InicioPortadaNacionalCONSPIRACIÓN VS CLAUDIA SHEINBAUM

CONSPIRACIÓN VS CLAUDIA SHEINBAUM

*Ultraderecha intenta constituir una ‘plataforma política semillera’

*Lanzar candidatos de un nuevo partido en elecciones intermedias

*Preparar para elecciones 2030-36 a Claudio X. González Guajardo

*Capitalizar apoyo de PRI, PAN, PRD, políticos, personajes y enemigos

Urbano Barrera/Corresponsalías Nacionales/La Opinión de México

Ciudad de México. – Ante el rotundo fracaso del PAN, PRI y PRD en las elecciones del pasado 2 de junio, la presidenta electa Claudia Sheinbaum Pardo enfrentará una ‘conspiración’ y a enemigos en bloque.

Sus opositores, se niegan a morir, alientan un proyecto en el que volcarán la poca energía que les queda para empezarán con la reacción desde su primer día de gobierno del nuevo sexenio 2024-2030.

Otra vez, el movimiento será encabezado y financiado por Claudio X. González, empresarios, grupos internacionales de ultraderecha, dirigentes y militantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Acción Nacional (PAN) y Revolución Democrática (PRD).

Claudio X González Laporte (Padre, ideólogo del sector empresarial) y sus adeptos pretenden crear un nuevo espacio y empezar una campaña, así como una ‘guerra sucia’ para atacar al segundo piso de la 4T que encabeza Sheinbaum Pardo.

La intención formar candidatos para las elecciones intermedias en 2027 y ganar espacios en todo el país.

Además, sumar figuras políticas como Luis Donaldo Colosio Rioja, Enrique Octavio de la Madrid Cordero y al propio Claudio X. González Guajardo acérrimo rival del presidente Andrés Manuel López Obrador.

El primer intento será formar una plataforma para generar candidatos y después, en un segundo escalón, crear un partido político alternativo opositor al Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) con personajes nuevos y con propuestas contundentes, pues Xóchitl Gálvez no pudo y falló.

La nueva plataforma, será una alternativa y se manejará fuera del Frente Amplio, el cual no se consolido por las diferencias ideológicas e intereses de partido.

Los integrantes del PRI, PAN y PRD que deseen podrán apoyar, pero sin etiquetas y colores de partidos para no retrogradar y fortalecer a MORENA.

En primera instancia, los alfiles y posibles candidatos serán, Claudio X. González Guajardo, el exministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), José Ramón Cossío y del extitular de Coparmex, Gustavo De Hoyos.

Sería algo similar a lo que hizo Joe Kennedy al postular a sus hijos John y Robert que ascendieron a los cargos más importantes de la política en Estados Unidos de América.

Desde luego, la presidenta Claudia Sheinbaum Pardo, deberá enfrentar la ‘conspiración’ y MORENA formar cuadros y candidatos para contrarrestar a los opositores y detractores del PRI, PAN, PRD y hasta de MORENA.

CLAUDIO X. GONZÁLEZ, LA INVOLUCIÓN

El empresario Claudio X. González Guajardo, quien se convirtió en el principal adversario del presidente Andrés Manuel López Obrador, se concibe como un demócrata liberal y de centro progresista.

En su perfil de Twitter se describe como un ciudadano que trabaja por los derechos y “la dignidad de cada persona”.

El enojo de la familia González, proviene en parte, porque como dueños de Kimberly Clark de México (fabricantes de artículos de celulosa y papel) en 2021 fueron sancionados por la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece).

Ello, al coludirse con las compañías Essity Higiene y Salud México, y Productos Internacionales Mabe. A esto se le llamó el ‘Cártel del Pañal’, pues las empresas se aliaron para vender los artículos a sobreprecio entre 2011 y 2014.

Claudio X. González hijo, estudió en la Escuela Libre de Derecho, donde fue compañero del expresidente Felipe Calderón y de Margarita Zavala. Además, es doctor en Derecho y Relaciones Internacionales por la Universidad Tufts, una escuela privada de Boston, Estados Unidos, considerada una de las cinco más costosas de ese país.

El empresario se lanza a la política en 1988, al participar en la campaña presidencial de ese año. También lo hizo en las campañas de 1994 y 2000.

Ocupó cargos públicos en la presidencia de la República y en las secretarías de Agricultura y del Trabajo. Fue presidente de Fundación Televisa y de la Unión de Empresarios para la Tecnología en la Educación.

Claudio hijo se ha dedicado a la creación de organizaciones civiles. Ha sido cofundador del programa Bécalos, de la organización civil Mexicanos Primero, que defiende el derecho a la educación de calidad, y de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), una asociación de periodismo y litigio que participó en la documentación de casos de corrupción, como el manejo de Elba Esther Gordillo y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE); el caso Odebrecht y la ‘Estafa Maestra’.

Es cofundador y presidente del Despacho de Investigación y Litigio Estratégico, asociación que ha impulsado juicios de amparo contra de acciones gubernamentales desde el sexenio del priista Enrique Peña Nieto.

The New York Times publicó que Claudio X. González Guajardo fue uno de los afectados por el intento de espionaje con el software Pegasus durante el gobierno de Peña Nieto.

Ha sido señalado por medios nacionales de supuestamente hacer malos manejos de dinero con las donaciones que recibe del extranjero para sus organizaciones y declarar menos al Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Al arribo Andrés Manuel López Obrador a la presidencia en 2018, Claudio X. González se convirtió en el enemigo más visible de la llamada Cuarta Transformación. Sobre todo, desde que en 2020 fundó la organización político-electoral “Sí por México”, que buscaba competir en las elecciones presidenciales de 2024 con un candidato de oposición y por organizar las marchas de defensa del Instituto Nacional Electoral (INE).

Claudio X. González, en diversas ocasiones ha sido señalado por el presidente López Obrador mover a políticos opositores y corruptos, de operar para Carlos Salinas de Gortari, el expresidente de México, y lo ha llamado “cínico” y “cretino”.

Entre el 27 de junio al 4 de julio de 2023, el presidente lo ha llamado “traficante de influencias”, “gerente del bloque conservador”, “opositor a la transformación”, “el gran elector”, “el jefe” de la mafia, entre otros…

xr:d:DAFegf5649g:1944,j:6720913180111301209,t:24012521

CLAUDIO X. GONZALEZ, UN ‘FACHO’

La ideología de Claudio padre e hijo están plena y públicamente definidas. Son dos empresarios capitalistas enemigos de la clase trabajadora y del Estado de Bienestar.

Se han negado a incrementar los salarios de sus trabajadores y posibilitar una vida digna. Simpatizan con los despidos masivos de personal, se opusieron a la nacionalización de la banca y auspiciaron la política neoliberal con los presidentes José López Portillo, Miguel de la Madrid y Carlos Salinas de Gortari.

Están detrás de las campañas de “propaganda negra” contra la 4T, desvían recursos internacionales y protegen vía amparo los intereses de empresarios y funcionarios privilegiado.

En el sexenio de Carlos Salinas de Gortari apoyaron la desnacionalización de la banca, la desincorporación de sectores estratégicos y empresas públicas y negociaron en el marco del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

CLAUDIOS DETRACTORES CON PEÑA NIETO

Claudio X. González, hijo, contribuyó a revelar la corrupción en el gobierno de Enrique Peña Nieto y a alimentar el discurso contra el peculado, que propició la elección de 2018, cuando unos 15 millones de personas que nunca habían votado por López Obrador, le entregaron su respaldo y la Presidencia.

Afectados sus interese y al no recibir los favores del gobierno Claudio X., fundó su primera ONG, ‘Mexicanos Primero’, con un énfasis en la educación. Quería ser el ideólogo del nuevo modelo educativo, que lo llevó a enfrentarse con la entonces líder magisterial, Elba Esther Gordillo.

El vicepresidente de ‘Mexicanos Primero’ era Alejandro Ramírez, a quien prácticamente su familia regresó de urgencia de Harvard para que se hiciera cargo de Cinépolis.

Desde ‘Mexicanos Primero’ se cocinó un documental contra Gordillo y el sindicato de maestros, ‘De panzazo’, que fue presentado en el Festival Internacional de Cine de Morelia, controlado por Ramírez.

El documental fue un ataque directo a Gordillo, que lo acusó de querer debilitar la educación pública con fines particulares. La maestra ganó la partida.

Se fue primero Vázquez Mota que ella, y Claudio X. perdió esa batalla, pero insistió en ganar la guerra al siguiente sexenio, peleándose en el inicio del gobierno de Peña Nieto con su jefe de Oficina, Aurelio Nuño, al querer imponer su modelo educativo, claramente conservador.

No logró influir en él, ni en el gobierno de Peña Nieto. Entonces buscó otra vía. Claudio X. habló con varios empresarios –cuyos nombres siguen siendo secretos– y recibió financiamiento para que en 2015 fundara ‘Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad’ (MCCI).

Esta ONG fue construida con cinco brazos. El más visible es el de periodismo de investigación, que apuntala al análisis y denuncia de la corrupción en busca de una rendición de cuentas, que daba pie a que otro de sus brazos, el más efectivo quizá, litigar amparos en tribunales.

MCCI fue un fusil sobre el corazón del gobierno de Peña Nieto. En una conferencia magistral en enero de 2017 en la Universidad Iberoamericana, Claudio X. dijo que de existir un “salón de la infamia” de la corrupción nacional, el entonces presidente, varios de sus colaboradores, gobernadores y exgobernadores, deberían encabezar “el top ten”. Sus palabras se hicieron públicas, luego de que fueron reproducidas en el periódico oficial de la Ibero, que motivó presiones sobre él y más de tres auditorías contra su familia.

En aquel entonces, funcionarios del gobierno peñista decían que sus motivaciones eran mucho más profundas y menos nobles de lo que reflejaban. Claudio X. no era el único de su familia que irritaba en Los Pinos.

Su padre, Claudio X. González Laporte, había sido frenado por Nuño al iniciar el sexenio porque quería mangonear en Los Pinos, como había sido su costumbre en el pasado. Las consecuencias, deliberadamente o no, llegaron por la vía de MCCI, y le pasaron una factura muy costosa a Peña Nieto, cuyo gobierno quedó machado como podrido por la corrupción y el amiguismo.

En octubre de 2020, junto con el expresidente de la Coparmex, Gustavo de Hoyos, fundó la organización ‘Sí por México’, que decía buscar una agenda ciudadana para sacar del poder a Morena en 2024. En lugar de eso, formó con el PAN, PRI y PRD ‘Va por México’.

Desde el principio, Claudio X., se convirtió en su articulador, en el estratega y en arquitecto de la agenda. Nunca se reconoció públicamente su liderazgo gerencial, pero en los hechos así era. Les decía qué hacer y cómo hacerle, y aunque había reticencias en la oposición, al final hacían lo que les indicaba.

Su ambición, protagonismo y autoritarismo comenzaron a desgastar el liderazgo forzado que había asumido, y empezó a perder poder, mientras que las cabezas de la oposición y él mismo comenzaron a ver su futuro después del 2024.

Así, la doctora Claudia Sheinbaum, desde el primer día de gobierno será atacada por sus opositores. Estos empezarán una campaña donde invertirán fuertes capitales y comprarán conciencias de actores políticos, intelectuales y comunicadores nacionales y extranjeros.  En síntesis, la ‘conspiración’ ya inició y en breve habrá muestras claras.

Más leído
HOY ESCRIBE
Relacionados