InicioSin categoríaLA COLUMNA JURIDICA DEL SOL

LA COLUMNA JURIDICA DEL SOL

JUSTICIA PRONTA, UN FRACASO DEL TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA EN QUINTANA ROO

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la mano de José Antonio León Ruiz, se ha convertido en un rotundo fracaso, uno de los poderes que solo requieren realizar sus labores bajo el protocolo jurídico se ha convertido en cómplice de la corrupción, mal manejo administrativo y sobre todo, una impartición de justicia que deja mucho que desear, la sociedad en Quintana Roo no solo tiene una percepción de inseguridad, también la tiene en la desconfianza del aparato judicial, donde la lentitud y falta de mejora regulatoria, laceran al gobernado.

JUZGADOS FAMILIARES, LA UTOPÍA JUDÍRIDICA

Uno de los problemas por los que pasa la sociedad mexicana, son las diferencias familiares, en muchos casos; la violencia familiar que deriva en la separación, las pensiones alimenticias, las convivencias familiares, divorcios y cualquier otra situación que requiere la intervención del juzgador en primera instancia. Para poder dirimir la controversia, en esta situación, por ejemplo, cuando se impone una pensión alimenticia, es importante darle voz a una de las partes que no la tienen, pues establecer una pensión de manera provisional es a discreción del juez, sin embargo, la realidad supera la ficción, hasta no tener un juicio, no podemos modificarla, sin menos cabo de un recurso para dicho acto de autoridad, pero en todo caso es un gasto en abogados, los de oficio no combaten estos actos a la primera, lo interesante del caso, es la fecha cuando se fija la fecha de la audiencia inicial, una vez acordado el inicio de la demanda (cualquiera que sea), no menos de 2 a 3 meses si lo permite la agenda del juzgador o si no hay tanta actividad jurisdiccional.

En otro ejemplo podemos citar cuando un padre o madre otorga pensión alimenticia, pero por las circunstancias, el deudor alimentario (persona que debe recibir la pensión), ya no lo requiere o a derecho no corresponde, por lo tanto, promueve una cancelación de pensión alimenticia o en su peor caso una reducción de la misma, pero para poder llegar a la audiencia inicial después de acordado el inicio, tardan meses, sin menos cabo que la audiencia inicial se de después de 3 meses y la audiencia de juicio sea después de 3 o 4 meses posterior a la inicial, esto sería más de medio año después si bien les va.

Las jueces en materia familiar, señalando al de despacho y el de control, tienen una enorme tarea que no está apoyada por las autoridades de las altas esferas, incongruente porque una de las jueces en materia familiar es la propia esposa del Presidente del Tribunal Superior de Justicia, quien en teoría debería estar preocupado por que la impartición sea pronta y expedita como lo dice la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, si no por que el incremento en los asuntos familiares va en aumento, lamentable porque la percepción del ciudadano es un nulo acceso a la justicia, la lentitud lo traduce en injusticia y se ensucia la imagen del TSJ en todo sentido.

Si la esposa de José Antonio León Ruiz labora en los juzgados familiares y tiene de primera mano los datos y cifras de la carga laboral que tienen estos juzgados y a pesar de ello no se hace nada, que podemos esperar de las demás áreas, como dato relevante, en los acuerdos de los juzgadores para audiencias, se vuelven sinceros o cínicos, “la carga laboral del juzgado es extensa”, citan algunos acuerdos aludiendo que son demasiados los asuntos que atienden y por ello no pueden dar fechas inmediatas para atender los casos, ahí no hay muchas urgencias, solo lo que trae indicativo superior.

DATOS EXTRAÑOS DEL TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA EN QUINTANA ROO

  • Un tercio de la plantilla laboral del Tribunal Superior de Justicia no tiene seguridad laboral plena, son contratos de honorarios asimilables a salarios.
  • Los montos de los contratos exhibidos en transparencia van de los 4 mil mensuales a los 50 mil pesos, siendo la asignación un acto discrecional.
  • Los montos asignados a los trabajadores por Honorarios no tienen lógica, 4,700,000 mensuales es aproximado el total de manera MENSUAL.
  • Contratos con medios de comunicación “PUBLICIDAD” no son claros ni precisos, difunde publicidad en José María Morelos, lugar donde no existe representación del TSJ.

UN FRACASO LLAMADO “CAPELLA” EN SEGURIDAD PÚBLICA

EL Secretario de Seguridad Pública en el Estado de Quintana Roo, Alberto Capella Ibarra, es uno de los fracasos más relevantes al frente de esa dependencia estatal, para ello, debemos considerar un análisis preciso, pues sin duda tiene derecho a justificarse, sin embargo, para un puesto que requiere hechos y no palabras, debemos hacernos las siguientes preguntas:

1.- ¿Cree usted que Alberto Capella funciona al frente de la SSP?

2.- ¿Sabe cuántas personas trajo de fuera Alberto Capella a la SSP?

3.- ¿Sabe cuánto cobra cada persona que trajo de fuera Alberto Capella?

4.- ¿Sabe usted cuanto ha crecido la inseguridad desde que tomó el mando Alberto Capella en SSP?

5.- ¿Sabe usted cuantos miles de millones se ha invertido en seguridad pública en los últimos 23 años?

6.- ¿Sabe cuántas violaciones a derechos humanos ha realizado el señor Alberto Capella?

7.- ¿Conoce cuantos mensajes por redes sociales utiliza Alberto Capella para SSP y para difundir su imagen personal?

8.- ¿Sabe usted la forma en que utiliza los recursos públicos Alberto Capella desde la SSP?

9.- ¿Sabe usted cuantas secretarias y/o asistentes laboran con Alberto Capella y cuánto perciben?

10.- ¿Sabe usted a cuantos procesos locales y federales está sujeto el SSP de Quintana Roo, Alberto Capella?

Habrá que esperar la siguiente entrega para conocer algunas de las respuestas planteadas, pero sobre todo, la imagen y el fracaso de la Seguridad Pública en Quintana Roo, ¿no lo cree así amable lector?

Más leído
HOY ESCRIBE
Relacionados