ISEGORÍA

Sergio Gómez Montero/La Opinión de México

¿Sólo lucha electoral?

una vasta cámara de pus

de memorias de coñito

sin órganos

  • BaraK=ka: “Babilonia revisitada”

Así, como sin quererlo,, en un documento anónimo los enemigos de la Cuarta Transformación, una vez aprestados sus ejércitos, han dado a conocer que agrupados en el BOA (Bloque Opositor Amplio) se declaran listos para emprender la batalla electoral del 2021`, sin precisar objetivos específicos más allá de dar la lucha electoral de ese año con una finalidad estratégica precisa:  destruir desde ya la figura icónica y paradigmática de Andrés Manuel López Obrador, aprovechando todos los foros y espacios que se presten para ello  Nada de rebuscamientos ni de florituras…, de momento, más adelante ya Dios dirá. Pero, entonces ¿por qué centrar la batalla en la destrucción de la figura de López Obrador?

Desde luego, no es gratuito desde el punto de vista político, si se toma en consideración que la gran fuerza del actual régimen recae precisamente en la figura y las acciones de su figura principal. Pero concentrar esta campaña en ello por parte del BOA en contra de la figura icónica y paradigmática de López Obrador, debe considerarse un error político grave que desde hoy augura el recaer en lo mismo.: ser absorbidos por la idea del hombre y no del movimiento social que lo acompaña. Eso ya debiera estarse profundamente analizando en todos los cuarteles partidarios de la 4T para que tanto los órganos partidarios como las bases del movimiento social comiencen a diseñar estrategias que hagan ver en qué consiste realmente la 4T, un movimiento social que busca transformar las estructuras sociales del país.

Hay pues hoy varias tareas paralelas a lo electoral en las que hay que poner énfasis, para que lo electoral no anule el gran esfuerzo social que siempre existe atrás de lo electoral, y hoy, todos quienes estamos porque el país siga cambiando para bien, debemos redoblar la tarea de consolidación dela 4T, para lograr que, en un tiempo prudente, el país sea otro. Sí, el año que entra lo electoral ocupará un papel central, pero habría que considerar que más allá de ello, hay otras tareas igual o más importantes que también urge llevar a cabo. A veces, quedarse sólo con lo electoral distorsiona en mucho la lucha política que hay que llevar a cabo. No tomarlo en cuenta, entre otras cosas puede conducir a la derrota electoral, de allí la importancia de la lucha que hay que dar para derrotar, entre otras cosas, al nefasto BOA.

Pero ese análisis no sólo se debe llevar a cabo en esos lugares claves. Es importante, también, que en los cubículos del Palacio Nacional se lleven a cabo tareas que, más allá de lo electoral del 21 (sin descuidarlo, desde luego) ya quede definida la estrategia que permita que los cambios que hoy se registran, permanezcan y logren, entonces sí, que el país sea, consolidado, el que hoy se está delineando. Tarea de equipo, y tarea ardua, pues.

Es cierto, hasta hoy aún en América Latina, más allá de Cuba, los cambios de estructuras sociales no se han logrado. Intentarlo, pues, entre nosotros sería realmente muy relevante/ Lograrlo lo sería aín más. Sí, el 21, sin duda, será trascendente.

Más leído
HOY ESCRIBE
Relacionados