InicioHoy EscribeRicardo Ravelo GalóENRIQUE ALFARO, UNA AMENAZA PARA LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

ENRIQUE ALFARO, UNA AMENAZA PARA LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

Ricardo Ravelo/La Opinión de México

  • El gobernador de Jalisco es visto como un personaje que puede despegar políticamente en el 2021 y llegar fortalecido en el 2024, de ahí que uno de los objetivos es bajarlo de la contienda política a como de lugar.

El choque entre el presidente Andrés Manuel López Obrador y el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, es una muestra de que los tiempos políticos con miras al 2024 se están adelantando y la confrontación así lo demuestra.

Alfaro, exsenador de la República, exalcalde de la ciudad de Guadalajara, acusó al presidente y a su partido –MORENA — de estar detrás de la provocación que derivó en una suerte de rebelión policiaca que tuvo el máximo de su crisis con la muerte de Giovani, el chico que fue asesinado por no portar cubre-bocas.

Esta situación se sumó a la crisis social que en Estados Unidos causó la muerte, por estrangulamiento, de George Floyd, la semana pasada en Estados Unidos y que ha provocado protestas en varios países en contra del racismo, causa de esa muerte a manos de un policía.

Pero en el caso de México, el fondo de la rencilla que enfrenta López Obrador y Alfaro es estrictamente política. Y la causa es el 2024, donde sin duda Alfaro será un fuerte protagonista y, desde ahora, tratan de bajarlo de la palestra, debilitarlo, agobiarlo y exhibirlo.

López Obrador no quiere que los contrincantes crezcan, teme perder la presidente, pero el temor es, también, ante lo inmediato, lo que viene en el 2021, la elección intermedia.

Y es que MORENA, su partido, ha venido a la baja y el gran temor presidencial es perder la mayoría en el Congreso, lo que resulta clave para el gobierno a fin de continuar impulsando las reformas.

Es evidente que al gobierno de López Obrador no le acompañan los resultados respecto de las promesas de campaña que hizo para que en el 2018 la gen te votara por él.

Ahí prevalece, por ejemplo, el grave problema de la inseguridad pública, las matanzas, los enfrentamientos entre los diversos cárteles. Desde hace muchos meses el estado de Guanajuato está enfrascado en una severa crisis de seguridad debido a la confrontación de tres cárteles por el control del huachicol y las rutas de la droga.

Es el caso del cártel de Sinaloa, Jalisco Nueva Generación y Santa Rosa de Lima, que encabeza José Antonio Yépez Ortiz, “El Marro”, quien emergió en ese territorio del bajío al iniciar el actual sexenio.

A diferencia de otros capos, “El Marro” no sólo se dedica al tráfico de drogas. Domina, sobre todo, el robo de combustibles, uno de los negocios más boyantes con los que ha amasado una gran fortuna. También ha adquirido residencias y departamentos, los cuales utiliza como refugios. Es uno de los objetivos de la Cuarta Transformación, pero hasta ahora no ha podido ser detenido.

Existen muchos pendientes que López Obrador no ha resuelto, pero sin duda uno de los puntos más lacerantes y que le puede costar electoralmente muy caro es la falta de seguridad en el país. Esta mañana, durante su conferencia mañanera, se refirió a la violencia en Guanajuato. Dijo que su gobierno resolverá el problema, que el territorio se va a pacificar, pero dijo que llevará mucho tiempo porque otros gobiernos anteriores dejaron avanzar el problema hasta volverlo crónico.

Pero la situación de inseguridad es en todo el país y no se ha resuelto ni con la puesta en marcha de la Guardia Nacional, un verdadero fracaso, pues ahora tuvo que hacer un llamado a las Fuerzas Armadas para que vuelvan a las tareas de seguridad, lo cual se pensaba que ya no ocurriría.

Lo que también se pone en duda es la conclusión de las obras emblemáticas que forman parte de la columna vertebral de su gobierno: el Tren Maya, el Aeropuerto de Santa Lucía –que está siendo construido por el Ejército –y la refinería de Dos Bocas, la que ha desatado muchos cuestionamientos porque se edifica en un terreno que se inunda y, además, existen muchas voces que apuestan a que la obra no se terminará en tiempo y forma.

Esta refinería resulta clave en el esquema de abatir la importación de gasolinas. El más importante motivo de su construcción es producir gasolinas baratas en México. Con un costo de 12 mil millones de dólares, la obra avanza en medio de la polémica por presuntos actos de corrupción de Rocío Nahle, la secretaria de Energía, cuyo esposo, se asegura, hace y deshace con los contratos de obra para su beneficio.

Los principales cuestionamientos es que la obra no se terminará en el 2022 y, por otra parte, tampoco será la panacea para dejar de importar combustibles.

En fin, el escenario para la Cuarta Transformación no es nada fácil, menos ahora en medio de la pandemia que no se reduce, por el contrario, estamos en la etapa más difícil debido a los contagios, al cierre de negocios y empresas que, en muchos casos, ya cayeron en la bancarrota y no podrán abrir sus espacios.

Así, entre crisis económica –la más severa de los últimos años –crisis política y confrontaciones, avanza el segundo año de gobierno. Para López Obrador es importante que no surjan liderazgos que signifiquen una amenaza para su proyecto.

De ahí que apueste a parar a Enrique Alfaro a como de lugar.

Más leído

¡EMERGENCIA!

HOY ESCRIBE
Relacionados