InicioNacional“EL INDIO”, OTRO SICARIO INFERNAL DE LOS BELTRÁN

“EL INDIO”, OTRO SICARIO INFERNAL DE LOS BELTRÁN

*Durante 23 años, con amparos y tretas legaloides, evitó su extradición

*Estados Unidos se desistió: “Los testigos ya no están localizables”

*“Perdí la cuenta de cuántos he matado”, declaró ante MPF

*Se dice que tuvo un romance con Alicia Machado y tuvieron una hija, por años la ex Miss Universo no lo desmintió

Sol Quintana Roo/Sol Yucatán/La Opinión de México

(Primera de dos partes)

Ciudad de México.- Dentro de la trinca infernal que formaba el grupo de asesinos a sueldo de los hermanos Beltrán Leyva, figuraba un sujeto apodado “El Indio”, igual o más cruel y sanguinario que sus “colegas de oficio”, Édgar Valdéz Villarreal, “La Barbie” y Sergio Villarreal Barragán, “El Grande”; a cada uno se le atribuyen cientos de ejecuciones.

Se trata de José Gerardo Álvarez Vázquez, alias “El Indio” o “El Chayanne”, nacido en el estado de Jalisco, cuyas actividades ilícitas las inició como traficante menor en su estado, donde paulatinamente fue creciendo hasta cobrar importancia.

Su primera detención ocurrió en 1997, en Guadalajara, Jalisco, a petición de la solicitud de una orden de detención provisional con fines de extradición, formulada por los Estados Unidos, acusado de manejar laboratorios para la elaboración de metanfetaminas, según señaló el boletín 370 de ese año, de la desaparecida Procuraduría General de la República.

Ya para entonces se le atribuían decenas de asesinatos por su manera de “controlar” parte del occidente del país, secuestrando y matando a sus enemigos a los que descuartizaba y despúes exhibía sus cabezas para atemorizar a sus enemigos.

Desde ese entonces, pendía en su contra la orden de extradición, pero a base de amparos, uno ganado en 1998 y otro en 2004, evitó en ese tiempo que fuera entregado a la justicia de la Unión Americana.

Sin embargo, pese a que posteriormente perdió la protección federal y ya podía ser entregado al gobierno norteamericano, la desaparecida Procuraduría General de la República, por apatía o negligencia, no lo hizo y dejó que “El Indio” siguiera su carrera criminal ya que de manera inexplicable recobró su libertad.

Así lo demuestra el hecho de que durante años se mantuviera libre y se uniera al Cártel de los Beltrán, formando una trinca criminal junto con “La Barbie” y “El Grande”, aunque después se separara junto con “La Barbie” y tratara de disputarle a Héctor Beltrán Leyva el liderazgo de la organización.

Antes, cuando los hermanos Beltrán Leyva, Héctor, Arturo, Carlos y Alfredo aún estaba aliados a Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, Édgar Valdéz fue quien llevó a José Gerardo al Cártel de Sinaloa y ahí “El Indio” consolidó su “carrera” como narcotraficante y desplegó sus actividades a los estados de Colima, Jalisco y Baja California.

Tras la ruptura del “Chapo” y los Beltrán, por la traición del primero al “poner” a Alfredo Beltrán, alias “El Mochomo”, los demás hermanos formaron su propia organización y “La Barbie”, “El Grande” y “El Indio” se fueron con ellos.

Más leído
HOY ESCRIBE
Relacionados