InicioReportajes EspecialesNarcotráficoENCUENTRAN TÚNEL EN EL “PALACIO ÁRABE” DE AMADO CARRILLO EN HERMOSILLO

ENCUENTRAN TÚNEL EN EL “PALACIO ÁRABE” DE AMADO CARRILLO EN HERMOSILLO

*Con una extensión de 60 metros, recorría parte de la propiedad de más de 2 mil metros cuadrados del también conocido como «El Señor de los Cielos»

 

Redacción/La Opinión de México/Sol Quintana Roo/Sol Yucatán

Sonora.- Durante los trabajos para retirar los escombros de la casa “Las Mil y Una Noches”, propiedad de Amado Carillo Fuentes, conocido como “El Señor de los Cielos”, se encontró un túnel que con salida y entrada en el mismo terreno del inmueble.

Los restos de la casa de tipo árabe que fue confiscada por las autoridades mexicanas en la década de los años noventa, se encuentran en las calles Primo de Verdad e Iberri, de la colonia Pitic de Hermosillo, capital del estado de Sonora.

La propiedad de 2 mil 500 metros cuadrados, que comenzó a demolerse el pasado mes de septiembre, contaba con un túnel de 60 metros de largo con 2.30 metros de altura, recorrían en forma de escuadra los mil 700 metros de construcción de la casa.

 

La propiedad de Amado Carrillo, “El Señor de los Cielos”, fue decomisada en 1993 por la entonces Procuraduría General de la República (PGR).

Apenas un año anterior se habían empezado los trabajos de edificación de la lujosa vivienda, la cual quedó inconclusa al momento de ser incautada por las autoridades.

La edificación con terminaciones de lujo en oro y plata en algunas de sus habitaciones, contaba con un amplio sótano donde había varios pasadizos de los cuales uno fue identificado luego de las labores de limpieza de los escombros.

El famoso narcotraficante mandó a construir un palacio de arquitectura similar a los árabes, que quedó inconcluso debido a su muerte.

Esta mansión ubicada en Hermosillo, Sonora, después de ser confiscada el 21 de marzo de 1993, comenzó a ser vandalizada pues según leyendas la vivienda tenía supuestas chapas y objetos bañados en oro.

Lo que alguna vez pretendió ser símbolo de opulencia, ahora sobrevive una construcción vacía como un cascaron, en el olvido y el abandono.  Desde el 2016 se ha puesto en venta, sin obtener ningún potencial comprador, sin embargo, la propiedad está registrada a nombre de varios propietarios. (Debate)

Más leído

¡SE BUSCA!

HOY ESCRIBE
Relacionados