LOS CAPITALES

Edgar González Martínez/Corresponsalías Nacionales/Grupo Sol Corporativo

La tasa bancaria, en 9.25%; cerraría el año en 10.50%.

Banco de México incrementó75 pb la tasa de interés bancaria, con lo cual pasó de 8.50% a 9.25%, decisión que responde a la inestabilidad de la actividad económica mundial, que continúa desacelerándose. La inflación global -señaló Banxico- siguió aumentando en un entorno donde persisten desbalances entre demanda y oferta en diversos mercados y precios aún elevados de alimentos y energéticos. Por supuesto, esto continúa generando expectativas de un apretamiento monetario acelerado a nivel global y de tasas de referencia en niveles altos por un periodo prolongado. Las condiciones financieras se mantuvieron apretadas y el dólar continuó fortaleciéndose, y no hay que olvidar que recientemente la Reserva Federal de Estados Unidos aumentó el rango objetivo para la tasa de fondos federales en 75 puntos base por tercera vez consecutiva y anticipó futuros incrementos.

Por supuesto, un amplio número de otros bancos centrales continuaron incrementando sus tasas de referencia, algunos en mayor magnitud a lo previsto. Entre los riesgos globales destacan los asociados a la pandemia, la prolongación de las presiones inflacionarias, el agravamiento de las tensiones geopolíticas y mayores ajustes a las condiciones económicas, monetarias y financieras.

Respecto al incremento en la tasa de interés, INVEX estima que la convergencia de la inflación general hacia el objetivo del 3% se alcanzará hasta finales de 2024 y no a principios de ese año; además, señaló: “anticipamos otro aumento de 75 puntos base en la tasa de interés de referencia en la siguiente reunión de noviembre. Después de llegar a 10.0%, al menos esperaríamos que la tasa de interés de referencia cerrara el año en 10.50%. Cualquier ajuste al alza en esta previsión dependerá de las circunstancias prevalecientes en el tema de la inflación.”

Por su parte, analistas de Banorte nos dijeron: “ajustamos nuestra visión ante un entorno inclusive más retador en términos de la postura relativa y la inflación. En específico, ahora vemos la tasa de referencia al cierre de año en 10.50% (previo: 10.00%), con alzas de +75pb en noviembre y +50pb en diciembre. Tras esto, anticipamos dos alzas adicionales de +25pb al inicio de 2023 (febrero y marzo), con la tasa terminal alcanzando 11.00%. Añadimos también un modesto relajamiento en el segundo semestre, con la tasa cerrando dicho año en 10.25%. El mercado espera que el ciclo alcista termine cerca de 10.80%”.La manufactura se ralentiza en el 3T22; menor demanda en la industria alimentaria.

El Indicador Multidimensional de la Manufactura BBVA, creció 6.4% en agosto, llevando el promedio de la variación interanual de los dos primeros meses de 3T22 a 5.8%, 0.9 pp por debajo del 6.8% observado en el mismo periodo de 2T22. Por su parte el Indicador IMEF manufacturero se ubicó en territorio de contracción (49.4), por segunda ocasión durante el año (tras registrar un nivel de 51.2 en julio), reforzando la señal de debilidad en la manufactura durante el tercer trimestre del año. En términos de capacidad utilizada, tres subsectores de actividad se encuentran aún por debajo de su nivel pre-pandemia (enero de 2020): la industria alimentaria (4.9% por debajo de su nivel pre-COVID), la fabricación de equipo de transporte (4.3% por debajo) y la industria química (1.3% por debajo). Cabe señalar, que en conjunto estos tres segmentos de actividad representan 54% de la producción manufacturera en el país. Si bien el sector automotriz había mostrado mejora en este indicador en periodos recientes (ante el desvanecimiento de los cuellos de botella asociados a los semiconductores) en el último mes parece perder impulso a medida que se debilita la demanda ante mayores precios y altas tasas de interés. Por su parte, la capacidad utilizada en la industria alimentaria continúa en desaceleración desde marzo, afectada por las disrupciones en la producción de ciertos insumos a raíz del conflicto en Ucrania (incluyendo el incremento en el costo de fertilizantes provenientes de Rusia con afectaciones en el campo mexicano y su cadena de valor en la industria).

Notarios verificarán los datos biométricos de los vendedores de propiedades.

La Asociación de Bancos de México (ABM) y el Colegio Nacional del Notariado Mexicano firmaron un convenio de colaboración que permitirá que ambas instancias participen en proyectos de mejores prácticas que contribuyan a fortalecer las actividades de ambos sectores. La firma del acuerdo estuvo encabezada por Daniel Becker Feldman y Guillermo Escamilla Narváez, presidentes de la ABM y del Colegio Nacional del Notariado Mexicano, respectivamente.

Con este convenio se impulsará también que los agremiados del Colegio Nacional verifiquen los datos biométricos asociados a las identificaciones que exhiban los acreditados y, en su caso, los vendedores, en las escrituras con créditos hipotecarios, fideicomisos y constitución de garantías, esto con el fin de que se validen con el de las instituciones que integran a la ABM. De igual forma, permitirá mantener actualizado el intercambio de información de instrumentos notariales y cartas de instrucción, así como colaborar en el desarrollo de investigaciones y/o estudios que permitan a los involucrados robustecer las actividades y operaciones del sistema bancario, financiero y la función notarial.

GNP pagó en los últimos 5 años 4,600 millones de pesos por infartos.

De acuerdo con información de la Organización Mundial de la Salud, las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en todo el planeta. En el caso específico de México, de acuerdo con el INEGI, las defunciones causadas por enfermedades del corazón han ocupado el primer lugar entre las principales causas durante varios años. En 2020 las tres principales causas de muerte a nivel nacional por temas de salud fueron las enfermedades del corazón (218 704, 20.1%), la COVID-19 (200 256, 18.4%) y la diabetes mellitus (151 019, 13.9%). GNP Seguros reportó que, en los últimos 5 años ha atendido más de 36,600 casos de padecimientos cardiovasculares pagando un monto superior a los 4,600 millones de pesos, concentrándose el mayor porcentaje de los casos en hombres con un 63.5%.

Más leido
Relacionados