche (FGE) reveló que contaba con seis carpetas de investigación por los delitos de lavado de dinero y enriquecimiento ilícito, el fiscal general, Juan Manuel Herrera Campos, refirió en aquel entonces que debido a las cantidades de dinero que se manejan en las denuncias, el organismo estatal podría dar vista a la entonces Procuraduría General de la República (PGR) por presunto lavado de dinero.

Pese a toda la evidencia que documenta su excesivo nivel de vida, en su declaración patrimonial ante la Función Pública, Kidnie de la Cruz afirmó no contar con ninguna propiedad de casas o terrenos, y su único patrimonio es un vehículo del 2008.

En la declaración del líder de la 47, en poder de Sol Campeche, señala que sólo estudió hasta la preparatoria, cuenta con una carrera técnica en el Centro de Estudios Tecnológicos, Industrial y de Servicios número 22 de Tampico, Tamaulipas, pese a lo cual su puesto en Pemex Exploración y Producción (PEP) es de supervisor especialista nivel 29, con un salario de 800 mil pesos anuales.

No registró ningún bien inmueble, únicamente manifiesta tener un auto de la marca Ford modelo Mustang del año 2008, que presuntamente adquirió hasta 2019 con un costo de 350 mil pesos.

Entre los escándalos que han caracterizado al cacique petrolero se encuentran sus documentados viajes en aviones privados, así como sus paseos en helicóptero con personalidades como Julio César Chávez, viajes que son costeados por el dirigente con recursos de los obreros de PEMEX.

“Títere” tiene más bienes

Por otra parte, también en la 47 quien es secretario general es Víctor Hernández Colunga, impuesto en el cargo por el propio Víctor Kidnie, ya que él se hace llamar sólo el líder moral.

Al igual que su padrino, Hernández Colunga oculta su oneroso estilo de vida, aunque su declaración sí demuestra parte de su riqueza, lo que también sería indicativo de ser el prestanombres de Kidnie de la Cruz.

Según los documentos presentados ante Función Pública, el secretario general de la Sección 47 terminó su preparatoria hasta 2016, pero es gestor de Recursos Humanos en instalaciones marinas de Pemex Exploración y Producción con categoría 31. Su sueldo anual es de 1 millón 494 mil 871 pesos.

Cuenta con dos casas, una de 134 metros cuadrados y 122 de construcción, adquirida en 2003 por 436 mil 633 pesos; y otra de 526 metros cuadrados pero 615 de construcción, comprada en 2011 por 2 millones 501 mil 41 pesos.

Así como dos terrenos, uno con superficie de 2 mil 179 metros cuadrados, comprado en 2011 por 980 mil 577 pesos; y otro de 2 mil 245 metros cuadrados, adquirido en 2012 también por 980 mil 577 pesos según lo declarado.

Informó sobre tres vehículos de lujo, la primera unidad es marca General Motors, modelo Suburban de 2008 con costo de 100 mil pesos comprada en 2015; una camioneta Chrysler modelo Ram 2500 Crew Cab Laramie 4×2 del 2010, comprada por 437 mil 203 pesos en 2011; y una Toyota Highlander Limited del 2019 comprada ese mismo año por 748 mil 400 pesos.

Hernández Colunga reporta menajes de casa, muebles, accesorios y electrodomésticos por un valor de 150 mil pesos. Llama la atención que cuente con más propiedades reportadas que el propio Víctor Kidnie, siendo que uno y otro se ha alternado la Secretaría General de la Sección 47, ejerciendo una dupla de control sobre los trabajadores.

Luis Gerardo anda “a pie”

Quien también acumula una serie de denuncias penales es el líder de la Sección 42, Luis Gerardo Pérez Sánchez, entre las más polémicas está su colección de caballos pura sangre en su rancho “Shambala” ubicado en el municipio de Carmen, cada espécimen con valor superior al medio millón de pesos, además de incurrir en nepotismo al tener a sus hijos trabajando en la empresa productiva del estado.

Pérez Sánchez sólo estudió la secundaria, lo que hace inverosímil el jugoso salario y la categoría que tiene en Pemex Exploración y Producción, pues de acuerdo con su declaración patrimonial sólo tiene certificado de este nivel educativo, pero es supervisor de mantenimiento y logística, categoría 31, con un salario anual de 1 millón 870 mil pesos.

Aunque reportó contar con tres casas y un terreno, Sánchez Pérez dice no tener ningún vehículo para moverse entre sus propiedades.

Cuenta con una casa con una superficie de terreno de 240 metros cuadrados y 155 de superficie de construcción, adquirida en 2011 mediante el Fideicomiso de Cobertura Laboral y de Vivienda (FICOLAVI) de PEMEX por 90 mil pesos.

Un terreno de 4 mil 648 metros cuadrados con valor de 132 mil 500 pesos adquirido en 2014. Una casa de 280 metros cuadrados de superficie y 200 de construcción, comprada en 2013 por 835 mil pesos. Además de otra casa con 325 mil metros cuadrados de superficie y 102 de construcción, comprada en 2011 por 446 mil pesos.

Además de todo ello, presentó menaje de casa, entre los que se incluyen electrodomésticos y muebles, por un valor de 170 mil pesos.

Las propiedades de Víctor Hernández Colunga.
Las propiedades de Víctor Hernández Colunga.
Los lujos de Víctor Kidnie de la Cruz (a la derecha). En la imagen con Julio César Chávez.
Más leído
HOY ESCRIBE
Relacionados