InicioNacionalNARCOFOSAS

NARCOFOSAS

Corresponsalías Nacionales/Grupo Sol Corporativo

Ciudad de México. – Más de 5 mil 600 fosas clandestinas halladas, una política de militarización y de presunta pacificación sin resultados y que sólo arroja más y más cuerpos exhumados, es lo que ha dejado el Régimen Obradorista para los más de 126 millones de habitantes en el territorio nacional, datos que incluso incrementaron durante 2020 y 2021, el periodo de pandemia en México donde se reportó un freno en las búsquedas.

México “se ha convertido en una enorme fosa clandestina”, fue lo expresado desde el 2019 por el subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas Nájera, a sólo un año de haber iniciado su mandato el tildado por sus seguidores como “el mejor Presidente de México”, quien no ha podido frenar la ola de violencia que azota a la República en su sexto año de gobierno.

Encinas señalaba a BBC Mundo: “La crisis se debe a una mala estrategia en materia de seguridad”, y admitía que “sacar al Ejército a las calles provocó un gran número de personas desaparecidas y ejecutadas”, en referencia al inicio de la guerra contra el narcotráfico por parte de Felipe Calderón Hinojosa, a quien López Obrador criticó el 23 de agosto del 2019 al vociferar que le había dado “un garrotazo a lo tonto al avispero y nos metió en todo esto que estamos padeciendo todavía”. ¿Qué quería López Obrador, pactar con el narco como se dice que él lo hizo durante su gobierno?

Como siempre, López sólo tiene justificaciones y apunta al pasado para no mirar su absoluto fracaso en materia de seguridad, esto pese a iniciar con el proceso de militarización que sólo ha engordado las cargas al erario, pese a que los asesinatos, fosas clandestinas y desaparecidos van al alza.

De acuerdo a datos de Quinto Elemento Lab, la cifra de desapariciones supera las 111 mil 500 personas, y ha sido en el sexenio de Andrés Manuel López Obrador cuando se han disparado las localizaciones de entierros ilegales en al menos 570 municipios del país.

El reporte indica que incluso durante los años 2020 y 2021, donde se tuvo mayor restricción de movilidad a causa de la pandemia de Covid-19, se registró un incremento de reporte de localizaciones de fosas. Hasta abril del 2023 contabilizaron 2 mil 864 fosas clandestinas durante el Régimen Obradorista, más de la mitad de las 5 mil 600 contabilizadas desde el 2007.

En el mismo sentido, en referencia al estudio Hallazgos de fosas clandestinas en México 2020-2022, realizado por la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, las fosas clandestinas no deben entenderse como un simple hecho violento, sino como parte de una secuencia que incluye otros delitos o violaciones, como la desaparición forzada, los feminicidios, la trata de personas, los desplazamientos forzados, entre otros hechos violentos que ocurren en nuestro país de manera constante pese a su militarización desde el sexenio morenista.

Lo anterior contrasta con lo expresado por López Obrador en sus cifras de seguridad, donde asegura reducciones imposibles de corroborar, algo que también evidencia este informe al demostrar una disparidad entre los datos obtenidos a través de secretarías gubernamentales, frente a los conteos hemerográficos y las solicitudes de información a las fiscalías estatales, realizadas por la Universidad Iberoamericana.

Tan solo entre 2020 y 2022 se registraron mil 134 fosas clandestinas con 2 mil 314 cuerpos y 2 mil 242 restos humanos en todas las entidades del país. Sobre la distribución anual, se tiene que varió de acuerdo con el año de registro, pues en 2020 se hallaron 402 fosas; en 2021, 364 fosas; y en 2022, 368 fosas. Algo que resalta, es que también durante ese periodo, en cada estado se reportó en medios de comunicación el hallazgo de al menos una fosa clandestina.

DESASTROSO: AI

De acuerdo a Amnistía Internacional, el incremento de homicidios y de desapariciones en México evidencia que la militarización y la seguridad pública emprendida por López Obrador ha tenido resultados desastrosos, y que los criminales y algunas autoridades estatales y municipales coludidas en estos, recurren a formas cada vez más crueles para deshacerse de los cadáveres de las víctimas, como el uso del ácido o la incineración de los restos óseos, lo que utilizan para evitar su identificación.

En más datos obtenidos por Quinto Elemento Lab, se indica que es en los municipios con menos de 250 mil habitantes donde se han encontrado más de medio centenar de fosas clandestinas en los últimos años, casos como los de Tecomán en Colima, Úrsulo Galván y Playa Vicente en Veracruz; Salvatierra en Guanajuato, y Puerto Peñasco en Sonora.

CNB OCULTA DATOS

Cabe señalar, que la Comisión Nacional de Búsqueda, organismo de la Secretaría de Gobernación encargado de buscar a las personas desaparecidas en el país, únicamente entregó información sobre las fosas clandestinas, pero nunca incluyó el número de cuerpos recuperados en cada una, pese a ser un dato que obligadamente le es proporcionado por las fiscalías estatales, y mucho menos reporta un mapa de hallazgos de entierros ilegales.

Asimismo, durante la actual administración federal, se descubrieron en promedio 1.8 entierros ilegales por día. Las 2 mil 864 fosas clandestinas encontradas durante el Régimen Obradorista representa más de la mitad de todas las reportadas por la Comisión Nacional de Búsqueda hasta abril de este año, pero además duplica en número los hallazgos verificables en los doce años previos, durante los mandatos de Calderón y Enrique Peña Nieto.

Más leído
HOY ESCRIBE
Relacionados