InicioNacionalLOGRÓ TENER UN PODER ABSOLUTO EN LA METRÓPOLI

LOGRÓ TENER UN PODER ABSOLUTO EN LA METRÓPOLI

*Llegó a manejar y controlar no menos de mil 500 narcotienditas en la metrópoli.

SOL QUINTANA ROO / SOL YUCATÁN / LA OPINIÓN DE MÉXICO
(Segunda de tres partes)

Ciudad de México.- Para poder operar libremente, “Ma Backer” comenzó a captar la protección de policías, lo mismo de municipales que estatales, judiciales, federales y hasta de Ministerios Públicos, de tal suerte que se estima que llegó a manejar y controlar no menos de mil 500 narcotienditas en la metrópoli.

El “negocio” prosperó de tal manera que hizo necesario blanquear las millonarias ganancias y así comenzaron las inversiones en autolavados,
tiendas de ropa, una cadena de locales de venta de telefonía móvil y
hasta de espectáculos para lo que compró la Arena de Lucha Libre
Neza.

Su poder llegó a ser tal, que recibía la protección de policías de distintas corporaciones y niveles, así como de funcionarios de diversas dependencias, lo que le permitía eliminar a la competencia y distribuir a sus anchas su mercancía.

En el Cártel de Neza logró agrupar a policías, ex policías y operadores financieros, siendo una de las organizaciones criminales mejor organizadas y con fuertes dominios en el Estado de México y la capital del país.

Se abastecía de grandes cargamentos de cocaína que llegaban al
Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, gracias a agentes de
la entonces Agencia Federal de Investigaciones (AFI) de la PGR, al
mando de Genaro García Luna, hoy preso y procesado en los Estados
Unidos.

La organización iba viento en popa, pero hubo algunos policías que no se prestaron a cochupos, además de que “Doña Patricia” se dio cuenta
de la deslealtad de algunos de sus “colaboradores” que ya habían sido
“comprados” y pensó, erróneamente, que también podía liquidarlos con la misma facilidad que lo había hecho con los narcos rivales.

Su primer error fue el mandar asesinar a Mario Roldán Quirino, director adjunto de Asuntos Especiales de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Contra la Salud (FEADS) de la PGR.

Fue acribillado el jueves 21 de febrero de 2002, frente al número 201 de Camino Viejo a San Pedro Mártir, colonia Chimalcoyótl, delegación Tlálpan, al sur de la ciudad. Recibió 10 impactos, tres en la cabeza y siete en el cuerpo.

Más leído
HOY ESCRIBE
Relacionados