InicioSin categoríaCASO ARISTÓTELES SANDOVAL: ENTRE EL NARCOTRÁFICO Y LA VENGANZA

CASO ARISTÓTELES SANDOVAL: ENTRE EL NARCOTRÁFICO Y LA VENGANZA

RICARDO RAVELO / LA OPINIÓN DE MÉXICO

La Fiscalía de Jalisco dio un paso importante en la investigación del asesinato del exgobernador Aristóteles Sandoval, ocurrido la semana pasada en un restaurante de Puerto Vallarta.

Ya hay un detenido, según informó la Fiscalía, aunque no ha revelado su identidad. El plazo constitucional de 48 horas se vence hoy y al concluir el día se conocerá la situación jurídica del detenido.

De igual forma, se ha informado de la obtención de videos y fotografías de los presuntos asesinos, quienes ultimaron al exmandatario en el baño del restaurante.

Se sabe que después de atentado se desataron varias balaceras entre los presuntos autores materiales y la escolta del exgobernador, unos 15 elementos, según se sabe, quienes nada pudieron hacer para impedir el asesinato de Sandoval, quien gobernó el estado de Jalisco entre 2012 y 2018.

Hasta ahora no se conocen detalles sobre las líneas de investigación, a pesar de que el exgobernador fue señalado en varias ocasiones de tener vínculos con el crimen organizado, en particular con el cártel de Sinaloa, cuyos miembros le habrían financiado la campaña a la gubernatura. Otros datos dan cuenta, sin embargo, de que Sandoval recibía financiamiento del narcotráfico desde los tiempos en que figuró como activista del PRI y diputado local.

Cuando cumplía el noveno día como gobernador fue asesinado Jesús Gallegos, quien era secretario de turismo. A este funcionario se le vinculó con el cártel de Los Caballeros Templarios, a quienes presuntamente apoyaba para que ocuparan la plaza de Jalisco.

Este hecho, según las investigaciones del caso, encolerizó a Nemesio Oseguera Cervantes, jefe del cártel de Jalisco, quien ordenó ejecutar al funcionario.

Durante varios días, Gallegos fue seguido por elementos del cártel de Jalisco con el objeto de asesinarlo, pero no pudieron. En una ocasión, incluso, estuvieron a punto de matarlo en su oficina, hasta donde pudo filtrarse uno de los sicarios, pero no actuó porque, según declaró tras ser detenido, temió que en ese momento lo capturaran o lo asesinaran.

Las investigaciones revela que Jesús Gallegos fue asesinado porque, además de que pretendía desplazar al cártel de Jalisco facilitando la entrada de los Caballeros Templarios, también estaba lavando dinero de este grupo criminal.

Estos elementos dan cuenta del entorno difícil que tenía Aristóteles Sandoval desde el arranque de su gobierno. Era claro que el narcotráfico aparentemente lo tenía cercado, aunque el exmandatario tenía fama de no cumplir sus compromisos.

Si es que los hizo con el crimen organizado y no cumplió, las consecuencias son claras: por eso lo asesinaron.

Más leído
HOY ESCRIBE
Relacionados