DESAFÍO

Rafael Loret de Mola / La Opinión de México

*Covid-Corrupto 18-24

*Cuáles son los Daños

– – – – – – – – – – –

El farsante que tiene derecho a usar la banda tricolor y se adjudicó otro para poder vivir en Palacio Nacional sin más autorización que su propio capricho, ha dicho, para atacar a un periódico –Reforma, en concreto-, que los periodistas, los críticos sobre todo, deberíamos acudir a prestar nuestros servicios para coadyuva con doctoras, médicos y enfermeras (os) que están haciendo esfuerzos notables. ¿Y los demás? ¿Deben o no sumarse a la cruzada salvadora los abogados, arquitectos, ingenieros, filósofos y sobre todo economistas y políticos? Las recetas las aplica Andrés como le conviene y para quien él desearía ver tendido y a sus pies.

Debe ser molesto, muy molesto para él y para su adalid Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud en funciones presidenciales –sin duda sería designado como interino en el odioso caso de que el coronavirus dejara sin aliento, lo que no es deseable, al jefe del Ejecutivo-, tener el contrapeso de la información independiente, no de la convenientemente acicalada con los fondos de publicidad como en los casos de las televisoras, exhibiendo sus engaños y estadísticas falsas, medidas, irritantes.

Fíjense, en un estudio de científicos de la UNAM, se calculó, en los primeros días de este mes, que el número de infectados no coincidía con lo referido por el mal gobierno, en ese momento 24 mil 905 infectados –hace una semana-, con dos mil 271 fallecimientos. Y dio otras cifras que coinciden con la percepción general: cuando menos existen más de 200 mil contagiados cuyos males se ocultan enviando a los enfermos a su casa, sobre todo a los mayores de sesenta años, para no registrarlos en las gráficas ascendentes que muestra apenas un leve despegue cada día. Es, a todas luces, lamentable.

El juego de Andrés es por intentar revertir su caída en los porcentajes de popularidad, contratando encuestas que le cantan al oído, como las sirenas encantadoras, acerca de sus números de aprobación: nada menos, el 68 por ciento. De carcajada, tomando en cuenta no solo otros sondeos de opinión en donde se plantea una caída en picada con 47.8 por ciento, la mejor, y 39 por ciento la de más baja altura. Cada quien cree lo que mejor considere pero no puede negarse lo que se observa a la mano, aun durante el confinamiento, y se reciben opiniones de personas de todos los niveles sociales absolutamente negativas sobre la actuación del farsante y su resistencia, siquiera, a enaltecer su proclama central contra la corrupción.

¿Acaso Bartlett y su compañera, Julia Abdala, además del hijo del primero León Manuel, son sólo floreros en el salón más oscuro de Palacio? ¿Allí los colocó Beatriz Gutiérrez Müller, la mujer más influyente en los últimos cincuenta años? ¿Y qué decir de los zedillistas incrustados allí mismo, Moctezuma, Olga Sánchez Cordero, Jiménez Espiriú y otro más? Menor ni siquiera hablamos de la antigua mafia del poder corregida y aumentada bajo las suelas de López Obrador con los mismos protagonistas. Una vez más, farsante.

Y bajo la parodia transcurre la pandemia y nos acerca a la peor crisis económica que pueda proyectarse. ¿Y qué hace el gobierno? Divagar, como lo ha hecho siempre Andrés, tratando de ganar relevancia en las mañaneras.

La Anécdota

Bueno, estas líneas no son propias para pusilánimes ni para quienes pierden el pulso con cualquier hecho que no sea optimista.

E doctor José Antonio Ceballos Rivas, uno de los espíritus más decentes que he conocido en mi vida y con exquisita sensibilidad, refiere en una columna cómo se sufre el coronavirus:

“El virus que no sólo infecta y destruye los pulmones sino que, cuando pierde su batalla de acabar directamente con nuestra respiración, se da la vuelta y la ataca consiguiendo que la sangre se coagule y no pueda llegar el oxígeno a los órganos y, aún más, en algunos casos, lesionando directamente los centros nerviosos del control respiratorios…

Este virus, para acabar pronto, es un maldito”.

Pero Andrés ya dijo que lo ha domado. Una pelea entre iguales.

Más leído
HOY ESCRIBE
Relacionados