InicioPortadaNacionalCRIMEN ORGANIZADO ESPÍA MILITARES CON ‘GPS’

CRIMEN ORGANIZADO ESPÍA MILITARES CON ‘GPS’

*Descubren dispositivos adheridos a vehículos de altos mandos militares

*Puntos críticos: Sinaloa, Chihuahua, Baja California, Tamaulipas y Jalisco

*“GPS intrusos” graban y transmiten coordenadas e información audio-video

Urbano Barrera/Corresponsalías Nacionales/Grupo Sol Corporativo

Ciudad de México. – El crimen organizado espía y conoce cada uno de los movimientos de los altos mandos del Ejército, Marina y Fuerza Aérea en el país.

La contrainteligencia criminal se da el lujo de colocar Geolocalización (GPS) satelitales “intrusos” en vehículo y grabar audio-video en posiciones militares, revela Inteligencia Militar en documentos que conoce Grupo Sol Corporativo.

Con ello –además de las filtraciones y seguimientos– saben cuáles son los movimientos de los mandos y los desplazamientos de columnas en sus áreas de influencia.

Personal de la Tercera Brigada de Policía Militar, asentados en los estados Durango y Sinaloa, alertaron a los mandos superiores en la Ciudad de México sobre esta forma de espionaje.

En la comunicación urgente (S-2/ 3621) de la Sección Segunda Inteligencia Militar se notifica a los generales Antonio Rosales Flores y Orestes Pereyra sobre “hallazgos relevantes”.

También se copia información a las comandancias de Ahome, Choix, Guasave, Mazatlán, Sinaloa, así como la de Durango y otras entidades bastiones de cárteles de la droga para extremar precauciones.

Los expertos en tecnología del crimen organizado aprovechan las bondades de los satélites y drones, y no se limitan a infiltrar personas.

OJOS Y OÍDOS EN TODAS PARTES

La Sección Segunda (Inteligencia Militar) en una revista no programada a vehículos de oficiales de altos mandos de la Tercera Brigada de Policía Militar (Sinaloa-Durango) reportó:

“…en dos Mandos Territoriales se han presentado eventos considerables que vulneran la seguridad del personal, información y actividades de esta Secretaría de Estado (Sedena)”.

Ello, “…al haberse detectado dispositivos de geolocalización GPS, los cuales cuentan con un imán para fijar en el chasis del vehículo”. Tan pronto se comprobó la forma rudimentaria, pero extrema de espionaje, se recomendó implementar acciones urgentes.

El objetivo: detectar oportunamente todo tipo de dispositivos transmisores intrusos y garantizar la seguridad del personal militar.

ACCIONES URGENTES

Tan pronto se vieron vulnerados los vehículos militares y la seguridad en instalaciones castrenses se dispuso a extremar las medidas preventivas y de contacto con civiles.

De entrada, se hizo obligatorio, en forma permanente, el pase revista de instalaciones en especial en las áreas donde pueden ocultar sistemas de grabaciones de voz y datos.

Se ordenó que en las puertas se deberá establecer libretas de control de acceso, en las cuales el personal de visitantes –ya sea civil o militar– registre la actividad que realiza dentro del campo militar: su empleo, tipo de identificación que acredita su persona, hora de entrada y salida, nombre de la persona a quien visita, así como el motivo de la visita.

Además, el personal que desempeña el servicio de seguridad en las puertas de acceso deberá pasar revista de mochilas, maletas, cajuelas, así como la revisión de chasis de los vehículos del personal militar y vehículos oficiales mediante espejos convexos, con la finalidad de detectar dispositivos de geolocalización GPS.

Llevar a cabo en forma periódica pláticas en las que se haga referencia los incidentes que se han presentado y sus consecuencias legales para el personal militar involucrado.

También, con apoyo del personal de contrainteligencia, se realicen rondines de manera sorpresivas en los estacionamientos de las instalaciones militares para revisar los vehículos oficiales y particulares, con el propósito de detectar dispositivos de geolocalización (GPS) que vulneran las medidas de contrainteligencia.

Los mandos militares expresan que es necesario difundir al personal de la dependencia lo ocurrido, con el objeto de evitar que se sigan presentando ese tipo de situaciones que ponen en riesgo la seguridad del personal militar y las instalaciones, así como de las operaciones militares.

ESPIONAJE EN TODOS LOS NIVELES

El espionaje –dígase de criminales organizados, grupos políticos o personajes “oscuros”– ha llegado a los más altos niveles en México y no ha escapado nadie.

El presidente Andrés Manuel López Obrador reveló que encontró una cámara sofisticada dentro de una de las salas de Palacio Nacional.

Pese a que minimizó el hecho, las instalaciones vigiladas por el Ejército Mexicano y la Marina fueron vulneradas.

“Hace unos días, en una de las salas donde hay reuniones de grupo aquí, en Palacio, se encontró una cámara sofisticada que nos estaba grabando. No hay nada que puedan utilizar en contra nuestra”, indicó el mandatario en una de sus conferencias matutinas.

EMPRESARIOS Y PROPIETARIOS EN LA LISTA

Apenas el pasado 25 de octubre, el huracán ‘Otis’ azotó las costas del estado de Guerrero y devastó el puerto de Acapulco, en donde tienen propiedades miles de personas acaudaladas.

Lo grave del asunto –de acuerdo con reportes de la Fiscalía General de Justicia de Guerrero (FGJEG) y la Guardia Nacional (GN)– es que los propietarios en más de 50 por ciento no han querido acudir con las autoridades para pedir apoyo o hacer trámites.

Los propietarios se han enfrentado a ‘espionaje’ del crimen organizado y ya les impusieron una cuota –derecho de piso– de acuerdo con el valor de su propiedad.

Tanto el gobierno local como federal ya conocen el hecho y empezaron investigaciones, aunque nada han hecho para actuar contra las diversas organizaciones del crimen organizado que se disputan Acapulco.

Los operadores del crimen organizado han dicho que este dinero servirá para soportar la crisis en la entidad durante la reconstrucción y porque no han podido colocar las remesas de droga, como lo hacían ante de ‘Otis’.

En este momento, el espionaje está a su máximo nivel y que, antes del 2 de julio en que se desarrollarán las elecciones, en el país se vivirán escándalos y revelaciones extraordinarias, establecen los expertos en inteligencia del gobierno federal.

Más leído
HOY ESCRIBE
Relacionados