InicioDeportesMARADONA EN EL FÚTBOL MEXICANO, VISITÓ MÉRIDA

MARADONA EN EL FÚTBOL MEXICANO, VISITÓ MÉRIDA

Redacción/La Opinión de México

Tras de sufrir una descompensación en su casa Diego Armando Maradona murió a los 60 años de edad, la nota paralizó un momento al mundo y los titulares de periódicos alrededor del orbe dedicaron su espacio a difundir el lamentable suceso. Las reacciones entre la gente de fútbol, jugadores y aficionados llenaron las redes sociales y todos recuerdan las hazañas del “Pelusa” en clubes de distintas ligas, países y continentes, y México no es la excepción.

El ex astro argentino llegó a nuestro país en septiembre de 2018 para entrenar a Dorados de Sinaloa, equipo perteneciente a la División de Ascenso. Fue el 6 de septiembre de ese año, Diego Armando Maradona era nombrado como director técnico de los “Peces de Oro” y pocos daban crédito a que fuera realizad, pues el sudamericano no había manifestado ninguna intención de dirigir en nuestro país y su llegada a un club de categoría inferior causó sorpresa y revuelo a la vez.

Sus credenciales como Director Técnico eran pocas, había dirigido a la Selección Argentina en el Mundial de Sudáfrica 2010 y a equipos como Racing Club, Al-Wasi y Al-Fujairah, con resultados poco atractivos si se comparaba con su trayecto como futbolista, tanto en la albiceleste como en clubes.

Dorados era un equipo de la parte baja de la tabla, sin jugadores destacados y con una afición decepcionada luego de un corto paso por la Primera División.

Pero la presencia del 10 revitalizó el interés de los aficionados y le dio al cuadro sinaloense una bocanada de aire fresco, una actitud positiva que se notaría en las acciones en la cancha y un posicionamiento mediático que rivalizaba con el de los equipos llamados “Grandes” de la Primera División nacional.

Maradona logró levantar a los Dorados en un año. Fueron dos torneos cortos los que el equipo disputó 35 partidos bajo el mando del argentino, alcanzando 18 victorias, 10 empates y 7 derrotas, para una efectividad de 60.9% y 64 puntos y un par de finales que para su poca fortuna no pudieron ganar.

El último partido de Diego en el banquillo de Dorados fue el 5 de mayo de 2019 y el argentino vivió en México uno de sus mejores momentos en su carrera como entrenador.

En el equipo lo que más se añora es la buena relación que tenía con los jugadores y personal. Las charlas motivacionales que solía dar en vestidores y en la banca, y el orgullo de haber jugado bajo el mando de uno de los mejores de la historia del fútbol.

Pero el “10” dejó numerosos recuerdos en México. De hecho los sucesos más recordados de su carrera deportiva ocurrieron en canchas mexicanas, pues inolvidable es su participación con la Selección de Argentina en el Mundial de 1986, donde Diego levantaría la copa de campeón y dejaría enmarcada en la historia el gol bautizado como “La Mano de Dios”, durante la semifinal contra Inglaterra, o también el llamado “Gol del Siglo”, que logró al llevar el balón desde la media cancha para anotar mientras pasaba a numerosos rivales durante los cuartos de final del mismo torneo.

La ciudad de Mérida no fue ajena a la efervescencia del astro argentino, pues durante su estancia en la Liga de Ascenso nacional Maradona estuvo en la “Ciudad Blanca” y disfrutó de su estadía.} El campeón del mundo en México 1986 llegó en Mérida el 1 de noviembre de 2018 con los Dorados de Sinaloa y ese mismo día entrenó en la Universidad Modelo.

El argentino llegó al frente del cuadro sinaloense para enfrentar a Venados FC Yucatán en duelo de la fecha 14 del Apertura 2018 y les ganó el partido con gol de Fernando Arce al minuto 71, lo que le dio acceso al cuadro áureo a la Liguilla del torneo.

En el Estadio Olímpico “Carlos Iturralde” todos los reflectores fueron para el ídolo, fue ovacionado por los aficionados yucatecos y se mostró accesible a fotos y autógrafos.

“Mis muchachos dieron todo en la cancha, el equipo que teníamos enfrente era muy peligroso con los centros y nuestros marcadores de punta los neutralizaron”, declaró el pampero al término del encuentro.

En el torneo siguiente, los Dorados empataron 1-1 ante los ciervos y Maradona anunció que dejaría al equipo al término del campeonato.

Más leido
Relacionados