InicioReportajes EspecialesRetropolicíacaEL "COSCORRÓN" COMO RESPUESTA FUE SU PERDICIÓN (3/6 PARTES)

EL «COSCORRÓN» COMO RESPUESTA FUE SU PERDICIÓN (3/6 PARTES)

*El 16 de diciembre de 2005, agentes de la Procuraduría de Puebla se trasladaron hasta Cancún, Quintana Roo, y detuvieron a Lydia Cacho

*Sin ninguna justificación legal, en flagrante violación a la ley y a sus derechos, la subieron a una patrulla y la llevaron hasta Puebla

Redacción/Sol Quintana Roo/Sol Yucatán/Sol Campeche/La Opinión de México

Puebla.- Lo que Mario Plutarco había calificado como “un pinche coscorrón”, fue toda una odisea para la periodista que fue víctima de toda clase de abusos.

El 16 de diciembre de 2005, agentes de la Procuraduría de Puebla se trasladaron hasta Cancún, Quintana Roo y detuvieron a Lydia Cacho. Sin ninguna justificación legal, en flagrante violación a la ley y a sus derechos, la subieron a una patrulla y la llevaron hasta Puebla.

En el trayecto de mil 500 kilómetros y durante más de 20 horas, fue torturada psicológicamente por los oficiales, quienes la amenazaron y le advirtieron que iban a violarla.

Cuando llegó a Puebla, premeditadamente fueron retardadas las diligencias. La encerraron en un calabozo y le tomaron fotos desnuda al lado de un cuarto lleno de policías judiciales con una mampara transparente de por medio.

Luego de horas de mantenerla incomunicada y bajo la amenaza de que en cualquier momento podría ser violada, fue llevada ante la jueza local, Rosa Cecilia Pérez González, incondicional de Mario Plutarco, quien le dictó auto de formal prisión y le fijó una fianza de 70 mil pesos en efectivo.

El abogado defensor de Lydia Cacho, que ya había viajado a Puebla, cubrió la garantía económica y la periodista pudo salir en libertad condicional.

Después se sabría que Kamel y Mario le habían prometido a la juzgadora un viaje a Las Vegas, con todos los gastos pagados.

A partir de entonces Cacho Ribeiro inició su lucha en busca de justicia, acudiendo a diversas instancias, pero no hubo respuesta alguna, independientemente de que cuando se daban, los recursos legales que interponía Mario Plutarco evitaban su captura.

Más leído
HOY ESCRIBE
Relacionados