InicioNacionalNARCO Y HUACHICOL, UNA PESADILLA EN HIDALGO

NARCO Y HUACHICOL, UNA PESADILLA EN HIDALGO

*El gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, presume y pregona que en su estado no hay narcotráfico, aunque reconoce que sí existe el robo de combustible, conocido como “huachicol”. Sin embargo, informes de la DEA, de la empresa norteamericana Stratfor Global Inteligence y la FGR sostienen que en Hidalgo operan tres cárteles de la droga: Golfo, Zetas y el Cártel de Jalisco.

*Los tres grupos tienen una fuerte narcodinámica en la distribución de drogas, secuestros, huiachicoleo y cobro del llamado derecho de piso. Además, la Unidad de Inteligencia Financiera, a cargo de Santiago Nieto, detectó que en esa entidad existe una fuerte actividad de lavado de dinero, con lo que queda más que claro que Hidalgo –tierra de Heriberto Lazcano Lazcano, “El Lazca, fundador de Los Zetas –no es ninguna excepción en el escenario nacional del crimen organizado, como presume el mandatario hidalguense.

STAFF SOL QUINTANA ROO

El gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, presume que en su estado sólo hay huachicol, pero no cárteles de la droga. Sin embargo, esa entidad está considerada como cuna del cártel de Los Zetas. Su principal fundador, Heriberto Lazcano Lazcano, mejor conocido como “El Lazca”, nació en el municipio de Apan y se asegura que fue ejecutado en un enfrentamiento con efectivos de la Marina en el estado de Coahuila, donde estuvo refugiado hasta el 2012.

Era tan fuerte la influencia de Lazcano Lazcano en Hidalgo que, incluso, la iglesia de su pueblo natal fue remodelada por el entonces poderoso jefe de Los Zetas; de igual forma, se le atribuyeron obras sociales: reparto de dinero en zonas pobres, despensas y ayuda humanitaria de todo tipo. Fue una forma de robustecer el músculo social.

A pesar de que el gobernador Omar Fayad asegura que en Hidalgo no hay cárteles, otras fuentes consultadas con respecto al narcotráfico sostienen que tal aseveración no corresponde a la verdad, pues en el estado de Hidalgo tienen presencia al menos tres cárteles de la droga: el cártel de Jalisco Nueva Generación, el cártel Santa Rosa de Lima y Los Zetas.

Fayad planteó así el escenario que él observa en la entidad que gobierna:

“La Federación nos ha señalado con puntualidad que afortunadamente no tenemos detectado hasta el momento cárteles de la droga que nos debieran de preocupar, pero sí están muy cerca, sabemos que ya andan por Ecatepec”.

Fayad negó que se tengan focos rojos en el estado, aunque reconoció que circunstancialmente pasan cosas que terminan en el estado.

De acuerdo con información revelada por la empresa privada estadunidense Stratfor Global Intelligence dichos cárteles operan en la entidad, además de que destaca en su informe que también tiene fuerte presencia el cártel de Sinaloa y la organización que encabeza Nemesio Oseguera, las cuales cubren el 80 por ciento de todo el territorio nacional, precisa el informe.

En esta apreciación coincide también la Administración para el control de Drogas (DEA) y la Fiscalía General de la República (FGR). Ambas dependencias resaltan, por ejemplo, que el cártel de Sinaloa, ahora encabezado por Ismael “El Mayo” Zambada, tiene presencia en Hidalgo, Puebla, Veracruz, Querétaro y el Estado de México.

Con sus propios informes y datos confirmados, ambas dependencias desdicen al mandatario hidalguense, quien en una conferencia mañanera, donde acompañó al presidente Andrés Manuel López Obrador, reconoció que en Hidalgo hay fuerte actividad de robo de combustible, pero no hay cárteles, dijo. Y añadió: Aunque están muy cerca, el narcotráfico opera en Ecatepec, en el Estado de México, y los eventos de violencia que suceden en Hidalgo ocurren circunstancialmente en otros lados y recaen en el estado.

EL NARCO

De acuerdo con informes de la Secretaría de Seguridad Pública Ciudadana, de la Fiscalía General de la República y de la Secretaría de la Defensa Nacional, en todo el territorio nacional operan 19 organizaciones criminales.

Con base en el mapeo que estas dependencias han realizado, no existe un solo estado del país que esté libre de grupos criminales, si bien los más críticos, por la fuerte presencia de cárteles, son Sinaloa, Baja California, Sonora, Michoacán, Guerrero, Nuevo León, Coahuila, Tamaulipas, entre otros.

En el caso de Hidalgo, los informes de inteligencia son precisos: en la entidad que gobierna Omar Fayad se ha detectado la presencia de tres grupos criminales que lo mismo secuestran que distribuyen drogas; roban combustibles de la refinería de la ciudad de Tula –una de las más importantes del Sistema de Refinación de Petróleos Mexicanos –, cobran derecho de piso a comerciantes y venden protección; también es recurrente el regenteo de giros negros, control de la piratería y hasta la prostitución está bajo su férula.

De acuerdo la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), los cárteles que tienen su base en Hidalgo son Los Zetas, cártel de Jalisco y el cártel del Golfo.

El titular de la UIF, Santiago Nieto, al dar a conocer los resultados de la Evaluación Nacional de Riesgos de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo, dio a conocer que en el país están identificadas 19 organizaciones criminales que tienen actividad criminal en la mayor parte del territorio.

De estos 19 cárteles –dijo Nieto –el cártel de Sinaloa y el de Jalisco tienen naturaleza supranacional, es decir, tienen operaciones trasnacionales. En el caso de Hidalgo –sostuvo el titular de la UIF –las tres organizaciones criminales señaladas realizan operaciones financieras de lavado de dinero.

El informe que presentó el funcionario indica, además, que los flujos financieros ilícitos de los 19 grupos criminales han aumentado en los últimos años en México.

Santiago Nieto expuso, por otra parte, que la amenaza más grande de la delincuencia organizada son estos grupos delictivos, por lo que explicó que el combate debe realizarse con base en un programa que, desde su visión, debe incluir cinco ejes:

–En primer lugar, debe hacerse frente a los sicarios y líderes de los cárteles.

–El segundo objetivo deben ser sus estructuras financieras.

–El tercer punto es el combate a la corrupción política que les brinda protección, principalmente en el ámbito local.

–El cuarto es combatir la corrupción judicial, ministerial y policial que les genera protección jurídica.

–Y el quinto punto es atender la base social que los apoya, a partir de programas sociales bien definidos y de inclusión financiera.

Con base en un amplio diagnóstico del mapa criminal del país, las operaciones de los cárteles y la impunidad con la que se mueven, Santiago Nieto explicó que la delincuencia organizada ha multiplicado sus actividades delictivas.

Un ejemplo de ello –dijo –es el Cártel Santa Rosa de Lima, liderado hasta agosto pasado por José Antonio Yépez Ortiz, “El Marro”, el cual ha ido ampliando su radio de acción y es uno de los más activos no sólo en Guanajuato sino también en Querétaro e Hidalgo.

Según los informes de la Secretaría de Seguridad Pública, la UIF y la FGR, ese grupo criminal tiene una base de operaciones en el municipio hidalguense de Huejutla y en la región de Tula-Tepeji. En este segundo territorio dicho grupo criminal opera en alianza con el grupo “Sombra”, el cual incursionó en el tráfico de drogas pero ahora está identificado como una organización dedicada también al robo de hidrocarburos, al secuestro y la extorsión.

De acuerdo con los informes de la UIF, Santiago Nieto explicó que la segunda amenaza trascendente del crimen organizado es el alto nivel de recursos que generan. Y se remitió a las cifras: dijo que entre 2016 y 2018, los grupos criminales generaron ganancias hasta de un billón de pesos; la tercera amenaza es la corrupción, dijo, porque al disponer de tantos recursos la capacidad de corromper a funcionarios es muy elevada.

Durante el sexenio de Enrique Peña Nieto la estrategia contra el crimen organizado se centró en la identificación de 122 objetivos, de los cuales lograron detener y abatir a 116. Sin embargo, el combate al crimen organizado entre los años 2012 y 2018 fue insuficiente.

Expuso el funcionario: “El combate al sicariato y al narcomenudeo no surtirá efecto si no viene acompañado de los elementos que mencionaba durante la explicación anterior.

“Se requiere combatir las estructuras financieras de los grupos delictivos en razón de que ese es el germen de la delincuencia y la posibilidad de que puedan seguir cumpliendo pagos que tengan ganancias que son incorporados al sistema financiero”.

Hasta ahora, la estrategia del gobierno de la Cuarta Transformación ha sido ineficaz: las 19 organizaciones criminales que operan en el país están intocadas. En dos años de gobierno, sólo dos capos han sido capturados: Santiago Mazari, “El Carrete”, líder del cártel de Los Rojos que opera en Guerrero Y Morelos , así como José Antonio Yépez Ortiz, “El Marro”, cabeza del cártel Santa Rosa de Lima

Más leído
HOY ESCRIBE
Relacionados