InicioHoy EscribeEdgar González MartínezLos Capitales: La mujer mexicana está pisando fuerte en la política y...

Los Capitales: La mujer mexicana está pisando fuerte en la política y en los negocios

Por Edgar González Martínez

La mujer mexicana está pisando fuerte en la política y en los negocios.

En efecto, en México es tiempo de mujeres. Las mujeres siguen fortaleciendo su presencia en todos los sectores de la economía, la sociedad, y desde luego la política. Nadie duda hoy en día que la próxima presidenta tendrá una gran responsabilidad para hacer un buen papel en la historia política de México. Pero la mujer mexicana no solo está pisando fuerte en la política, también vivimos grandes momentos en los negocios mexicanos, aunque todavía le falta mucho camino por recorrer.

Por ejemplo, Women Corporate Directors (WCD), la asociación de mujeres consejeras más grande del mundo, anunció cambios en el Comité Directivo de su capítulo México. Fundada en enero de 2018, la filial mexicana de WCD busca promover la incorporación de mujeres en consejos de administración, así como su profesionalización ante los retos que enfrentan las juntas directivas.

 Karen Mauch, una de las fundadoras, anunció que deja la copresidencia para dar paso a Ana Ramírez, miembro activa en el Comité Ejecutivo y Consejera Independiente en Bancoppel, Engen Capital, TIP México y Grupo Industrial Mexicano, así como socia en Rhisco Solutions y Fundación Obras Educativas. Al respecto, Ana Ramírez comentó: “Es un privilegio y un gran honor contar con la confianza de WCD México para continuar con la tarea iniciada por Karen Mauch y Magdalena Carral. Tenemos un largo camino por recorrer. Para ello contamos con el apoyo de un gran grupo de mujeres comprometidas para conseguir importantes avances en nuestra encomienda. Nos proponemos incrementar el número de mujeres consejeras independientes en las empresas mexicanas y multinacionales en nuestro país, para así asegurar un camino firme de crecimiento económico, social y de gobernanza para las siguientes generaciones empresariales”.

Precisamente, para conocer el alcance que las mujeres están teniendo en la vida de México, el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) en alianza con Kiik Consultores, con el apoyo de Coppel y Fundación Coppel, realizó una investigación para medir la representación de mujeres en la alta dirección empresarial y los consejos de administración de casi 200 compañías listadas en las bolsas de valores de México, y reveló los siguientes datos:

Bajo el título de “Mujeres en las Empresas”, se concluyó que en 2022 las mujeres ocupaban 13% de las sillas en los consejos de administración lo que representa un aumento de un punto porcentual con respecto a 2021. Del total de empresas analizadas, únicamente 7% de sus consejos de administración son presididos por una mujer. 24% de las empresas cuentan con un consejo conformado exclusivamente por hombres, tres puntos porcentuales menos con respecto a 2021. 34 empresas no cuentan con la presencia de mujeres en sus consejos de administración ni en direcciones relevantes, esto equivale a 18% de las empresas analizadas, y de seguir la tendencia actual, México alcanzaría una participación paritaria en los consejos de administración hasta 2052, es decir, la brecha de representación femenina tardaría 30 años en cerrarse. De ahí el enorme reto que tiene la sociedad mexicana.

Preocupa que empresas importantes abandonen la lucha contra el cambio climático.

Nos dicen en NY, que JPMorgan Chase y State Street abandonaron el Climate Action 100+, una coalición de inversores global que intenta lograr que las empresas reduzcan las emisiones que dañan el clima. BlackRock, por otro lado, dijo que había transferido su membresía a su brazo extranjero, lo que limitaría su papel. Para algunos analistas del tema, el abandono es cuestión de dinero. Actualmente, restan casi 14 billones de dólares en activos a los esfuerzos por coordinar las acciones de Wall Street para luchar contra el cambio climático. El abandono llegó después de que Climate Action 100+ pidiera a los firmantes que hicieran más que simplemente seguir las reglas.

Según una investigación de Expok, los líderes republicanos están presionando cada vez más a las empresas financieras para que dejen de ser miembros de este tipo de grupos. Dicen que aceptar trabajar juntos podría ir en contra de la ley antimonopolio o violar el deber moral. Por supuesto, no todas las empresas dijeron que la política fuera una de sus razones. Un representante de State Street Global Advisors (SSGA), que está a cargo de 4,1 billones de dólares, dijo que los nuevos objetivos de CA100+ hacían más difícil que la empresa avanzara por sí sola.

Los objetivos, que fueron aprobados en junio, dicen que los firmantes del CA100+ deben trabajar con los legisladores y algunos deben hacer pública información sobre las conversaciones que han tenido con las empresas para lograr que reduzcan sus emisiones netas a cero para 2050.

Por otro lado, cabe destacar que a lo largo de los años, 13 empresas habían abandonado CA100+  Walter Scott & Partners y Loomis Sayles fueron dos de ellos. Un funcionario dijo que la participación del grupo ha crecido a más de 700 empresas, y en otoño se unirán 60 nuevas.

Vanguard, la segunda gestora más grande del mundo, nunca se unió y, a finales de 2022, abandonó el proyecto Net Zero Asset Managers (NZAM), que es otro conocido grupo climático. Vanguard también dijo que estaba preocupada por su independencia, al igual que otras aseguradoras que abandonaron una empresa hermana.

[email protected]

www.agendadeinversiones.com.mx

X: @Edgar4712

Más leído
HOY ESCRIBE
Relacionados