InicioHoy EscribeRicardo Ravelo GalóCASO CIENFUEGOS: EXPEDIENTE CONTRA “EL PADRINO” PODRÍA SER DESECHADO POR LA FGR

CASO CIENFUEGOS: EXPEDIENTE CONTRA “EL PADRINO” PODRÍA SER DESECHADO POR LA FGR

Ricardo Ravelo/ La Opinión de México

-Se asegura que las evidencias obtenidas por la DEA –grabaciones y mensajes telefónicos –fueron obtenidos ilegalmente, pues no existe ninguna orden judicial que haya autorizado investigar al militar. Sin embargo, eso no quiere decir que los delitos no se hayan cometido.

Tras ser devuelto a territorio mexicano, Salvador Cienfuegos permanece en su domicilio particular, mientras la Fiscalía General de la República (FGR) analiza el expediente integrado por la Agencia Antidrogas Norteamericana (DEA) en contra del exsecretario de la Defensa Nacional durante el gobierno de Enrique Peña Nieto.

Cienfuegos Zepeda fue investigado durante poco más de un año. A lo largo de la indagación agentes de la DEA tuvieron acceso a llamadas telefónicas y mensajes que salieron del teléfono del militar en los que queda demostrada su relación con el narcotráfico y, en particular, con el jefe del cártel H-2, Juan Francisco Patrón Sánchez, quien trabajó para la organización de los hermanos Beltrán Leyva en el estado de Nayarit.

Aunque no se sabe mucho sobre la trayectoria de Patrón Sánchez se afirma que era discreto, aunque mostraba destellos de violencia. Se dedicaba a la distribución de heroína, cocaína, metanfetaminas y marihuana en Estados Unidos.

Según las investigaciones de la DEA, el grupo criminal encabezado por Patrón Sánchez eran los responsables de soborna al general Cienfuegos, quien presuntamente protegió y ayudó al cártel a traficar los enervantes.

De acuerdo con su historial, en 2017 Patrón Sánchez entró en confrontación con los hijos de Joaquín Guzmán Loera. También se peleó con Fausto Isidro Meza, “El Chapito Isidro”, Alfredo Beltrán Guzmán, “El Mochomito”, entre otros, por el control del territorio sinaloense.

Isidro Meza y Patrón Sánchez tomaron el control de la organización Beltrán Leyva. Esto ocurrió tras la captura de Héctor Beltrán, “El H”, el último de los hermanos que permanecía activo en el narcotráfico.

Desde el año 2011, la Procuraduría General de Justicia de Nayarit señalaba a Patrón Sánchez o “H-2” –también le apodaban “El Chico” – entre los siete presuntos miembros de células del cártel de los hermanos Beltrán Leyva que operaban en el sur de Nayarit.

En el 2016, “El H-2” fue añadido a una lista de 122 objetivos prioritarios publicada por el gobierno federal.

Durante su carrera criminal, “El H-2” se ganó la lealtad de Arturo y Héctor Beltrán Leyva. Según información de la FGR, Patrón Sánchez se movía entre Sinaloa y Nayarit junto con un grupo de sicarios conocidos como “Los Mazatlecos”.

Aunque se decía que era violento otros datos sostienen que “El H- 2” era violento. Se afirma que estaba muy bien protegido, controlaba a funcionarios públicos y tenía amplias relaciones con mandos medios y altos de las policías.

Pero su buena estrella se apagó el 9 de febrero de 2017. En un comunicado, el Gabinete de Seguridad informó sobre la muerte del líder del cártel de los hermanos Beltrán Leyva, quien fue abatido durante un enfrentamiento con efectivos de La Marina. El tiroteo ocurrió en Nayarit.

Según se desprende de las investigaciones en contra del General Salvador Cienfuegos, la DEA tenía largo tiempo investigando al “H-2” y a su organización criminal. La DE describe a este grupo criminal como una organización violenta dedicada al tráfico de drogas y cuya base de operaciones son los estados de Nayarit y Sinaloa.

Las autoridades estadunidenses señalan que la organización encabezada por el H-2 tenía varias organizaciones –o ramajes –que operan en Estados Unidos, las cuales se dedicaban a la distribución de las drogas que les llegaban desde México.

Las principales ciudades que utilizaban para ello eran Los Ángeles, Las Vegas, Ohio, Minnesota, Carolina del Norte y Nueva York. Además, el gobierno de Estados Unidos estima que el cártel del “H-2” distribuía cada mes unos 500 kilos de heroína, 100 kilos de cocaína, 200 kilos de metanfetaminas y 3 mil kilos de marihuana.

Otras líneas de investigación sostienen, además, que el jefe del cártel “H-2” también estaba relacionado con el tráfico de armas, actos de violencia como tortura y homicidios.

Con este grupo criminal fue relacionado el General Salvador Cienfuegos, pues de acuerdo con las investigaciones de la DEA la comunicación del General Cienfuegos era directamente con el jefe de la organización, Juan Francisco Patrón Sánchez, a quien supuestamente conoció hace varios años.

Tras haber sido regresado a México después de que el Departamento de Justicia le retiró los cargos, Salvador Cienfuegos quedó sujeto a investigación por parte de la FGR. Así se lo notificaron a su arribo al aeropuerto de Toluca, en el Estado de México.

Sin embargo, de acuerdo con los abogados que están a cargo de su defensa es posible que los cargos de tráfico de drogas, lavado de dinero y protección al crimen organizado sean desechados.

La razón: Que la DEA obtuvo las grabaciones de manera ilegal, es decir, no existe ninguna orden judicial para ello, por lo que en este caso el General fue víctima de un delito al intervenir sus comunicaciones privadas.

De acuerdo con la DEA, el militar estaba relacionado con el narcotráfico y por esa razón fue detenido en Los Ángeles, California, hace un mes, cuando decidió vacacionar en Estados Unidos.

Sin embargo, Cienfuegos Zepeda –conocido en el mundo del hampa como “El Padrino” –fue liberado y seguramente en México tampoco será investigado, pues no existe ninguna medida cautelar en contra del militar.

Más leído
HOY ESCRIBE
Relacionados