InicioNacionalHUNDEN BUQUE CON 10 TONELADAS DE DROGA EN MAZATLÁN

HUNDEN BUQUE CON 10 TONELADAS DE DROGA EN MAZATLÁN

*La Secretaría de Marina participó en el operativo con dos buques, dos lanchas rápidas, un avión ligero y un helicóptero, los cuales ayudaron en a destruir la embarcación nombrada como “Tapilu III”

*De acuerdo a la información presentada por la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, se detuvo a doce personas

*También se comunicó que dos lanchas fueron aseguradas sobre el océano Pacífico a 100 y 113 millas, respectivamente del dicho puerto y también el decomiso de 10 mil 600 litros de combustible

Corresponsalías Nacionales/Grupo Sol Corporativo

Sinaloa.- Un barco camaronero fue hundido por elementos de la Secretaría de Marina, luego que tras un operativo se descubriera que al interior del buque había 10 toneladas de metanfetaminas, además se detuvo a 12 personas.

La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana informó que el hecho sucedió entre los días 9 y 10 de noviembre, cuando se detectó que las embarcaciones eran vigiladas por hombres armados en las bodegas del puerto.

El barco nombrado como “Tapilu III” fue seguido durante el 9 de noviembre, pues su carga no estaba registrada, además que contaba con dos bidones llenos de combustible, por lo que se procedió a hundirla, aunque por el momento se desconoce cómo sucedieron los hechos, solo que sucedió a 76 millas náuticas al oeste del Puerto de Mazatlán.

También se dijo que dos lanchas fueron aseguradas sobre el océano Pacífico a 100 y 113 millas, respectivamente de dicho puerto, donde además se logró la detención de 12 sujetos y el decomiso de 10 mil 600 litros de combustible.

El buque transportaba 10 toneladas de metanfetamina, pero debido a que fue hundido solo se logró la recuperación de 400 kilos, mientras que en las otras dos embarcaciones se detectó más de 19 toneladas de la misma sustancia ilícita.

De acuerdo con información de la Marina, en el operativo se emplearon dos buques, dos lanchas rápidas, un avión ligero y un helicóptero, los cuales ayudaron en el hundimiento.

El pasado 7 de noviembre, se comunicó que la Secretaría de Marina confirmó el aseguramiento de 44 bultos, con mil 326 paquetes tipo ladrillo, equivalentes a mil 312 kilogramos de cocaína.

Como Grupo Sol Corporativo informó, la incautación tuvo lugar a 340 kilómetros al suroeste de Puerto Chiapas, donde un avión tipo Cessna, procedente de Sudamérica, lanzó el cargamento al mar, luego de que sus tripulantes se percataran de la presencia de las Fuerzas Armadas.

Tanto marinos como soldados aseguraron los estupefacientes y lo pusieron a disposición de la Subdelegación de la Fiscalía General de la República (FGR), en Tapachula.

El 8 de octubre pasado, una avioneta procedente de Sudamérica con 340 kilogramos de presunta cocaína fue asegurada por elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional a 14 kilómetros al suroeste de Tres Picos, en el municipio de Tonalá, Chiapas.

Antes, el 21 de septiembre, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) informó el derribamiento de una avioneta, proveniente de México, con destino a Zulia, en Venezuela.

La aeronave “Sabreliner”, matrícula XB-RXG, tenía rumbo al aeropuerto de Reina Beatrix, en el estado de Zulia. La FANB informó que el ingreso ilegal al espacio aéreo venezolano orilló a los militares a comenzar con el derribo de la avioneta. La unidad cayó incendiada y hecha pedazos, quedando parcialmente destruida.

Tres días antes, el 18 de septiembre, una presunta narcoavioneta se desplomó en Isla Pérez, en el Parque Nacional Arrecife Alacranes, a unos 122 kilómetros de Progreso, Yucatán.

Así lo confirmó la Capitanía de Puerto, que señaló de inmediato inició la búsqueda de la aeronave, la cual presuntamente habría caído al agua, sin que se conociera el cargamento transportado.

El 31 de agosto, un avión tipo Cessna con alrededor de 652 kilos de cocaína distribuidos en 587 paquetes fue interceptado e incautado en una pista clandestina ubicada en la comunidad del Castaño, Chiapas.

Cabe mencionar, que durante el operativo implementado por los elementos castrenses, uno de los vehículos militares volcó en un camino de terracería, resultando heridos seis de los elementos, los cuales fueron trasladados al hospital para su atención correspondiente.

El 13 de agosto, una narcoavioneta que trasladaba 460.5 kilogramos de cocaína también fue incautada, a 79 kilómetros al este de Miguel Hidalgo, municipio de Candelaria, en la zona limítrofe con Guatemala y Tabasco.

El 5 de agosto pasado, un avión tipo Cessna procedente de Centroamérica, con 120 kilogramos de cocaína, fue interceptado y obligado a aterrizar en la Costa de Chiapas, a 32 kilómetros al sureste de Mapastepec.

También, el 1 de agosto se localizó una narcoavioneta dentro del territorio de Belice, la cual fue localizada por las Fuerzas Armadas de este país, cerca del poblado Crique Sarco del distrito de Toledo, el cual colinda con Guatemala.

Al parecer el avión fue utilizado para transportar droga a Guatemala, aunque no se descarta que haya sido ingresada a Chiapas, Tabasco o incluso Quintana Roo; el sitio donde fue encontrada, Crique Sarco, se localiza a 40 kilómetros de Punta Gorda la capital del distrito de Toledo, sitio que es un punto ciego para las autoridades.

El narcoavión fue detectado por la mañana, pero se le perdió la vista hasta cercana la noche, donde gracias al operativo implementado por las autoridades se logró encontrar un avión biomotor de 30 pies de largo abandonado al final de una pista de aterrizaje ilegal de aproximadamente una milla de distancia; cabe señalar que dicha aeronave se encontraba quemada, recurso utilizado por las bandas criminales para evitar el rastreo de la unidad.

Una semana antes fue encontrado un narcojet en un campo cercano a la localidad de Spanish Lookout, en el distrito de Cayo, en frontera con Guatemala; dicho Jet Sabreliner se encontró abandonado y sin rastro del cargamento, tan solo se localizaron unas bolsas en su interior, las cuales habrían sido utilizadas para el transporte de las sustancias ilegales.

El 26 de julio se aseguró un Lear Jet que transportaba 800 kilos de estupefacientes cuando aterrizó en un campo de Chiapas al ser perseguido por las autoridades, quienes lo detectaron cuando intentó ingresar a Othón P. Blanco.

El 27 de junio se encontró otra aeronave abandonada y quemada en el distrito de Toledo; y un narcojet más tipo Grumman Gulstream G-III fue ubicado el 3 de marzo cerca del Río Monkey, el cual habría sido usada para transportar aproximadamente una tonelada y media de cocaína, sin embargo, al momento de su localización se encontraba vacía y sin testigos del aterrizaje.

Más leido
Relacionados