InicioPortadaNacionalLIBERAN A ROSARIO ROBLES TRAS TRES AÑOS EN PRISIÓN

LIBERAN A ROSARIO ROBLES TRAS TRES AÑOS EN PRISIÓN

*Desde agosto del 2019 se encontraba en prisión preventiva por los delitos de ejercicio indebido del servicio público por el caso de la Estafa Maestra

Corresponsalías nacionales/Grupo Sol Corporativo

Ciudad de México.- Después de pasar tres años en prisión por acusada por el delito de ejercicio indebido del servicio público, la exfuncionaria Rosario Robles ha sido liberada.

Este viernes 19 de agosto la extitular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), quien desde agosto del 2019 se encontraba en prisión preventiva en el penal de máxima seguridad de Santa Martha Acatitla por los delitos de ejercicio indebido del servicio público por el caso de la Estafa Maestra, cargos que su defensa alegaba no ameritaban la medida.

Robles Berlanga tendrá que firmar su asistencia cada 15 días en el lugar donde el ministerio público le indique, de igual forma, tiene prohibida la salida del país.

La Fiscalía General de la República informó que el miércoles 17 de agosto, Robles Berlanga presentó una solicitud de cambio de medias cautelares para poder seguir su juicio en libertad el cual el día de hoy fue aceptado.

Rosario Robles, segunda de los seis hijos que tuvo el matrimonio formado por María del Rosario Berlanga Flores y Francisco Robles, nació el 17 de febrero de 1956, en Coahuila,  Francisco, el mayor; Rosario, Héctor Manuel, Martha, Cristina y Magdalena.

Sus inicios en el camino a la vida pública, fueron en el Sindicato Independiente de Trabajadores de la Universidad Autónoma de México, como secretaria de Trabajo Femenil en el Comité Ejecutivo, de 1988 a 1993, hasta formar parte del Comité Ejecutivo Nacional, de 1985 a 1993 y de ahí saltó a la vida partidista formando parte del grupo fundador del Partido de la Revolución Democrática PRD en 1989 y en 1994 fue electa diputada federal.

Había dejado de ser luchadora social para entrar de lleno en la política, pero redituable.

Posteriormente logró que el líder moral de ese partido, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, la designara secretaria general de Gobierno del Distrito Federal, en 1997, cuando por primera vez los ciudadanos de la capital eligieron a su gobierno.

Cuando Cárdenas Solórzano buscó la candidatura a la Presidencia de la República, en septiembre de 1999, la Asamblea Legislativa del Distrito Federal la nombró jefa de Gobierno interina, cargo que concluyó en el 2000. Fue la primera mujer que ocupó el cargo de Jefa de Gobierno del entonces Distrito Federal.

En 1999, poco antes de tomar posesión como jefa de Gobierno, acudió a una fiesta en la que coincidió con Luis Kelly Ramírez. En esa reunión descubrieron que compartían un lejano parentesco entre el entonces esposo de Robles, Julio Moguel y la madrastra del publicista dueño de la empresa Publicorp.

Poco después echarían a andar lo que después se conocería como “El Cochinito” y en enero del 2000 ya se habían firmado contratos con la empresa publicitaria, que al final de sus andanzas representarían alrededor de 200 millones de pesos por la millonaria sobrefacturación de los contratos publicitarios que, como jefa de Gobierno suscribió con Publicorp, cuyo objetivo era crear un fondo oscuro para financiar las campañas perredistas del año 2000 y, en particular, su carrera política rumbo a la primera magistratura de México.

A su paso como secretaria de Gobierno y como jefa de gobierno interina, Rosario operó de tal manera a favor de Andrés Manuel López Obrador, que había dejado el cargo de presidente nacional del PRD para lanzar su candidatura a la Jefatura de Gobierno del DF.

Ya como dirigente del PRD, Rosario le pidió a Carlos Ahumada que financiara campañas en entidades donde había potenciales ganadores a las gubernaturas y diputaciones, como Colima, Guerrero, Oaxaca y Tlaxcala.

A cambio, el empresario fue distinguido con obras públicas para las delegaciones del Distrito Federal, a través de grupo Quart, como pavimentación de calles, remozamiento de banquetas, y hasta la construcción y remodelación de edificios en las delegaciones.

Pero las cosas se le complicarían al siguiente año.

El 7 de febrero del 2004, durante el Consejo Nacional del PRD, Carlos Payán Velver, dio lectura a un informe sobre la gestión del Comité Ejecutivo Nacional, en el que donde decía que durante la gestión de Rosario Robles la deuda de ese partido creció 289 millones de pesos en medio de un desorden administrativo y pedía una investigación a fondo por “posibles actos de corrupción”.

Además, con base en una auditoría realizada por el despacho Deloitte & Touche, denunció que se habían contratado pasivos por “personas sin autorización estatutaria” y se habían sustraído 20 millones de pesos
que debieron haberse destinado a la remodelación del edificio sede del partido. Rosario tuvo que renunciar en agosto de ese año y fue sustituida por Leonel Godoy Rangel.

Más leído
HOY ESCRIBE
Relacionados