InicioPortada“CÁRTEL DE JALISCO LLEGA A OCUPAR LA PLAZA EN YUCATÁN”

“CÁRTEL DE JALISCO LLEGA A OCUPAR LA PLAZA EN YUCATÁN”

*“Ya tenemos en la mira a los mandos que están coludidos. Que le bajen de huevos porque el Cártel Jalisco Nueva Generación ya va a ocupar la plaza”, decía la narco-manta colocada en Kanasín

*Los detenidos fueron identificados como: Ismael P.C., alias “Rayo”, Adrián de Jesús J.G., alias “Picaso” y Alondra Isabel G.A., alias “Alo”, originaria de Yucatán

Redacción/La Opinión de México/Sol Yucatán/Sol Quintana Roo/Sol Campeche

Kanasín, Yucatán.- La última narco-manta encontrada en Mulchechén, Kanasín, en el que se lanzan amenazas a las autoridades policiacas yucatecas, es del Cártel Jalisco Nueva Generación.

La “narcomanta” fue colgada en la esquina de las calles 35 por 46 y luego se intentó prender fuego a un vehículo dejado en la misma calle 46 en cruce con la 37, a una cuadra de distancia. La unidad sólo resultó chamuscada en una llanta y un costado de la carrocería.

El mensaje decía:” A los que se voltearon y están vendidos a los policías estatales en Kanasín les va a cargar la verga. Ya tenemos en la mira a los mandos que están coludidos. Que le bajen de huevos porque el Cártel Jalisco Nueva Generación ya va a ocupar la plaza”.

La manta estaba escrita a mano, con letras rojas –“como de sangre”, según dijeron testigos- y fue descubierta alrededor de las 7 de la mañana. Su autoría se atribuye al grupo criminal CJNG, que de esta manera ha manifestado su presencia en Yucatán y disputa la zona de Kanasín.

No se pudo obtener una imagen impresa de la narco-manta porque fue descolgada y guardada de inmediato por elementos de la Policía Estatal de Investigación (PEI) que acudieron al sitio y que impidieron que se tomen fotografías.

El vehículo que se pretendió incendiar como parte del “aviso” fue un Gran Marquis de color dorado con placas ZAK-346-A de Yucatán.

Según vecinos, el auto no estaba ahí sino que fue llevado desde el domingo pasado. Al parecer fue remolcado con grúa, ya que se observaba en mal estado, incluso con partes desarmadas debajo del chasis y el tablero, y no había indicios de que fuera manejado recientemente.

Desde el mismo domingo las calles aledañas se llenaron de unidades de la Policía estatal y de la Fiscalía, incluso de la Guardia Nacional, según testigos, pero fue hasta ayer martes cuando se descubrió la “narcomanta” y el vehículo chamuscado.

Tras ello, los agentes de la PEI y de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Yucatán iniciaron las indagatorias y pusieron en marcha un operativo, el cual culminó con la detención de tres personas implicadas en el hecho.

Las autoridades las detuvieron cuando huían a bordo de autobuses que se dirigían a Cancún, Campeche y la Ciudad de México.

Un sujeto fue capturado cuando la unidad de transporte aún estaba en la terminal ADO del centro de Mérida y otros dos fueron bajados en un retén colocado en Santa Elena, Yucatán, en la salida a Hopelchén, Campeche.

Según la investigación, uno de ellos fue enviado directamente desde Jalisco y se encontraba temporalmente viviendo en Campeche. Fue identificado como Ismael P. C., alias “Rayo”, de 24 años de edad.

Los otros son un hombre y una mujer provenientes de Cancún, identificados como Adrián de Jesús J.G., alias “Picaso”, de 26 años de edad y originario de Campeche pero avecindado en Yucatán, y Alondra Isabel G. A., alias “Alo”, de 37 años, originaria de Yucatán.

La detención se produjo alrededor de las 2:30 de la tarde. Los tres declararon estar trabajando para el CJNG cuando fueron arrestados y trasladados al Complejo de Seguridad Pública bajo fuerte operativo.

El edificio de la SSP se mantuvo cerrado durante toda la tarde y noche de ayer, luego de permanecer “blindado” en sus accesos desde el mediodía.

La captura fue posible gracias al seguimiento de las videocámaras públicas y privadas y por la estrecha coordinación con las policías de Campeche.

Los tres tienen amplio historial delictivo e incluso uno de ellos cuenta con orden de aprehensión por homicidio en Campeche. Al momento de ser asegurados “tenían en su poder armas de fuego y más lonas con escritos intimidatorios”.

La SSP fue más allá y dijo que ya fueron identificados los “jefes” de los tres sujetos y que en breve serán detenidos en la capital campechana y en el municipio de Hopelchén, quienes tienen claros vínculos en actividades delictivas.

No se ha informado si los tres sujetos ya fueron puestos a disposición de la autoridad ministerial, pero los peritos de la Fiscalía General del Estado fueron alertados de que se avecina fuerte trabajo de investigación por la presencia del CJNG en Yucatán.

Cabe señalar que la vigilancia policiaca en el Periférico de Mérida se observó nutrida. Casi había una patrulla estacionada cada dos kilómetros, pero llamó la atención que los agentes se encontraban sin acompañantes, es decir, sólo uno por unidad.

El sábado pasado por la madrugada otro vehículo fue incendiado, en este caso una camioneta tipo Van que se encontraba en un taller mecánico, y una “narcomanta” fue colocada en el puente de Mulchechén, ubicado enfrente.

El mensaje en esa lona era dirigido al Presidente de la República haciendo mención de la Guardia Nacional y la Sedena, como “segunda llamada” luego de la primera colocada el 21 de octubre pasado junto a un puente peatonal frente a la colonia San Antonio Kaua III de Kanasín.

El mensaje del sábado, el segundo en Yucatán dirigido hacia autoridades federales, decía:

“Segunda llamada Señor Presidente con mucho respeto la GN y los wachos (militares) la andan cagando abia acuerdos con los mugrosos y los rompieron el puede levant gente y piden lana y los matan tocan a uno de la casa y el pais respondera a la agresión. El pais listo para el topon”.

Dicha lona fue colocada alrededor de las 4 de la madrugada y se prendió fuego a la camioneta con placas ZBG-222-B de Yucatán, que los bomberos apagaron a las 6 de la mañana.

Cuando el propietario llegó a su negocio cerca de las 8 de la mañana, una grúa se llevaba la unidad calcinada y los agentes estatales le dijeron que tenía que pagar los “daños a la vía de circulación” por el incendio de su vehículo.

La de Muchechén se trató de la tercera “narcomanta” plantada en Yucatán y la primera dirigida hacia la Policía estatal, es decir en su propio territorio, luego de la aparición de otras similares en el estado de Quintana Roo, pero en esta ocasión sí hubo detenidos como los presuntos responsables de su autoría.

Más leido
Relacionados