InicioSin categoríaLA COLUMNA DEL SOL

LA COLUMNA DEL SOL

Las cifras alegres brillaron en Palacio Nacional. Los “otros datos” del presidente López se impusieron a los números del Banco de México, del INEGI, del SESNSP y del Coneval, que confirman el deterioro de la economía, alza del desempleo y la inseguridad y el incremento de la pobreza en México.
“El mejor gobierno para el peor momento”, fue la frase obradorista que robó audios y cámaras durante el segundo informe del gobierno que “no se recordará por corrupto”, como si los casos de Manuel Bartlett Díaz, Irma Eréndira Sandoval, Ana Gabriela Guevara, de Pío, hermano del Presidente, entre otros, pertenecieran a las anteriores administraciones del PRI o del PAN.
En el séptimo mensaje desde que asumió el encargo de Presidente, el tabasqueño dijo que impedir la corrupción y las medidas de austeridad permitieron un ahorro de 560 mil millones de pesos, cifra por demás insultante cuando en dependencias como la Secretaría de Economía los empleados ni siquiera cuentan con computadoras para laborar y atender al público, y en organismos de atención a víctimas no hay dinero ni para pagar el recibo telefónico, mucho menos internet.
Sobre la pandemia de Covid-19, aseguró que “ya vamos de salida”, cuando hasta ese día las muertes por la terrible enfermedad superaban el número de 64 mil y, se siguen contando.
En cuanto a la crisis económica y el desplome del PIB estimado para este 2020 en 12.8 por ciento por el Banco de México, según el Presidente “ya pasó lo peor, y ahora “vamos para arriba”.
Miente como es su costumbre, pues la realidad es que el 2021 será el peor en cien años al agudizarse los daños sociales provocados no solamente por la pandemia, sino por sus malas decisiones en política económica y el ejercicio irresponsable de los recursos públicos.
En el terreno de la seguridad, a decir del inquilino de Palacio Nacional, en su gobierno hay derechos humanos, se castiga al culpable, y “ya no hay funcionarios como García Luna”, aunque omitió decir que por primera vez en la historia de México un Presidente de la República ordenó liberar a un capo de las drogas de la talla de Ovidio Guzmán, heredero del cártel de Sinaloa. Con todo cinismo y descaro, aseguró que ya no manda la delincuencia organizada “como era antes”.
AMLO enumeró delitos como el feminicidio, secuestro y robo en diversas modalidades, los cuales, según él, han registrado una baja del 30 por ciento en promedio.
También es un engaño, pues sus datos no coinciden con los registros del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), que revelan, por citar un ejemplo, que el feminicidio no ha bajado durante su administración, por el contrario, registra un incremento constante.
Un informe plagado de fantasías y falsedades.

Más leído

¡SE BUSCA!

HOY ESCRIBE
Relacionados