DESDE LA BARRERA

ABRIL ALETIA RODRÍGUEZ MOLINA / LA OPINIÓN DE MÉXICO

Todavía hay “Estafa Maestra” para rato

Que cerca de 702 millones de pesos, desviados a través de la llamada ‘Estafa Maestra’, habrían sido utilizados para financiar la promoción del ex secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong rumbo a la elección de 2018, reveló Emilio Zebadúa a la Fiscalía General de la República en calidad de testigo protegido.

De acuerdo con Reforma, el ex oficial Mayor de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) declaró que el dinero fue resultado de los contratos realizados con el Sistema Quintanarroense de Comunicación Social y la televisora de Hermosillo, entre otras instituciones educativas de Sonora y Quintana Roo.

Además, en su declaración ministerial hecha el pasado 19 de octubre, el ex funcionario detalló que dichos recursos también se inyectaron a la campaña por la gubernatura del Estado de México, que ganó Alfredo del Mazo en 2017, y para promocionar la imagen del expresidente Enrique Peña Nieto y su ex jefa Rosario Robles, actualmente presa en el penal de Santa Martha Acatitla por presunto ejercicio indebido de sus funciones.

Zebadúa González dijo que al menos seis veces se recibieron y resguardaron “fuertes cantidades de dinero en efectivo” en las oficinas de Robles (a finales de 2016 y mediados de 2017), que poco después fueron enviadas a distintos puntos del Estado de México con el objetivo de efectuar “la compra de votos” durante la citada campaña electoral.

Afirmó que fue él mismo quien hizo entrega de los recursos a empresas subcontratadas por el publicista Juan Carlos Limón, director de consultoría y estrategia política de ByPower, firma que presuntamente se hizo cargo de las tres campañas (de Peña Nieto, Robles y del Mazo).

Entonces, volvió a asomarse, para tratar de desmentir señalamientos en su contra, es el ex-gobernador Miguel Ángel Osorio Chong, pues este fin de semana publicó un escrito en el que rechaza las acusaciones del ex-oficial mayor de las secretarías de Desarrollo Social y de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, SEDESOL y SEDATU, Emilio Zebadúa González, brazo derecho de Rosario Robles Berlanga, ejecutor y experto en la transa que ahora busca salvarse de la cárcel.

Emilio Zebadúa no es ni de lejos una persona inocente, es un delincuente confeso dispuesto a dar información detallada de sus delitos para así alcanzar un Criterio de Oportunidad y evitar el tener que pudrirse en una prisión; Y como parte de ese esfuerzo señala que al menos 702 millones de pesos saqueados del erario como parte de la Estafa Maestra, fueron utilizados para financiar la campaña electoral del PRI para la gubernatura del Estado de México y la promoción de Miguel Ángel Osorio hacia la elección presidencial del 2018.

Osorio Chong no solo niega el haber participado o estar involucrado en los asuntos que refiere Zebadúa, sino que además afirma que jamás hizo precampaña hacia la presidencia, aunque, sí buscó ser el sucesor de Enrique Peña Nieto… Lo que sí está muy claro es que el ex-secretario de Gobernación seguirá librando acusaciones; la reciente exoneración y liberación del general Salvador Cienfuegos Zepeda, solo confirmó niveles “nuevos” en el Gobierno.

Paralelamente, en el terreno electoral, ya se empieza a valorar cuáles serán los distritos federales en los que PRI, PAN y PRD participarán de manera conjunta en el 2021, pues en el proyecto de “Sí por México” se contempla que la alianza opositora se dará en varios distritos y en el resto se irán por la libre cada quien con sus candidatos.

Sin embargo, hay algunos que se consideran estratégicos para quitarle a MORENA la mayoría en San Lázaro, lo que no será muy difícil cuando el próximo año se empiecen a notar los efectos que en contra de la salud, seguridad pública, la educación, el deporte y desarrollo nacional, provocará el presupuesto de egresos de la federación aprobado por los morenistas.

 

Más leído
HOY ESCRIBE
Relacionados