InicioReportajes EspecialesNarcotráficoMICHOACÁN: LA FE CONTRA LAS BALAS Y LA MUERTE

MICHOACÁN: LA FE CONTRA LAS BALAS Y LA MUERTE

*Cómo del narco, los capos pasaron a la producción de las drogas sintéticas; luego de los noventas, al cobro de piso, a la extorsión; del cártel de Los Valencia, a la Familia Michoacana, a Los Templarios y al final al pleito entre Los Viagras y el CJNG.

Corresponsalías/Sol Quintana Roo/Sol Yucatán/Sol Campeche/La Opinión de México

(Primera de cinco partes)

Aguililla, Michoacán.- Hoy Aguililla está en los ojos del mundo, debido a la violencia generada recientemente ahí por la pelea entre dos cárteles de la droga: Los Viagras y el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG). La lucha entre estos dos grupos criminales originó que uno de ellos realizara zanjas en varios puntos de las carreteras que conectan con Apatzingán y Coalcomán.

Esto, sumado al homicidio de ocho personas que fueron descabezadas debido a esta pugna, llamaron la atención del representante del Papa en México, Franco Coppola, quien decidió viajar a la zona del conflicto para llevar un mensaje de paz.

Gracias a investigaciones de la correponsalía de Sol Yucatán, sabemos que este municipio de Tierra Caliente desafortunadamente siempre ha sido bastión de actividades del narcotráfico, desde los años sesentas su gente se dedicaba a la producción de marihuana.

En aquellos años el Ejército recorría la sierra en busca de los plantíos de la “hierba mala”, la marihuana, y quienes se dedicaban a su siembra no tardaban en mostrar las ganancias que aquello les dejaba: Propiedades, buena ropa, buenos vehículos, era evidente que alguien en una zona tan pobre del Estado no iba a tener una vida de esas, ostentosa, con tan sólo dedicarse al trabajo honesto del campo.

Estas historias se escuchan precisamente en Aguililla, los recuerdos de lo que alguna vez sucedió, de cómo del narco, los capos pasaron al crimen organizado, a la producción de las drogas sintéticas; luego de los noventas, al cobro de piso, a la extorsión; del cártel de Los Valencia, a la Familia Michoacana, a Los Templarios y al final al pleito entre Los Viagras y el CJNG.

Justamente de este municipio es oriundo Nemesio Oseguera Cervantes, alias «El Mencho», nació ahí en la cabecera de la demarcación, el 17 de julio de 1966 y ahora es líder del CJNG.

“Aquí la gente conoce al señor, no se mete con nadie, él es de este pueblo, pero Los Viagras quieren apropiarse de aquí y esa es la inconformidad que traen”, en un viaje reciente que tuvimos al lugar así nos narra uno de los habitantes que prefiere no dar su nombre, recuerda que las cosas antes eran tranquilas, pero el cambio de poder entre células delictivas ha llevado a la región al escenario que actualmente se vive.

Lo cierto es que cada uno de los grupos criminales tienen su realidad, Los Viagras también afirman ser los “buenos”, incluso han aparecido en reportajes internacionales y se hacen llamar “autodefensas” que buscan que el CJNG no se adueñe de sus tierras ni del patrimonio que tienen para sus familias.

Después de Los Valencia, Aguililla fue controlada por La Familia Michoacana y luego por Los Templarios, no había ningún conflicto porque solamente había un cártel al mando, pero cuando esto dejó de ser así «El Mencho» quiso recuperar la tierra que le vio nacer y mandó a su gente a “cuidar” su pueblo, explica a este medio un oficial de inteligencia militar.

A partir de este punto hubo muertos, casas rafagueadas con armas de fuego de alto poder, porque en ellas habitaban familiares de uno u otro grupo y decenas de desplazados, es la historia que me platica una mujer que es dueña de una tienda de abarrotes, la cual tampoco está interesada en brindar su identidad, nadie quiere decir su nombre, todos temen por represalias.

Más leído
HOY ESCRIBE
Relacionados