InicioReportajes EspecialesRetropolicíacaEL ÚLTIMO ENCUENTRO DE PEDRO INFANTE Y BLANCA ESTELA PAVÓN

EL ÚLTIMO ENCUENTRO DE PEDRO INFANTE Y BLANCA ESTELA PAVÓN

*Se dio en el programa del teatro Tívoli, a mediados de septiembre de (1949), cuando el actor y el cantante Emilio Tuero, disputaban los aplausos del público. Blanca Estela Pavón fue invitada de honor

Redacción/La Opinión de México/Sol Quintana Roo/Sol Yucatán/Sol Campeche

(Tercera de siete partes)

Ciudad de México.- Blanca Estela Pavón se reunió por última vez, según el programa del teatro Tívoli, con Pedro Infante, a mediados de septiembre de aquel año (1949), cuando el actor y el cantante Emilio Tuero, disputaban los aplausos del público. Blanca Estela Pavón fue invitada de honor.

Más tarde fue contratada para actuar en Oaxaca y su estancia coincidió con una gira de trabajo que realizaba allá el senador Gabriel Ramos Millán, fuerte aspirante a la Presidencia de la República.

A principios de septiembre se indicó que se formaba un ciclón en el Caribe y que  iba hacia la Florida y el jueves 8 se suspendió el tráfico marino. El día 13 cumplía 3 años de inaugurado el Tívoli, como madrina estaría Emilia Guiú y entre los invitados de honor figuraba Blanca Estela Pavón.

Ese día, al parecer, hubo intercambio de amorosos mensajes entre Pedro Infante y Blanca Estela Pavón, “La Chorreada”, pues habían sostenido un cálido romance en forma tan discreta, que pocas personas sabían de su amor, principalmente Ángel Espinoza, “Ferrusquilla”, a quien el otro sinaloense había amenazado de “muerte,” porque el compositor había sido novio de Blanca Estela Pavón y ella lo recordaba mucho. Hacía poco tiempo y frente a la XEW, donde estallaron los celos de Infante, llegó en un Cadillac cuando “Ferrusquilla” abandonaba las instalaciones y, levantándolo por las solapas de su elegante traje, le advirtió al famoso Ángel, que “se alejara de Blanquita, si no quería ser brutalmente zarandeado”.

El miércoles 14, hubo una especie de advertencia del destino: Adolfo Ruiz Cortines, secretario de Gobernación, salió con comitiva y su esposa, María Izaguirre, hacia la ciudad de Los Ángeles, California, para participar en los festejos patrios que preparó la Colonia mexicana en aquella urbe. La nave se había elevado un poco cuando se incendió un motor y fue necesario el retorno, se reparó el desperfecto y la nave volvió a elevarse esta vez sin problema alguno.

Con mal tiempo encima, un avión donde viajaba el equipo de futbol, Puebla, regresaba de Ecuador y tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia cerca de Tamazulapan, Oaxaca. Los futbolistas declararon con inquietud que el piloto, Bolívar Izquierdo, recién casado, detuvo los motores por un desperfecto y comenzó el descenso, en busca de un claro para aterrizar, pues había niebla, viento fuerte y lluvia, “de pronto, vio la carretera internacional Cristóbal Colón y enfiló el avión hacia la cinta asfáltica, en una gran maniobra.

Un camión carguero fue frenado intempestivamente, al percatarse el chofer que “se le iba encima” la enorme nave. Al parecer, el combustible del avión se agotó.

El sábado 24 de septiembre de 1949, Tampico fue declarado “en peligro” por el ciclón. El viernes 23, teatro Macedonio Alcalá, de la ciudad de Oaxaca, habían debutado Blanca Estela Pavón, notable cancionera y mimada estrella de cine, radio y teatro;  el mago Fong Tu Yeen, el cómico Colocho, las Hermanas Julián, Medalia, dueto Los Romanceros, Trío Aztlán, el tenor Ernesto Contreras y el cómico Polo Villa, además de otros elementos que complementaron el elenco de variedades selectas.

El domingo 25, Tampico era azotado por el ciclón, lluvias torrenciales se abatieron sobre el puerto y las autoridades mantenían la suspensión de tráfico marino, pues se aproximaba un huracán por otro punto del Golfo de México.  Centenares de personas se refugiaban en iglesias, hoteles y edificios públicos y se difundían advertencias por radio a lo largo de toda la costa. En Veracruz se tomaron más precauciones.

Más leído
HOY ESCRIBE
Relacionados