DESAFÍO

RAFAEL LORET DE MOLA / LA OPINIÓN DE MÉXICO

*Rectificación Urgente

*Defensa de los Ricos

¡Caramba! Andrés Manuel, a un mes de su segundo aniversario en la Primera Magistratura, niega sus antiguas banderas sociales, mismas que le llevaron a donde está, para manejar una amorfa condición de continuador detrás de bambalinas de la mano del neoleonés y ex foxista Alfonso Romo Garza, empresario agroindustrial que ahora se presenta como miembro de MORENA y jefe de asesores de la Presidencia, cargo que desempeñó, bajo el salinato sanguinario, el siniestro Joseph-Marie Córdova Montoya. Qué revolcón.

En unos cuantos días de noviembre de 2018, de facto convertido entonces en el supremo poder –contradiciendo con ello la autonomía del Legislativo y el Judicial-, envió una iniciativa para convocar a una asamblea para asegurar una “constitución moral” con escasa información sobre la misma salvo a hipótesis de que buscará enmendar algunas viejas desviaciones históricas a favor de la derecha aunque él anuncia un cúmulo de medidas francamente contradictorias y muy alejadas de sus presupuestos ideológicos de origen. Veamos.

1.- El empeño puesto en una nueva iniciativa de ley para la seguridad pública dista mucho de su deseo de cambio. Es, palabras más o menos, lo mismo que propusieron Calderón y Peña, los execrables y el segundo sin partido, en la hora negra de la mayor corrupción de nuestra historia: a la gendarmería de Peña que no sirvió para nada, le llamamos ahora guardia nacional con elementos reclutados en la policía federal. Y el ejército se mantiene en la calle sin preocuparse por las tesis jurídicas que designan como inconstitucional el nuevo ordenamiento.

2.- Durante largos años, Andrés exhibió a la mafia del poder, con razón, y la centró en instituciones privadas como las televisoras, los bancos y los empresarios rapaces aunque siempre mantuvo vínculos con personajes como Carlos Slim Helú y su gran amigo el español Felipe González Márquez, expresidente de su país. A los demás no les tuvo consideración e incluso se cansó de insultarlos, igual que a sus colaboradores cercanos, en cuanto tenía oportunidad. Ahora, Salinas Pliego, Bernardo Gómez, Hank Rhon, lo que queda de Vázquez Raña y hasta Miguel Alemán Magnani, nieto del mandatario más ladrón antes de la llegada de enrique peña, formarán un consejo especial, sin funciones específicas, para asesorar al próximo presidente.

3.- A los constructores del aeropuerto cancelado en Texcoco les extendió concesiones para realizar y explotar el de Santa Lucía lo que tira por la borda la idea de que la consulta efímera no fue contra la corrupción sino para modificar el rumbo de esta hacia otras latitudes en donde obtendrán ganancias similares o mayores. Un golpe al hígado de cuantos creyeron en la bondad del segundo proyecto con los altos militares en calidad de constructores.

4.- Porque si de combatir a la corrupción se trata, ¿qué hace Bartlett en la CFE, pese a las claras denuncias por su execrable corrupción? ¿Y los zedillistas Esteban Moctezuma, Olga Sánchez Cordero, Alfonso Durazo Montaño, Marcelo Ebrard Casaubón y hasta el general Luis Cresencio Sandoval González? Todos tienen una historia en común y solo falta que el expresidente Ernesto tome parte de una nueva cruzada contra el hambre… desde el punto de vista institucional.

Andrés ya no puede volver a sus orígenes. Y va perdiendo, por los consejos de Romo el encantador de serpientes, el liderazgo popular que tardó en construir un cuarto de siglo. Así lo señalará la historia: el bravucón aspirante a dictador que solo riñó con los periódicos y sus críticos, cada día que no tenía nada que informar en sus eternas mañaneras.

La Anécdota

Desde siempre, cuantas veces pudimos hablar hasta el 2006 cuando caí de su gracia, Andrés insistía en la urgencia de redimir a los pobres para así dar un primer golpe contra el narcotráfico. Los empresarios le respondieron, perversos y ufanos, que tal era satanizar a la miseria de tantos asegurando que en ella se engendraba la delincuencia. Esta fue la postura venal, cínica diríamos, de los dueños del dinero que siempre cuidan sus intereses por encima de los de la nación en su conjunto. Diríamos que son depravados políticos.

Hoy se les redime sin que jamás fueran castigados, incluyendo al nieto del expresidente Alemán, conocido por sus latrocinios inmensos y sus alianzas peores como la que dio paso al monopolio entonces de la televisión bajo los auspicios de Emilio Azcárraga Vidaurreta, abuelo del ahora “retirado” Azcárraga Jean quien dejó a Bernardo Gómez, su gran aliado desde jóvenes, la responsabilidad de “integrarse” a los asesores de Andrés al lado de Ricardo Salinas, su competidor de TV Azteca. Putrefacción máxima.

Por ahora el marcador ya va como 5-0 a favor de los empresarios y en contra de las doctrinas sociales que fueron las banderas del presidente en funciones.

Más leído
HOY ESCRIBE
Relacionados