InicioReportajes EspecialesNarcotráficoLOS CÁRDENAS Y EL CÁRTEL DEL GOLFO (1/7 PARTES)

LOS CÁRDENAS Y EL CÁRTEL DEL GOLFO (1/7 PARTES)

*Su líder máximo, Osiel Cárdenas Guillén, preso en los EU

*Sus hermanos Homero y Antonio, abatidos en 2010 y 2014

*Mario “Pelón” Cárdenas Guillén, a punto de ser extraditado

*Y los Cárdenas se siguen exterminando entre ellos mismos

Redacción / Sol Quintana Roo / Sol Yucatán / Sol Campeche / La Opinión de México

Ciudad de México.- Con la ejecución de Enrique Homero Cárdenas Salinas, alias “Kike”; sobrino de Osiel Cárdenas Guillén, que fuera líder máximo del Cártel del Golfo, saltó nuevamente a la luz pública el apellido de los Cárdenas, clan del narcotráfico que en un tiempo predominó en Tamaulipas, principalmente en Matamoros, que convirtieron en su bastión desde hace más de un cuarto de siglo.

«El Kike», hijo de Homero Cárdenas Guillén, “El Orejón” o “El Majadero” y sobrino de Osiel, “El Mata-amigos”; Antonio Ezequiel «Tony Tormenta» y de Mario Alberto, “Mario Pelón”; fue ejecutado la madrugada del pasado sábado 6, frente a su esposa y sus hijos, a las afueras de su domicilio, en la calle Valle de Lirios de la colonia San Miguel.

En el 2009, el padre del “Kike” fue el principal operador del trasiego de cocaína hacia Texas y en el 2013 ocupó de manera temporal el liderazgo del Cártel del Golfo.

Las primeras investigaciones indican que Cárdenas Salinas trabajaba con su primo José Alfredo Cárdenas Martínez, “El Contador”, líder de la célula principal del Cártel del Golfo en esa frontera, quien apenas había sido liberado en el mes octubre de 2020.

Una de las hipótesis señala que “Kike” Cárdenas fue emboscado por un comando de sicarios, mientras que otra, la más creíble, apunta a que se trató de un asesino solitario que lo sorprendió afuera de su domicilio y le disparó hasta en seis ocasiones; luego huyó en un vehículo Honda color negro.

Las pesquisas señalan que el crimen podría obedecer a diferencias y fracturas al interior de la misma organización, y que fue su primo carnal quien ordenara la ejecución.

De acuerdo a reportes de autoridades antidrogas, Cárdenas Martínez y Evaristo Cruz, “El Vaquero”, mantienen una permanente disputa por la plaza de Matamoros con el llamado Cártel del Golfo Nueva Era, dirigida por Mario Alberto Cárdenas, quien pese a estar recluido en el penal de alta seguridad de El Altiplano, en el Estado de México, opera desde su interior mediante su lugarteniente Raúl García, “Escorpión Dos”.

En el caso de Mario Alberto Cárdenas Guillén, el violento líder del Cártel del Golfo, ante la peor pesadilla de los narcos, permanece en el penal de El Altiplano y recurre a toda clase de argucias legales para evitar que sea extraditado a los Estados Unidos.

La juez federal, Abigail Ocampo Álvarez, autorizó al gobierno de México proceder en la extradición del narco mexicano, acusado de delincuencia organizada, luego de que la juez Primero de Distrito en Materia de Amparo y Juicios Federales en el Estado de México, rechazara amparar al también apodado “El M1”, quien alegó que la petición de entrega a EEUU fue admitida hace más de un año y medio.

A “Mario Pelón”, que fue recapturado en 2012 en Altamira, Tamaulipas, lo requiere la corte Federal del Distrito de Texas (EEUU) por su presunta responsabilidad en delitos contra la salud y asociación delictuosa.

Para evitar sea llevado a la Unión Americana, argumenta su temor a contagiarse de Covid-19 ya que ese país es considerada el epicentro mundial de la pandemia. Dice que es mayor de 60 años y tiene obesidad e hipertensión, lo que lo convierte en población vulnerable.

El “M1”, “El Gordo” o Mario Pelón”, entre 1995 a 2007 estuvo preso en los penales de máxima seguridad de Matamoros (Tamaulipas) y Puente Grande (Jalisco), por los delitos de delincuencia organizada y contra la salud y desde el interior del penal de Matamoros manejaba grandes cargamentos de cocaína y marihuana, por lo que fue necesario en 2003 enviarlo al penal de Puente Grande.

Cuatro años después, en 2007 salió libre y en 2010 asumió el liderazgo del Cártel del Golfo, luego de que su hermano, Ezequiel Cárdenas, apodado el “Tony Tormenta”, fuera abatido por las Fuerzas Especiales de la Marina, el 5 de noviembre de 2010.

En septiembre de 2012, Mario Cárdenas fue nuevamente detenido cuando entraba a un inmueble. Le fueron decomisados un arma larga, tres cargadores, 30 cartuchos, dos granadas, 129,000 pesos y cuatro sobres de cocaína.

En ese entonces el Cártel del Golfo, fundado por Osiel Cárdenas Guillén, detenido en 2003 y extraditado a Estados Unidos por el gobierno del presidente Felipe Calderón y su antiguo brazo armado de Los Zetas, se disputaban el control del noreste de México, particularmente las entidades de Tamaulipas, Nuevo León y Veracruz.

Pero no solamente se han dado rompimientos dentro de dicha organización, lo que ha propiciado traiciones y enfrentamientos entre familiares, sino que ahora libran una permanente batalla con otros grupos, como el Cártel del Noreste, Los Zetas Vieja Escuela y Los Metros.

No obstante, el Cártel del Golfo, desde la aprehensión de Osiel Cárdenas Guillén, el 14 de marzo de 2003, precisamente en la ciudad de Matamoros, dejó de ser la organización considerada en su momento como la más poderosa y sanguinaria y actualmente es encabezada por diferentes miembros del clan Cárdenas, pero ninguno con el liderazgo de Osiel. Pero… ¿Quién fue Osiel Cárdenas Guillén?

Más leído
HOY ESCRIBE
Relacionados