InicioPortadaCIERRA JULIO CON 2 MIL 347 HOMICIDIOS DOLOSOS

CIERRA JULIO CON 2 MIL 347 HOMICIDIOS DOLOSOS

*La incidencia es la misma: 80 mexicanos son asesinados diariamente

*Los cinco fines de semana registraron más de mil 200 muertes violentas

*Disminuyó un 1.02% en comparación con junio: 26 crímenes menos

*Las masacres se incrementaron de 27 a 36

Redacción/La Opinión de México/Sol Quintana Roo/Sol Yucatán/Sol Campeche/Sol Chiapas/Sol Belice/La Opinión de Puebla/La Opinión de Tabasco

Ciudad de México. – En los 31 días del mes de julio, se registraron 2 mil 347 asesinatos relacionados con la delincuencia organizada; 26 menos que en junio pasado, aunque aumentaron el número de masacres, ya que de 27 llegaron a 36, de acuerdo a información oficial del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Durante los cinco fines de semana que integraron el mes, se cometieron mil 216 ejecuciones, principalmente en los estados considerados como “focos rojos”: Guanajuato, Michoacán, Jalisco, Chihuahua y Baja California Norte, entre otros.

El inicio del mes, del viernes primero al domingo 3, hubo un registro de 265 víctimas; el siguiente, del viernes 8 al domingo 10, disminuyó a 244; del viernes 15 al domingo 17, pese a que fue fin de semana y quincena se registraron 214, fue el de menor número; del viernes 22 al domingo 24 fueron 262 y ya para concluir el mes, del viernes 29 al domingo 31, se dieron 234 crímenes.

El día que menor número de muertes violentas ocurrieron, fue el jueves 19, con 57 decesos, pero el domingo 24 el número fue de 108, considerado el más violento.

Nuevamente, para no variar, el estado de Guanajuato ocupó el primer sitio como el más violento e inseguro: 307; Estado de México, 206; Michoacán, 182; Jalisco, 161; Baja California Norte, 155; Chihuahua, 153; Zacatecas, 123 y Guerrero, con 107.

En Sonora, 86; Morelos, 84; Ciudad de México, 56; Colima, 44 y Quintana Roo, 47.

Lo mismo que en fechas anteriores, incluso desde el inicio del actual régimen, los estados de menor número de muertes violentas registradas fueron Baja California Sur, Yucatán, Aguascalientes y Campeche, con tres, cinco, siete y ocho, respectivamente.

No obstante, cabe aclarar que no hubo una sola entidad, de las 32 que conforman la República Mexicana, donde no se registrara un homicidio doloso relacionado con el crimen organizado.

El viernes uno, la periodista Susana Mendoza Carreño, de Radio Universidad de Guadalajara, estuvo a punto de sumarse a la lista de comunicadores asesinados, al ser apuñalada luego de hacer entrevistas sobre un desarrollo inmobiliario irregular.

Susana Mendoza y uno de sus compañeros apenas salieron del ejido Vallarta, cuando en una avenida una camioneta los impactó por la parte trasera, al tiempo que llegaron dos sujetos en una motocicleta y la atacaron.

Minutos antes, la periodista intentó entrevistar al presidente del ejido de Vallarta tras ganarle un litigio para detener la construcción de un desarrollo inmobiliario irregular en ese sitio.

Ese mismo día falleció Cinthya de la Cruz Martínez, hija del periodista Antonio de la Cruz, asesinado en Ciudad Victoria, Tamaulipas, a consecuencia de las heridas de bala sufridas en el atentado que acabó con la vida de su padre, reportero del grupo editorial Expreso-La Razón.

También ese mismo día se dio la primera masacre en el estado de San Luis Potosí, en un rancho de la comunidad rural de Agua Buena, cunado los cuatro tripulantes de un helicóptero de paseos turísticos fueron asesinados. Las víctimas fueron muertas a balazos. Las colocaron sobre el aparato y les prendieron fuego y sobre sus restos fueron dejadas cartulinas de advertencia.

El empresario e investigador de origen italiano Raphael Alessandro Tunesi, fue asesinado a balazos en Palenque, Chiapas. La agresión ocurrió afuera de la escuela a donde había llegado para recoger a sus hijos. El investigador viajaba en un vehículo cuando dos sicarios lo atacaron a balazos.

Reydecel Sifuentes, gerente de la maquiladora transnacional Alcom, con base en la ciudad de Reynosa, Tamaulipas, fue ejecutado a las afueras de su domicilio con 12 balazos, cuando se disponía a subirse a su coche.

En Chilpancingo, la mañana del viernes, unos sujetos lanzaron una bomba molotov contra una Urvan del transporte público de la ruta que va de Chilpancingo al municipio de Hacotepec, en la Sierra de Guerrero, bastión de la organización Los Tlacos.

Horas después unos encapuchados incendiaron un camión de pasajeros de la ruta Chilpancingo-Colotlipa, en el municipio de Quechultenango, territorio de Los Ardillos y en la comunidad de El Ocotito, en Chilpancingo, fue asesinado el secretario de la Comisaría y un vendedor de pollo. En todos los caso se habla de cuotas y cobro de piso.

En Baja California, el sábado 2, siete personas fueron asesinadas en distintos hechos. En Ensenada, seis hombres fueron muertos en una casa. En el interior encontraron a tres y a otras tres personas en las inmediaciones, por lo que se presume que trataron de escapar.

Por otra parte, en Rosarito, un ataque armado dejó un saldo de un hombre ejecutado y un menor de 6 años resultó herido.

En Santa María del Oro, Jalisco, cuatro policías municipales se encuentran desaparecidos. La patrulla en la que viajaban fue localizada calcinada sobre la carretera que conduce al de Quitupan. De los uniformados no se sabe nada.

En un predio de la ciudad de Querétaro, fueron localizados los cuerpos de cuatro personas. El hallazgo se dio en la comunidad de La Luz, de la delegación Santa Rosa Juaregui, en la capital del estado, donde agentes locales acudieron al lugar, tras una denuncia, y hallaron los cadáveres.

En Salvatierra, Guanajuato, dos menores de 15 y 17 años de edad murieron víctimas de un ataque armado. Los jóvenes viajaban en una motocicleta sobre la Calle Huatzindeo cuando fueron alcanzados por desconocidos que les dispararon de manera directa.

Por tercer fin de semana consecutivo, turistas nacionales y extranjeros vivieron momentos de terror en San Carlos Nuevo Guaymas, Sonora, donde en un ataque al bar Hummer dejó a una persona muerta en el estacionamiento.

Dos muertos, un militar y un sicario, dos heridos y cuatro personas detenidas fue el resultado de un enfrentamiento entre civiles y elementos del Ejército, el domingo 3, en la carretera internacional México-Tijuana, en Sonora, tras la detención de Francisco Torres Carranza, El Duranguillo.

En el bar El Paraíso, situado en la calle Fray Servando, colonia Barrio Alto, municipio de Fresnillo, Zacatecas, un ataque armado dejó como saldo cinco muertos y dos heridos, según la vocería de la Mesa de Paz y Seguridad del estado, aunque medios locales dijeron que fueron ocho las víctimas de la agresión.

El centro de rehabilitación Sagrado Corazón, para personas con drogadicción y alcoholismo, en Jacona, Michoacán, fue blanco de la delincuencia. Dos hombres y un menor fue el saldo de la agresión, Dentro del local se encontraron a dos hombres sin vida, mientras que Armando, de 17 años, que recibió seis balazos, fue trasladado al Hospital Regional de Zamora, donde finalmente falleció.

La noche del domingo 3, en Boca del Río, Veracruz, la casa ubicada en Úrsulo Galván, esquina Covarrubias, colonia 1º de Mayo, fue atacada por un comando armado. Los siete miembros de la familia, tres mujeres y cuatro hombres, entre ellos un menor de edad, fueron asesinados.

Tres agentes de San Francisco del Mar, fueron ejecutados alrededor de las nueve de la mañana del domingo 3, en Oaxaca. Los cuerpos fueron localizados en Playa Vicente, dentro de un vehículo calcinado.

Por otro lado, cinco personas que viajaban por la zona Mixteca a bordo de un auto compacto, fueron ejecutadas a balazos. El auto presentaba al menos medio centenar de impactos. En el lugar se recogieron más de 70 casquillos percutidos de distintos calibres.

Irma Janeth Castro, dueña del negocio «La Catrina Restaurant & Gallery», en la localidad de San Carlos, Guaymas, Sonora, fue asesinada la noche del martes 5. Su hijo, de 17 años de edad, también resultó herido.

El viernes 8, en pleno mediodía, los feligreses que asistieron a la misa de una graduación en el templo Guadalupano de Caborca, Sonora, y el sacerdote que oficiaba, tuvieron que tirarse al piso y refugiarse entre las bancas al suscitarse una intensa balacera que duró no menos de 20 minutos, lapso en el que no se presentó ninguna autoridad.

No se registró ninguna víctima fatal en ese lugar, pero poco después se supo que a la misma hora, a unos cuantos metros de la iglesia, fue abatido a balazos el empresario restaurantero Concepción, alias El Concho, presunto miembro de una organización criminal.

En Sonora también, pero en Hermosillo, fue ejecutado José Nery Ramírez Salaices, El Nery, cuando salía de los Juzgados Federales. El ahora occiso había sido detenido antes por la Marina y era señalado como jefe criminal del grupo delictivo La Plaza, uno de los objetivos prioritarios generadores violencia, principalmente en San Carlos, Guaymas y Empalme.

La madrugada del sábado 9, un comando sacó a una mujer policía de su casa y la ejecutó a media calle en la comunidad de Casacuarán, en Yuriria, Guanajuato. La policía, identificada como Ana Clara, descansaba en su domicilio cuando varios hombres armados entraron a la fuerza, mataron a su hermano que se encontraba en el lugar, y se la llevaron.

Sobre calles de la colonia Cucurpe, de la Alcaldía Venustiano Carranza, en la Ciudad de México, fue ejecutado Enrique Salazar Chávez alias «El Quique», ex líder del cártel de Tláhuac. Varios sujetos que viajaban en un automóvil tipo sedán, gris, le dispararon cuando caminaba sobre la acera.

El domingo 10, en una de las casas de la colonia Santa María de Cementos, en León. Guanajuato, se celebraba la Primera Comunión de un menor. Repentinamente irrumpieron varios sujetos encapuchados, con armas largas y dispararon contra los ahí reunidos. Seis personas murieron y ocho más resultaron heridas. Elena Maricela, de 63 años de edad, quien recibió varios impactos de bala y está viva, fue testigo de la masacre.

Al menos 11 cadáveres fueron localizados por las autoridades en la carretera que conecta a Nuevo Laredo con la ciudad de Monterrey, Nuevo León. Siete de los cuerpos fueron localizados en el kilómetro 7 y otros cuatro en el kilómetro 11 de esa vía. Todos tenían impactos de arma de fuego y junto a ellos dejaron cartulinas con mensajes amenazantes.

El subjefe de Custodios del Centro de Readaptación Social número 1 de Durango, José Roberto Ríos León, fue acribillado por varios hombres armados que viajaban a bordo de dos vehículos y se le emparejaron cuando conducía su camioneta sobre el boulevard Domingo Arrieta. En el lugar quedaron 95 cascos percutidos por rifles de asalto AR-15 y AK47.

Massiel Mexía Medina, doctora del IMSS-Bienestar, fue asesinada a balazos en la Sierra Tarahumara el lunes 11. De acuerdo con testigos, la anestesióloga vivía sola. Un sujeto de la comunidad de San Juanito ingresó a su casa y le disparó.

Seis personas, cinco hombres y una mujer, fueron asesinadas en una vivienda de la colonia Sahuaros, en Chihuahua. De acuerdo con reportes, hombres armados pasaron a bordo de un vehículo desde el cual abrieron fuego contra las víctimas. Ninguna ha sido identificada.

Tres trabajadores aguacateros muertos y uno herido, fue el saldo de un ataque armado en contra de empleados de una comercializadora en el municipio de Uruapan. Las investigaciones indican que al menos tres sujetos ingresaron por la parte de un vivero y dispararon contra los empleados.

El empresario chiapaneco Juan Manuel Ardavin, fue asesinado a balazos en el interior del restaurante San Lorenzo del municipio de Zinacantán, Chiapas. Los primeros informes indican que dos sicarios ingresaron al lugar y le dispararon a quemarropa.

El miércoles 13, Caborca, Sonora, vivió una nueva jornada de violencia entre bandas dedicadas al tráfico de drogas en la frontera con EU. Tres hombres fueron ejecutados y seis más secuestrados, asimismo, varias viviendas fueron baleadas y otras incendiadas.

La mañana de ese miércoles, tres personas fueron asesinadas y una más resultó herida durante un ataque en la comunidad de Epenche Chico, en el municipio de Mazamitla, Jalisco.

El viernes 15, dos cadáveres fueron colgados en un puente de la ciudad de San Marcos, en la Costa Chica, en Guerrero. De acuerdo con los primeros reportes, los cuerpos estaban con las manos amarradas hacia atrás, sus cabezas estaban cubiertas por playeras y tenían impactos de bala, además de que les dejaron una manta con un mensaje.

Nuevamente en Sonora, el sábado 16, cuatro cuerpos con huellas de violencia, impactos de bala y envueltos en plástico se localizaron en La Manga, comunidad de San Carlos Nuevo, Guaymas. Los cuerpos siguen en calidad de desconocidos.

El domingo 17, el periodista Rubén Haro Madero, propietario del portal Noticias de la Red, fue objeto de un ataque armado cuando circulaba en su vehículo en Cajeme, Sonora. El comunicador, que resultó ileso, circulaba por la calle 5 de Febrero y al llegar a Obrero Mundial, se le emparejó una camioneta blanca, desde donde desconocidos le dispararon en más de cinco ocasiones.

El miércoles 20, Brenda Jazmín, integrante del colectivo Guerreras Buscadoras de Cajeme, fue encontrada sin vida en el motel El Caminante. La víctima, que presentaba huellas de tortura, buscaba a su hermano Luis Heraldo Beltrán Jaime, desaparecido en julio de 2021.

Álvaro Sebastián Ramírez, quien fue preso político y pasó casi 20 años en la cárcel acusado de pertenecer al Ejército Popular Revolucionario (EPR), fue asesinado a balazos en la colonia Colinas de San José, municipio de Santa Cruz Xoxocotlán, Oaxaca.

A seis meses de su desaparición en San José del Cabo, la estudiante jalisciense Valeria Daylin Carrillo Jasso, de 20 años de edad, fue localizada muerta en una fosa clandestina de un terreno baldío en Los Cabos. Presentaba un tiro en la nuca. Viajó al destino turístico a petición de su amigo Brayan «B» que fue quien solventó los gastos de traslado y hospedaje. Valeria, según investigaciones, realizó en Los Cabos varias entregas de paquetes, presumiblemente con droga.

El crimen se descubrió el miércoles 20, sin embargo ese día y el jueves 21 el reporte del SESNSP fue que no se había registrado un sólo asesinato en Baja California Sur.

Durante un enfrentamiento ocurrido el jueves 21 en el municipio de Jolalpan, entre pistoleros de Guerrero y autodefensas del grupo Fuerza Territorial Poblana, que encabezaba Eloy Merino, seis personas murieron y 16 resultaron heridas.

El notario público Raúl Gutiérrez Ávila, fue asesinado en su oficina ubicada en pleno centro de Martínez de la Torre, Veracruz. Un grupo armado llegó a ejecutarlo. No hubo detenciones. De acuerdo con lo informado por autoridades municipales, el ahora occiso fue ex presidente del Colegio de Notarios.

Enrique Sosa Campos, camarógrafo jubilado de la televisora estatal de Guanajuato TV4, fue asesinado el viernes 22 por un sujeto que no sólo lo arrolló, sino que se regresó para rematarlo con su vehículo. David Israel Hernández Vázquez, nieto de la víctima, dijo que el asesino es el empresario de calzado, Miguel Ángel García.

En el tramo de la carretera federal Córdoba-Veracruz, el policía estatal José Rosas López y su hermano Darío fueron ejecutados. Un día antes ambos habían sido secuestrados.

El sábado 23, a plena luz del día, en los alrededores de la cabecera municipal de Nochistlán de Mejía, Zacatecas, se produjeron dos fuertes enfrentamientos armados entre integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación y del Cártel de Sinaloa, que arrojaron un saldo extraoficial de 15 presuntos sicarios muertos.

Los pistoleros utilizaron fusiles de asalto de grueso calibre y una unidad con blindaje hechizo, de las conocidas como “monstruos”, además incendiaron una furgoneta de pasajeros para bloquear momentáneamente la carretera.

Dos hombres y una mujer fueron asesinados en el interior de un establecimiento de venta de comida ubicado en la carretera federal México-Cuautla, a la altura del municipio de Atlatlahucan, Morelos. Otras tres personas resultaron lesionadas.

Al menos tres muertos y cuatro heridos fue el saldo de un ataque a balazos registrado al interior de un bar en el municipio de Tehuacán, Puebla. El ataque fue perpetrado por desconocidos que viajaban en una motocicleta y llegaron al negocio «El Potrero», en la Colonia 3 de Mayo. Los sujetos abrieron fuego contra siete personas en el establecimiento, que se presume operaba de forma irregular.

El lunes 25, fue atacado otro centro de rehabilitación en Tlaquepaque, Jalisco, arrojando un saldo de seis personas muertas, entre ellos una joven. Los sicarios llegaron encapuchados al local ubicado en la esquina de las calles Dos y Tres. Buscaban a un sujeto apodado El Cubetas. Preguntaron a los internos por él y al no obtener información dispararon contra los ahí reunidos.

El jueves 28, en los momentos que policías de Irapuato ingresaban a una vivienda en una colonia popular, tras el reporte de que un cuerpo desmembrado se hallaba en su interior, detonó un artefacto explosivo y al menos dos agentes resultaron heridos.

Al abrir la puerta ocurrió la explosión que impactó a los agentes, cimbró la zona y voló ventanales y la puerta. Posteriormente, los uniformados pudieron ingresar al domicilio, donde fue hallada la cabeza de un hombre dentro de una hielera y el resto de su cuerpo repartido en al menos cuatro bolsas negras abandonadas a un costado de la puerta principal.

Cuatro personas murieron y dos más están heridas de gravedad, luego de que hombres armados irrumpieran la madrugada de jueves 28 en un funeral en Jaral del Progreso en Guanajuato. El ataque ocurrió mientras los asistentes rezaban un rosario por Jorge Luis Cigarroa, conocido como El Pájaro, quien fue asesinado el pasado 26 de julio.

Por negarse a pagar el «cobro de piso o protección» que ofrecen bandas criminales en Ciudad Juárez, tres funerarias fueron atacadas a tiros e incendiadas con combustible. La violencia por el cobro de piso se ha incrementado en esta frontera, ya que otros negocios como gasolineras, restaurantes y domicilios particulares también han sido atacadas.

La madrugada del viernes 29, una balacera dejó dos personas muertas y cuatro lesionadas en la colonia Ex Hipódromo de Peralvillo de la alcaldía Cuauhtémoc de la Ciudad de México. Los hechos se registraron en la esquina de Tamagno y Juventino Rosas, hasta donde llegaron al menos una decena de sujetos en dos motocicletas y dos automóviles y dispararon contra el grupo de personas que platicaba en la vía pública.

Cuatro personas muertas y cuatro heridas, es el saldo provisional de una emboscada ocurrida el sábado 30 en un camino rural del poblado de Hermenegildo Galeana, jurisdicción de Santiago Tilantongo, Oaxaca. De acuerdo con reportes policiacos las víctimas viajaban en una camioneta cuando fueron baleadas.

Media docena de sujetos provistos de armas de fuego, asesinaron a balazos al propietario del bar «Tóxica», Jesús Rivera Rojas, ubicado sobre la costera Miguel Alemán durante la madrugada del domingo.

Una niña de seis años de edad y dos hombres fueron asesinados por sujetos armados que entraron a su vivienda en la comunidad Santa Teresa, en la capital de Guanajuato. En el ataque, una joven de 20 años, identificada como Itzel, resultó herida y fue trasladada al hospital en estado grave. La SSC informó que vecinos reportaron el ataque al sistema de Emergencias, por lo que se activó un operativo policial.

Con 24 horas de diferencia, en puntos distintos de Culiacán, Sinaloa, dos jóvenes fueron asesinados. En el primer hecho, Alfredo «N» conducía un vehículo Audi con placas de Durango y fue acribillado con ráfagas de rifles automáticos, en el sector de Villa Universidad. En el segundo ataque, un hombre, aproximadamente de 30 años, fue encontrado sin vida en un camino de terracería que conduce a la comunidad de Ayune. El cuerpo presentaba varios impactos de arma de fuego.

Una intensa movilización se registró en el municipio de Guadalupe debido a la ejecución múltiple de cinco personas. Los hechos se registraron en un tejaban en la colonia Nuevo Milenio en el referido ayuntamiento.

Y ya para cerrar el mes, tres personas fueron asesinadas a balazos tras una riña en un palenque clandestino para peleas de gallos, en el municipio de Unión Hidalgo, zona del Istmo de Tehuantepec, Oaxaca.

La balacera ocurrió en la Calle Baldemar del Barrio “El pescador”, donde se realizaba la pelea de gallos. Según testigos, la riña comenzó por una desacuerdo entre dos grupos de galleros que participaban en el evento. Hasta el momento solo dos de las personas han sido identificadas. Kevin Solorza y Julio César Ulloa, ambos de 35 años. Los responsables escaparon a bordo de camionetas.

Más leido
Relacionados