InicioReportajes EspecialesNarcotráficoLOS HOMBRES DE GARCÍA LUNA

LOS HOMBRES DE GARCÍA LUNA

*Al menos media docena fueron ejecutados en ajustes de cuentas

*Otros procesados, prófugos o señalados como corruptos, pero activos

*Alfonso Durazo, secretario de Seguridad, fue secretario de Vicente Fox

*Un incondicional de García Luna, ahora es su asesor

José Sánchez López / La opinión de México / Sol Quintana Roo / Sol Yucatán / Sol Campeche /

No obstante la captura del ingeniero Genaro García Luna, acusado por el delito de conspiración para traficar cocaína, cargo del que ya estaba enterado el gobierno mexicano desde hacía lo menos 10 años, algunos de los integrantes de su cúpula aún se mantienen dentro de los gobiernos federal y estatal y conservan estructuras de poder.

Dentro de esa camarilla, llevada a la pantalla chica en una serie denominada “El Equipo”, ideada por Genaro García Luna, que costó 118 millones de pesos a la Secretaría de Seguridad Pública Federal, mejor dicho a los contribuyentes, figuró  una media docena de hombres de su primer círculo que fueron ejecutados en ajustes de cuentas del narcotráfico.

Algunos más se encuentran prófugos luego de ser relacionados con el crimen organizado, otros fueron señalados por irregularidades en el desempeño del servicio público y unos, los más astutos, lograron colarse a administraciones posteriores y llegar hasta al régimen actual.

Desde hace 11 años, en mayo de 2008, el entonces comisario general de la Policía Federal, Javier Herrera Valles, denunció a García Luna, titular entonces de la Secretaría de Seguridad Pública Federal (SSPF), señalándolo como un farsante que sólo buscaba beneficios para él, sus familiares, amigos y protegidos.

En dos cartas que Herrera Valles envió al entonces presidente, Felipe de Jesús Calderón Hinojosa, lo puso al tanto de todas y cada una de las trapacerías de García Luna y le advertía:

“Mientras siga al frente de las Fuerzas Federales una persona, cuya ineptitud ha demostrado sobradamente a lo largo de más de siete años y medio, mencionado reiteradamente como protector de narcotraficantes, la guerra contra el crimen organizado está perdida, pues si la casa no se limpia de dentro hacia fuera, lo único que se acumula es más basura”.

No obstante la voz de alarma, Felipe Calderón no sólo no hizo caso a la advertencia, sino que le otorgó mayor poder el ingeniero mecánico y lo convirtió en el “súperpolicía”, con absoluto poder y las consecuencias no se hicieron esperar para Herrera Valles.

Javier Herrera Valles fue detenido, torturado, sometido a proceso, encarcelado en el penal de alta seguridad de Nayarit, “El Rincón” y sentenciado a 10 años de prisión por el titular del Juzgado Segundo de Distrito en Tepic.

Tres años, 9 meses y 20 días tuvieron que transcurrir para que la madrugada del 7 de septiembre de 2012, Herrera Valles abandonara el penal de alta seguridad, luego que el magistrado del Segundo Tribunal Unitario Penal de Nayarit, Fernando Omar Garrido, echara por tierra las  acusaciones de la PGR y lo exonerara por falta de pruebas.

Hoy, Herrera Valles vuelve a señalar con índice de fuego al corrupto jefe policíaco y a su jefe, Felipe de Jesús Calderón Hinojosa, de quien asegura que estuvo completamente enterado de todo lo que hacía Genaro García y no solamente no hizo nada sino que lo solapó y protegió

Empero ese caso es muy complejo: pone al desnudo la enorme corrupción, los abusos y la libertad absoluta que le confirió el entonces presidente a García Luna para cometer todo tipo de atrocidades, por lo que en una siguiente entrega lo abordaremos más a detalle.

Más leído
HOY ESCRIBE
Relacionados