InicioReportajes EspecialesRetropolicíacaLA HISTORIA, BASADA EN OVNIS 

LA HISTORIA, BASADA EN OVNIS 

*El escritor Kendrick Frazier concluyó que cuando los grandes acontecimientos de la historia de la humanidad pueden explicarse como resultado de la visita de antiguos astronautas

 

Redacción/Sol Quintana Roo/Sol Yucatán/La Opinión de México 

(Tercera de siete partes) 

 

Ciudad de México.- El escritor Kendrick Frazier concluyó que cuando un científico respetable trata de examinar alguna idea que se aparta de lo tradicional, como la del escritor suizo Erich Von Daniken, según el cual los grandes acontecimientos de la historia de la humanidad pueden explicarse como resultado de la visita de antiguos astronautas, encuentra a menudo que la tarea le exige demasiado tiempo.

Por otra parte,sus colegas lo acusan de descuidar otras investigaciones más importantes mientras los crédulos insisten en dar por cierto que nos civilizaron los seres espaciales, a pesar de las opiniones de críticos como el astrónomo Carl Sagan que escribió: “No conozco obra actual más plagada de errores de lógica y de hecho que la de Von Daniken”.

Obviamente, el Comité mencionado nunca ha pretendido explicar todos los fenómenos que se discuten, pero el fin de la ciencia, sin embargo, estriba en acometer los problemas de tal suerte que sea posible hallar soluciones, aun cuando vengan sólo a plantear otras incógnitas. Einstein, dijo Frazier, “escribió que buena es la imaginación, pero siempre debe estar gobernada críticamente por los conocimientos disponibles”.

EL TRIÁNGULO 

Por su parte, el redactor Iñigo Pedrueza indicó para “Islas Bermudas” en Internet, que éste aparece lleno de búsquedas sobre las misteriosas desapariciones de barcos y aviones en la inmensa superficie marítima situada entre los vértices de Puerto Rico, Fort Lauderdale en Florida y el archipiélago de las Bermudas, más de 1.1 millones de kilómetros cuadrados de océano.

La única particularidad de esa zona hasta el siglo XX era el situarse cerca del Mar de los Sargazos, zona de calmas chichas rodeada por las corrientes del Atlántico norte, donde abundan altas concentraciones de algas y plancton.

Pedrueza comentó que a riesgo de desilusionar a sus lectores, el Triángulo de las Bermudas es sólo un mito entre tantos, supuestamente en esa zona del Océano Atlántico se han sucedido numerosas desapariciones de aviones y barcos.

Desapariciones inexplicables y extrañas, más aún, explicables por causas sobrenaturales o vinculadas a los extraterrestres, OVNIS, UFOS, etcétera.

Una legión de escritores, añade, “tertulianos, apóstoles cienciólogos y demás alucinados y aprovechados, han cultivado el mito, buscando los pingües beneficios que siempre ha producido lo misterioso, místico y sobrenatural”.

En resumidas cuentas, “se dice, se comenta, se rumorea que en esas aguas, bajo ellas, en la atmósfera circundante, poderes, fuerzas, espíritus, seres arcanos, marcianos de ancha cabeza y calenturienta imaginación, a veces verdes, intervienen en la vida humana, hundiendo, secuestrando, haciendo desaparecer aviones, barcos y tripulaciones enteras”.

Con todo, el argumento a pesar de ser muy recomendable para una película de misterio fantástico, no se sostiene y los datos oficiales del gobierno norteamericano no indican mayor incidencia de los accidentes y naufragios en el Triángulo de las Bermudas. Las cifras de accidentes, son similares a las de cualquier otra zona de similar tráfico y condiciones climáticas. Claro está, dirán, que puede tratarse de una conspiración.

El caso del Triángulo de las Bermudas, afirma Pedrueza, “es todo un ejemplo de mercadotécnica aplicada por el escritor de ciencia ficción, Charles Berlitz. En su libro de 1974, “El Triángulo de las Bermudas”, el autor norteamericano dio en la diana y convirtió su novela en un best seller. El mito se popularizó y aceptó por buena parte de la población”.

Más leído

¡SE BUSCA!

HOY ESCRIBE
Relacionados