InicioPortadaNacionalEL AIFA, EL ELEFANTE BLANCO DE LA 4T…

EL AIFA, EL ELEFANTE BLANCO DE LA 4T…

*El Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) reporta dados de alta a 1,466 empleados en su nómina; mientras que el reporte del tráfico aéreo con corte a diciembre del 2023 estima un flujo promedio de ocho mil pasajeros por día

*Hay un empleado aeroportuario para cada cinco pasajeros que viajan por la antigua base militar de Santa Lucía, cuya inversión de 115 mil millones de pesos apenas sirve para trasladar a ocho mil pasajeros. La meta para este 2024 es subirla apenas a 16 mil

*Los sueldos de los altos funcionarios del AIFA superan los 130 mil pesos al mes. Auxiliares administrativos y bomberos aéreos son los que menos ganan

*El Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), Benito Juárez, el de Cancún, Quintana Roo, el de Guadalajara y Tijuana son los que más mueven pasajeros en el país

Noé Zavaleta/Corresponsalías Nacionales/Grupo Sol Corporativo

Ciudad de México. – Tuvieron que pasar 15 meses desde su inauguración, para que el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), ubicado entre Santa Lucía y Zumpango en el Estado de México, subiera su traslado diario de pasajeros apenas a ocho mil personas. Apenas, 120 vuelos diarios, con un promedio de 66 pasajeros en cada vuelo comercial.

En contraste, la Plataforma Nacional de Transparencia reporta que el sujeto obligado AIFA S.A de C.V. paga la nómina mensual de 1,466 empleados al mes. Resultando una inversión poco atractiva, para un inmueble cuya inversión inicial fue de 75 mil millones de pesos y, luego, entre equipamiento, obras adicionales y el tren suburbano –el cual aún no funciona– costará, hasta ahora, 115 mil millones de pesos.

En el corte del segundo semestre del 2023, la Agencia Federal de Aviación Civil reportó en su último día de agosto un traslado de apenas 1,610 pasajeros en promedio por día.

El AIFA es el tercer aeropuerto que opera en Ciudad de México y cercanías, detrás del AICM y la Terminal 2. El de Santa Lucía es una de las obras cumbre anunciadas por el actual Gobierno Federal. Sin embargo, el traslado de pasajeros ha sido raquítico. Incluso Aeroméxico y Viva Aerobus han reportado salidas hacia otros puntos nacionales con menos de 13 pasajeros. El traslado de 66 pasajeros, tras quince meses de operación, ya se puede enunciar como un logro.

Aeroméxico, Volaris y Viva Aerobus fueron obligados a desincorporar vuelos comerciales de la terminal 1 y 2 de la Ciudad de México y trasladarlos al AIFA, con todo y la reticencia, las aerolíneas cedieron al capricho gubernamental, a costa de tener que bajar los precios de sus boletos comerciales.

El principal punto de queja de los usuarios que se resisten a utilizar el AIFA es la distancia de la capital del país al aeropuerto, así como las restricciones para poder salir en taxis de aplicación (Uber, Didi, etcétera) o poder tomar transporte público en dicha terminal área.

En septiembre pasado, Viva Aerobus anunció que ya tenía en operación siete destinos nacionales: Tijuana, Cancún, Acapulco, Guadalajara, Monterrey, Puerto Escondido y Oaxaca.

El único vuelo internacional que esta aerolínea ofrece al extranjero saliendo del AIFA es a La Habana, Cuba, el cual apenas entró en operaciones en octubre pasado.

Aeroméxico, la otra aerolínea que ha arriesgado a otorgar salidas desde el AIFA, tiene como destinos nacionales: Mérida, Cancún, Puerto Vallarta, Acapulco, Monterrey, Oaxaca, Veracruz y Guadalajara.

Volaris apenas entró en operaciones en el AIFA el pasado 27 de octubre, solo con dos destinos en el caribe y en la frontera del país: Cancún y Tijuana.

Desde el 15 de agosto pasado, Aeroméxico decidió suspender la ruta AIFA-Villa Hermosa, por su escasa afluencia de pasajeros.

Mexicana de Aviación –una aerolínea propiedad del gobierno federal– es la única que, pese a las evidentes pérdidas que esto genera, ha cedido a realizar vuelos comerciales, aunque sólo vayan uno, dos o tres pasajeros.

La única ruta que ha resultado rentable desde el AIFA es la que va hacia Cancún. Una ruta similar, que va condenada al fracaso, es la de Tulum-AIFA y viceversa, pues varios vuelos fueron cancelados, incluso en diciembre pasado por la falta de una cantidad prudente de pasajeros –el 30 por ciento de la ocupación de un avión de 150 plazas– en vuelos comerciales.

SALARIOS POR LOS CIELOS

En el AIFA lo que sí “despega” seguido son los sueldos de los funcionarios de esta terminal área; por ejemplo, el Subdirector General Operativo, Lázaro Morales Bello, tiene una percepción mensual bruta de 137 mil 243 pesos. El Director Comercial y de Servicios, Oscar Martínez Muciño, tiene una dieta mensual de 125 mil 628 pesos.

Mientras que el Director de Operación, Anuar Arturo Aude Cano, está dado de alta con una nómina de 125 mil 628 pesos; misma percepción salarial del Director de Planeación Estratégica, Fernando Miranda Navarro.

El titular del Órgano Interno de Control, Arturo González García, aparece, de acuerdo con la Plataforma Nacional de Transparencia, con un salario de 125 mil 628 pesos. Misma dieta mensual del Director Jurídico, Rodolfo Félix Lugo.

En contraste, quien se apega un poco a la austeridad republicana es el Director General del AIFA, Isidoro Pastor Román, con una dieta mensual de 72 mil 600 pesos. Este último, tal vez por su vocación castrense, y por haber trabajado cerca del presidente Andrés Manuel López Obrador es que su dieta salarial no es tan ostentosa.

Los categoría “M-33”, como el Subdirector de Seguimiento y Control, Héctor Reyes Vega; el Subdirector de Servicios Aeroportuarios y Complementarios, Lidia Zarate Rodríguez; o el Subdirector de Servicios Comerciales, Javier Martínez Intriago, tienen percepciones mensuales brutas garantizadas de 84 mil 874 pesos al mes.

O, por ejemplo, el Gerente de Combustibles, Miguel Antonio Méndez Ibarra, o el Gerente de Carga, Guillermo Armando Estrada, con la categoría salarial N32, percibe al mes 51 mil 882 pesos; mientras que la Gerente de Espacios Publicitarios, María Guadalupe Apórtela Anduce, y el Gerente de Movilidad Terrestre, Alejandro de la Vega Alvídrez, también perciben dieta mensual bruta de 51 mil 882 pesos.

Es el mismo caso de la Gerente de Administración de Personal, Beatriz Pineda Ibarra, y del Gerente de Aviación General, Andrés Ayala Víctor, con 51 mil 882 pesos.

Los salarios más bajos que paga el AIFA son de los auxiliares administrativos, cuya dieta mensual apenas supera los 16 mil pesos. El de los bomberos aéreos no llega a los 20 mil pesos mensuales.

El AIFA vino a suplir la “cancelación” del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), el cual se construiría sobre una laguna seca en Texcoco en el Estado de México; sin embargo, dicho proyecto –impulsado en el sexenio del expriista Enrique Peña Nieto– fue cancelado.

Aunque el crecimiento es exponencial, al AIFA le falta mucho para llegar a las cifras del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, que en junio de 2022 movió 3 millones 495 pasajeros y, en junio de 2023, un total de 3 millones 921 mil.

La variación sostenida es apenas del 12.2 por ciento, lo cual expresa que el AIFA no significa hasta el momento una alternativa para despresurizar las operaciones del AICM.

El aeropuerto de Cancún, Quintana Roo, movilizó en 2022 a 2 millones 490 mil pasajeros y, en 2023, a más de 2 millones 701.7 mil pasajeros, lo cual representa una variación de 211.2 mil pasajeros, un 8.5 por ciento.

En número de operaciones le siguió el aeropuerto de Guadalajara, Jalisco, que para 2022 transportó a un millón 229.7 mil pasajeros y en 2023, un millón 484 mil, una variación de 2 mil 543, es decir, un 20 por ciento más.

En el mismo orden, Monterrey movilizó 925 .8 mil pasajeros en 2022 y un millón 120.7 en 2023, una variación de 194.9 mil pasajeros, es decir, un 21.1 por ciento más.

La terminal aérea de Tijuana, Baja California, siguió con un millón 001.7 en junio de 2022 y un millón 110.8 mil en 2023, una variación de 109.1 mil pasajeros, es decir, un repunte de 10.9 por ciento.

Más leído
HOY ESCRIBE
Relacionados