InicioHoy EscribeDesafío: Los adoradores / Unión americana

Desafío: Los adoradores / Unión americana

Por Rafael Loret de Mola

Los adoradores e incondicionales del todavía titular del Ejecutivo, una plaga que por desgracia se extiende alrededor del Palacio Nacional y no por el país aunque parezca lo contrario por las triquiñuelas electorales -buen futuro tiene la marioneta “electa”-, aseveran sin rigor alguno que quienes apuntamos hacia las recurrentes intervenciones de los funcionarios federales en los comicios del 2 de junio pasado, a favor de su prieta linda –Morena le dicen-, estamos “ardidos” por la victoria obtenida por los llamados amlovers en gubernaturas que nunca habían ganado.

Nada más lejano a la realidad. Nuestra tarea es, precisamente, ser testigos de lo cotidiano y de la perspectiva pasada, presente y futura con una visión objetiva y JAMÁS subordinada al poder público porque, de lo contrario, perderíamos esencia y objetivo: servir siempre como contrapeso a los abusos oficiales. Y más en un país en donde la oposición flácida y vulnerable es señalada como “traidora a la patria” nada menos, un delito que en el código militar es sentenciado con la muerte… no así en entre los civiles.

Pero, por desgracia, para AMLO no existen límites: “no me salgan conque la ley es la ley” abrevó un día para confirmar su apego a la autocracia y la evidente caída del Estado de derecho, confirmándose así su postura sumisa ante el crimen organizado –quienes forman parte de bandas y cárteles son seres humanos, no así los conservadores ni los críticos ni los legisladores opositores reacios a aprobar sus reformas absurdas, como la energética y la próxima electoral dispuesta para finiquitar al INE-, y radicalizando a la sociedad mexicana, infamando a quienes disienten y protegiendo a los ladinos, arrastrados y lambiscones.

¿Y se sorprenden por el creciente aturdimiento del 2 de junio con solo la participación del sesenta por ciento de los empadronados cumpliendo su derecho a sufragar -nosotros vimos y atestiguamos que fueron mucho más-? Es natural: quienes están acostumbrados a los cantos de sirena no pueden entender que el rencor y las afrentas cobran factura a un régimen que se ha salido de cauce hasta el colmo de alinearse con las dictaduras más brutales de América Latina, entre ellas las de Cuba, Nicaragua y Venezuela.

¿Acaso los intereses de México no están por encima de las simpatías torpes? Como no es así, AMLO no asistió a la Cumbre de las Américas y dejó entonces al Canciller Marcelo Ebrard la tímida posición del gobierno mexicano para construir un diálogo bilateral, en julio de 2022, con el estadounidense Joe Biden, para construir con él –dijo- una nueva unión americana, esto es integrando a todos, incluso a los dictadores, en un mismo plano, sean o no democráticos los estados convocados. El absurdo salta a la vista. ¿Quiénes gobernarían en un ejercicio tan dispar y con la mayor potencia universal por encima? Me parece que la pregunta sobra, pero aun así la formulo.

Por desgracia, los ignorantes, tontos, pusilánimes y mercenarios de la política, como siempre, presentarán sus argumentos en contra de cualquier intento democratizador; esto es a través de insultos, ofensas y ausencia de argumentos para un debate medianamente serio. No tienen otro recurso y es en este punto en donde, tarde o temprano, serán derrotados. Estos sí son los traidores a la lógica elemental y a México. De allí el silencio de muchos ante el artero ataque cibernético del domingo 2.

Pobre de AMLO, tan lejos de la realidad y ya tan cerca de su finiquito político, físico y moral. Tres meses y medio.

       La Anécdota  

Es curioso que Andrés, quien duerme en Palacio Nacional según dice –por la tarde y noche agregamos-, cansado y fastidiado por la creciente ola de señalamientos en su contra –en esto el porcentaje es mayor a favor de la ciudadanía que las maniqueas encuestas sobre la popularidad del perentorio jefe del Estado-, se atreva a mencionar la posibilidad de crear una nueva unión americana.

¿Les suena Estados Unidos de América? Tal es la designación para EE. UU. a la que no pocos incultos, sobre todo en Europa y en el propio vecino del norte, conocen simplemente como América. Para ellos la propuesta del mandante mexicano es como formalizar la anexión territorial de las naciones del sur del Bravo a las potencias del norte. Un disparate que solo puede concebirse a través de una mente enferma de soberbia, vulnerable por cuanto pretende intervenir en el destino de otras naciones y absolutamente inocua.

¿A eso fue López IV a Washington cuando todavía no terminan los estertores de la invasión rusa a Ucrania? Solo falta que, como Clinton, se fumen Biden y López un habano recién trabajado en Cuba… pero sin Mónica Lewinsky de por medio. Ya no tienen edad para eso: ¡las becarias están a salvo!

Más leído
HOY ESCRIBE
Relacionados