InicioSin categoríaLA COLUMNA DEL SOL

LA COLUMNA DEL SOL

El presidente López está decidido llevar al país al precipicio. En momentos en que el sector turístico requiere de todos los apoyos posibles a fin de atenuar la pérdida de fuentes de trabajo y el cierre masivo de empresas, particularmente las micro, que son las que aportan más del 90 por ciento de los empleos a nivel nacional, el gobierno federal le da la espalda.

Hablar de la industria turística implica involucrar a hoteleros, restauranteros, agentes de viajes, guías de turistas, aerolíneas, artesanos, y un largo etcétera al que se suman prestadores de todo tipo de servicios.

En Palacio Nacional habita un ignorante consumado. Desconoce que en la medida en que el turismo sea abandonado a su suerte sin recibir ningún tipo de apoyo, el impacto será mayor para el conjunto de actividades económicas del país.

La desaparición del Consejo de Promoción Turística de México en junio del año pasado; la reducción del presupuesto destinado este 2020 a la Sectur que tuvo una baja de más de tres mil millones de pesos en relación al asignado en 2019; y en fecha más reciente el abandono en que se dejó al portal VisitMéxico, que por sus traducciones al inglés causó todo tipo de burlas en las redes sociales, son solo unos casos que se vienen a la memoria para definir la acciones despiadadas del presidente López para acabar con uno de los principales motores de la economía.

A este paso, al final del desgobierno lopezobradorista, la Secretaría de Turismo será un destartalado módulo de información turística, si bien nos va. Para el año entrante, imagínense, AMLO propuso un presupuesto para la Sectur de dos mil 325 millones de pesos. Si, leyó bien querido lector.

¿Alcanzará para pagar los teléfonos, el Internet y los servicios generales de mantenimiento? Lo dudamos.

Según el Paquete Económico entregado en el Congreso de la Unión por el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, el presupuesto de la Secretaría de Turismo para el 2021 tendrá un incremento den 641.5 por ciento, respecto al presupuesto aprobado este año con un total de 38 mil 613.4 millones de pesos.

¡Ah¡ pero ahí va el truco. La mayor cantidad del gasto será para el sueño faraónico de AMLO, sí, el Tren Maya, que tendrá recursos por 36 mil 288 millones de pesos, lo que significa que a la Sectur le quedarán solamente dos mil 325 millones de pesos.

Para los proyectos insignia del tabasqueño no hay austeridad, ni aplica aquello de “no más gobierno rico con pueblo pobre”.

No habrá para medicinas contra el cáncer que padecen miles de niñas y niños, ni para adquirir equipo de protección de calidad para el personal médico y de enfermería que atiende a pacientes con Covid-19, mucho menos para pagar los teléfonos de los organismos que atienden a víctimas del delito, pero si hay dinero suficiente para saciar las ambiciones desmedidas del resentido de Macuspana.

Más leído
HOY ESCRIBE
Relacionados