InicioNacionalEXIGE JORGE WINCKLER AUDIENCIAS PÚBLICAS; ACUSA DESINFORMACIÓN EN SU CASO

EXIGE JORGE WINCKLER AUDIENCIAS PÚBLICAS; ACUSA DESINFORMACIÓN EN SU CASO

*El lunes 25 de julio fue detenido en Puerto Escondido, Oaxaca, quien fuese fiscal general de Veracruz del 30 de diciembre de 2016 hasta el 3 de septiembre de 2019, cuando fue separado de su cargo

*A través de un documento dirigido al juez oral Adrián Reyes Acosta, Wrinckler afirma que ha sido objeto de persecución penal sustentada en falsedades y solicita que sus audiencias sean públicas

*El exfiscal es acusado de desaparición forzada y secuestro en contra del exchofer Francisco Zárate Aviña en 2018, donde señala una supuesta tortura en su contra con el fin de obtener información

Redacción/La Opinión de México/Sol Quintana Roo/Sol Yucatán/Sol Campeche/Sol Chiapas/Sol Belice/La Opinión de Puebla

Veracruz.- El lunes 25 de julio fue detenido en Puerto Escondido, Oaxaca, Jorge Winckler Ortiz, quien fuese fiscal general de Veracruz del 30 de diciembre de 2016, durante el gobierno de Miguel Ángel Yunes, hasta el 3 de septiembre de 2019, cuando fue separado de su cargo durante la gestión del actual gobernador, Cuitláhuac García Jiménez.

La Fiscalía de Veracruz informó que obtuvo de un juez de proceso y procedimiento oral del XI distrito judicial de Xalapa, con sede en Pancho Viejo, la imputación contra Jorge Winckler.

Sin embargo, a través de un documento dirigido al juez oral Adrián Reyes Acosta, Juez de Control adscrito al Juzgado de Proceso y Procedimiento Penal Oral, del Distrito Judicial de Xalapa con residencia en Pacho Viejo, Veracruz, Jorge Wrinckler afirma que ha sido objeto de persecución penal sustentada en falsedades, lo que le ha llevado a ser privado de su libertad sin justificación alguna.

Por lo que apoyándose en el Artículo 8, numeral 5 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, solicita que sus audiencias sean públicas, afirmando que existe un interés de la sociedad en conocer la verdad de los hechos ocurridos, así como vigilar a las autoridades durante el juicio.

“Por mi parte, me asiste el derecho a que, aún más, siendo ello mi voluntad; mis audiencias, absolutamente todas, sean públicas”

“Ante lo evidente que resulta el interés particular de sancionarme por no haber querido renunciar al mandato que se me concedió fungir (como Fiscal General del Estado), dicho principio de publicidad se debe maximizar en mi caso”, añade.

El exfiscal afirma que la presencia de los medios no afectará su seguridad, ni la de ninguna parte, “pues bien existe una persona que se dice víctima, lo cierto es que nadie podría dañarle si todo el aparato estatal trabaja con él en mi caso; incluso, es pública su posición en los hechos”.

Con esto Jorge Winckler pretende que todo el público tenga acceso a la información durante sus audiencias para evitar que la supuesta desinformación sea un factor determinante en su condena, pues expone ser víctima de una persecución sin fundamentos.

Por último, y en uso de su derecho de defensa, añadiendo nuevamente que no existe inconveniente por su parte, solicita que la audiencia a celebrarse el día de mañana, 31 de julio, sea pública, a fin de permitir el acceso a medios de comunicación y personas ciudadanas.

Winckler fue separado de su cargo bajo el argumento de incumplir con la renovación de sus certificados de confianza; de igual forma tenía en su contra una acusación por desaparición forzada y secuestro efectuada por Francisco Zárate Aviña, exchofer de Luis Ángel Bravo Contreras, quien fue fiscal previo a Winckler.

La demanda fue a razón de que Francisco Zárate Aviña fue citado en 2018 ha declarar ante la fiscalía de Veracruz, encabezada por Winckler, pero una vez ahí se le informó que sería trasladado a Córdoba, donde ya no se le permitió comunicarse con sus familiares.

Fue sometido a una supuesta tortura con la finalidad de brindar datos acerca del paradero del exfiscal Luis Ángel Bravo, quien tenía una orden de aprehensión por diversos delitos, entre los que se encuentran la desaparición forzada.

Tras la acusación en su contra y la separación de su cargo, Jorge Winckler se mantuvo fuera del estado, hasta que fue detenido el pasado lunes 25 de julio cuando fue detenido.

Más leído
HOY ESCRIBE
Relacionados