InicioPortadaNacional“MONSTRUOS” DEL NARCO SUPERARON BLINDAJE

“MONSTRUOS” DEL NARCO SUPERARON BLINDAJE

*Blindaje de “monstruos” del narco como en el sector formal

*También en armamento han rebasado a las Fuerzas Armadas

*Proyectiles más letales que los de metralleta Barret calibre .50

*Vehículos, uniformes, insignias, logotipos, son clonados por el crimen

*Equipados con ponchallantas, cabinas reforzadas, llantas antibalas, huecos para disparar protegidos

*Han secuestrado a expertos en blindaje para que los enseñen

José Sánchez López/Corresponsalías Nacionales/La Opinión de México

Ciudad de México. – Los vehículos acorazados que utiliza el crimen organizado, ya no son artesanales; sus terminados y su capacidad de blindaje alcanzan ya los niveles de las empresas especializadas en ese rubro y el armamento que usa es más mortífero que el del Ejército, con balas perforantes, trazadoras e incendiarias.

Ignacio Baca Torres. presidente de la Comisión Ejecutiva del Consejo Nacional de la Industria Balística, sostiene que los vehículos del crimen organizado ya no son artesanales, pues sus acabados y su capacidad de blindaje ya alcanzan los mismos estándares de las empresas que se dedican a esa especialidad.

Hace años, señaló, veíamos estos vehículos como una especie de Frankenstein, malhechos, diseñados de una manera rudimentaria, artesanal, pero hoy vemos ya productos mucho mejor terminados y ello se demostró tras de que la Fiscalía General de la República FGR, apoyada por la Marina, aseguraron un taller clandestino en la alcaldía Gustavo A Madero de la Ciudad de México.

En dicho punto, ubicado en Poniente 116 e Insurgentes Norte, colonia Capultitlán, se blindaban ese tipo de vehículos que, de acuerdo con las investigaciones, son similares a las que usan los grupos criminales en Sinaloa, Jalisco y Tamaulipas.

En el taller clandestino se dedicaban a blindar camionetas para entregarlas a diferentes organizaciones del crimen organizado, principalmente al Cártel de Jalisco y al de Sinaloa. 

Esa clase de vehículos blindados son conocidos como “monstruos”, que circulan en estados con una alta presencia del crimen organizado como Jalisco, Tamaulipas, Sonora, Chihuahua y Michoacán, entre otros.

El taller contaba con maquinaria especial para blindaje de alto grosor en vehículos y equiparlos con armamento pesado, aditamentos especiales, poncha llantas y en el techo una abertura especial para maniobrar un rifle de alto poder y disparar protegido, sin problema alguno.

Entre los aditamentos que se les colocaban a los vehículos, figuran: ponchallantas, cabinas fortificadas, cajas de seguridad y llantas antibalas.

Los responsables del taller clandestino fueron identificados como Fabian Solís El Junior y su padre, Fabián Solís Vega, del grupo criminal La Ronda 88, por quienes las autoridades ofrecían una recompensa de 3 millones de pesos.

CJNG MODERNIZA BLINDAJES SECUESTRANDO EXPERTOS BALÍSTICOS

De acuerdo con Baca Torres si bien no hay registros formales del secuestro de trabajadores que formen parte de la industria balística, ello no implica que no ocurra y que no impacte en la construcción de estos vehículos monstruos del narco.

Desde 2020, el Ejército encendió sus alarmas luego de que detectara que la organización delictiva había comenzado a mejorar el diseño de sus vehículos acorazados.

En esa fecha el Ejército detectó que el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) había perfeccionado sus vehículos blindados. De pesados y estorbosas unidades cuadradas y con limitada movilidad, pasaron a vehículos con diseños más profesionales, por lo que comenzaron a investigar si empresas de blindaje estaban involucradas.

​Un empresario del ramo, bajo condición de anonimato, reveló que las organizaciones criminales comenzaron a secuestrar a empleados de firmas de blindaje para mejorar sus unidades acorazadas.

El 17 de julio de ese 2020, se viralizó un video en redes sociales donde decenas de hombres armados hasta los dientes, con indumentaria militar y vehículos blindados, se presentaron bajo el nombre de “Fuerzas Especiales Grupo Élite” del Cártel Jalisco Nueva Generación.

El video fue grabado en el municipio de Chinicuila, Michoacán, una localidad históricamente asediada por cárteles de la droga.

El Ejército identificó, de acuerdo a filtraciones del grupo hacktivista Guacamaya, al menos a 75 personas y estableció que la división, “con capacidad económica sin restricciones”, surgió en 2019, fundada por Juan Carlos González Valencia, El 03; hijastro del Mencho, para enfrentar al Cártel de Santa Rosa de Lima, en Guanajuato, expandiéndose después a Michoacán y Zacatecas.

En la grabación se observan 12 camionetas, entre una Hummer, Jeeps y camionetas de trabajo pesado, todos blindados. Ya no mostraban el blindaje artesanal como el que se observó en Tuxpan, Jalisco, en diciembre de 2019, cuando vieron un vehículo verde, rectangular, con seis ruedas y suspensión que apenas separaba la estructura de la unidad del suelo.

Las del video mostraban estructuras muy similares a las realizadas por profesionales del sector.

El empresario de una firma de blindaje, a condición del anonimato, explicó que una colaboración entre empresas dedicadas a blindar vehículos y una organización criminal sería poco probable porque la identificarían fácilmente y la combatirían.

“No hay de ninguna forma una colaboración entre los cárteles y las empresas que se dedican a blindar, por lo menos las serias. La industria del blindaje tiene mucho tiempo que está regularizada, que está legislada, incluso bajo las leyes de Hacienda que contemplan actividades propensas al lavado de dinero”, explicó.

 “Lo que ocurrió es que empezaron a desaparecer nuestros técnicos especializados, no solamente de nosotros, sino de varias empresas. No supimos si fue por voluntad propia o de manera forzada, pero asumimos que la desaparición forzada de quienes conocían el proceso de blindaje, obedecía a que se los llevaban para hacer ese tipo de vehículos”.

-No es algo que tengamos detectado, añadió, porque no hay ninguna denuncia, pero eso no quiere decir que no haya sucedido, sin embargo, vemos ya el producto terminado que está utilizando la delincuencia organizada y que tiene el mismo nivel de un producto comercial de las empresas formales.

Datos de la Comisión Ejecutiva del Consejo Nacional de la Industria de la Balística, indican que el 80 por ciento de los vehículos blindados comercialmente, tienen protección nivel 3, mientras que el otro 20 por ciento del mercado se reparte en los niveles 4 y 5.

Algunos cárteles de la droga han adquirido camionetas blindadas, todoterreno, que utilizan en zonas de difícil acceso. Pasan desapercibidos porque las pintan con colores, insignias y logotipos del Ejército de la Guardia Nacional, de la Fiscalía General de la Repúblicas o de alguna otra institución.

Este problema va en aumento en varios estados consideradas focos rojos por los altos índices delictivos, como Tamaulipas, Guerrero, Michoacán, Jalisco, Sinaloa, Guanajuato y Zacatecas, aunque también, en menor número, se observan en otras entidades.

El problema que enfrentan las autoridades militares se debe al poder económico que tienen los cárteles de la droga, con la la posibilidad de adquirir lotes enteros de vehículos.

 Armando Luna, especialista en seguridad pública y crimen organizado en México, aseguró que la clonación o imitación de vehículos militares, específicamente Jeeps, tiene un propósito estratégico claro: sembrar miedo entre las comunidades en donde pelean la plaza, creando un clima de confusión para la identificación de los vehículos auténticos.

Las células criminales identificadas que emplean ese modus operandi, son: Jalisco Nueva Generación, Cártel de Sinaloa, Cártel del Golfo, Cártel de Juárez y Los Zetas, aunque a últimas fechas se han detectado otros grupos criminales que utilizan la misma estrategia.

En Guerrero los Tlacos y la Familia Michoacana han protagonizado varios enfrentamientos en donde los efectivos militares han descubierto que ambas organizaciones se trasladan en camionetas de uso comercial que son clonadas como de las Fuerzas Armadas.

EL NARCO AUMENTA SU PODER DE ATAQUE

Uno de los retos más importantes para la industria del blindaje, al momento de blindar un vehículo es hacer que no sólo resista los impactos de los proyectiles de la metralleta Barret, calibre 50, de uso común por el crimen organizado, sino el uso de balas incendiarias, perforantes, trazadoras y explosivas, mediante la utilización de drones.

El secretario de la Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval, admitió que los grupos criminales están aumentando su poder de ataque y ahora ya utilizan balas que superan el blindaje de los vehículos de combate del Ejército Mexicano.

Reveló que el 10 de enero de este año, hubo una agresión contra una célula de soldados con este tipo de armamento, lo cual resultó en un elemento fallecido y tres heridos, “tuvimos una agresión en la que hubo una penetración al blindaje, antes hubo otras agresiones, pero no habíamos sido penetrados y esa ocasión las balas fueron superiores al calibre .50”.

El general explicó que este tipo de municiones son de una especificación más elevada con una punta roja y plata, fabricadas por la empresa Lake City en el año 2018, “son perforantes, trazadores e incendiarios. El blindaje con el que contamos no puede proteger a nuestro personal de este tipo de penetración que tiene”.

En el contexto de ese panorama, por el constante incremento del crimen organizado en el país, todo indica que la industria del blindaje seguirá en aumento, como ha ocurrido año con año.

Más leído
HOY ESCRIBE
Relacionados