InicioSin categoríaLA COLUMNA DEL SOL

LA COLUMNA DEL SOL

El hombre de Tepetitán se ha vuelto experto en manipular cifras y evadir la realidad. A dos años de usar la oficina presidencial y practicar el monólogo mañanero, el saldo es negativo en rubros como la economía, el manejo de la contingencia sanitaria y el combate a la inseguridad.

Datos incorrectos, verdades a medias y muchos disparates, marcaron el discurso de AMLO el pasado 1 de diciembre, cuando cumplió dos años al frente de la Presidencia de México.

A la regresión democrática, la ausencia de autocrítica y la polarización de los mexicanos, le llama “transformación”. ¡Hágame el favor¡

A la fecha, el presidente López no se ha dado a la tarea de estructurar un plan de reactivación económica, mismo que por razones obvias debió implementar a raíz del golpe causado por la pandemia a la actividad económica, comercial e industrial del país.

AMLO plantea un escenario imposible de alcanzar, presume un México que va mejorando y cuya economía se va a recuperar muy rápido, que la pandemia del Covid está controlada y que ahorra mucho dinero con la austeridad, un billón 300 mil millones de pesos, que nunca dijo a dónde fueron a parar porque en las clínicas y hospitales no hay ni siquiera paracetamol.

Pero tal vez lo peor de AMLO es su nula capacidad de autocrítica; cree tener la razón siempre aunque sea un ignorante en el tema. No escucha ni acepta opiniones ni sugerencia alguna. Las más de 20 renuncias en su gabinete son la prueba. Y las que faltan.

Un bienio de desgobierno, marcado por un desastre colosal en los terrenos económico, de salud pública y de seguridad; retrocesos sin precedentes en el ámbito político, de división de poderes, de organismos autónomos y de libertad de expresión.

AMLO se ha cerrado al diálogo con los actores políticos del país por simple el hecho de que no comparten su ideología; en dos años sólo se ha reunido en una ocasión con los legisladores de oposición, nunca se ha reunido con los alcaldes y con los gobernadores ajenos a su partido, en particular con la Alianza Federalista, se resiste a deliberar para construir y fortalecer el pacto federal.

En tan solo dos años, el presidente López ha logrado el encono del país con descalificaciones a quienes él llama sus adversarios y a la oposición; insiste en violar las leyes para beneficiar a su partido con recursos para sus programas clientelares y con sus constantes descalificaciones a las alianzas de los partidos de oposición con miras a las elecciones del 2021.

Olvida su origen priista, su liderazgo perredista y que gracias a las alianzas de su partido Morena con el PT y el PES, logró llegar a donde actualmente se encuentra. Ese es AMLO, el cacique de Tepetitán.

Más leído
HOY ESCRIBE
Relacionados