InicioEjecutadosNO BAJAN LOS CRÍMENES EN EL PAÍS: MÁS DE 2 MIL 500...

NO BAJAN LOS CRÍMENES EN EL PAÍS: MÁS DE 2 MIL 500 MUERTES EN OCTUBRE

*Casi 70 mil muertes violentas en el año y 8 meses de gestión de Durazo

*Su desempeño más oscurio que gris, señalan críticos

*Guanajuato, 584 narcoejecuciones

*Veintiun periodistas asesundos durante la gestión de AMLO

STAFF SOL QUINTANA ROO/ SOL YUCATÁN/ LA OPINIÓN DE MÉXICO

En el pasado mes de octubre, no sólo no se redujeron los homicidios, pese a lo declarado por el ahora ex secretario de Seguridad, Alfonso Drazo Montaño, sino tuvieron un pequeño incremento, pues mientras que en septiembre hubo 2 mil 405 muertes violentas, en los 31 días de octubre se registraron 2 mil 569 crímenes.

Nuevamente, como en todos los meses anteriors, sin que tuvieran repercusiones positivas las capturas de José Antonio Yépez, “El Marro”; Adán Ochoa, “El Azul”; “El Tortugo, “El Mamey” y “La Vieja”; principales hombres del Cártel de Santa Rosa de Lima, el número de muertes violentas en Guanajuato, en el pasado mes, llegó a 486 y como de costumbre superó al mes anterior en el que hubo 353 crímenes.

Igual que en septiembre, el Estado de México, figuró en segundo lugar, con 278 asesinatos; Michoacán tuvo un repunte ya que en septiembre pasado hubo 167 asesinatos y en el pasado mes se registraron 257 crímenes, es decir más del 50 por ciento.

Chihuahua, 198; Jalisco, 191; Baja California, 137; Zacatecas, 119; Guerrero, 111; Ciudad de México, 85 y Quintana Roo, con 51 ejecuciones.

DURAZO MONTAÑO DIJO HABER CUMPLIDO EN SEGURIDAD

El viernes 29 de octubre, fue el último día en que Alfonso Durazo Montaño estuvo al frente de la Secretaría de de Seguridad y Protección Cuiudadana, tras de ser postulado por MORENA para la gubertnatura de Sonora; en el año y 10 meses que se mantuvo en el cargo se registraron 68 mil 574 homicidios dolosos y mil 882 feminicidios.

Estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública del Gobierno Federal, revelan que los dos primeros años del gobierno de la llamada «Cuarta Transformación», sean considerados como los más violentos de México, en comparación con los dos primeros años de gestión de Enrique Peña Nieto, cuando se registraron 33 mil 761., es decir más del 100 por ciento más.

Este 2019 fue el año más violento no en la historia de la 4.T, sino de México, pues en esos 12 meses se registraron 34 mil 669 homicidios dolosos y 959 feminicidios, para un total de 35 mil 628 muertes violentas.

Sin embasrgo, en su última conferencia de prensa matutina, al rendir su balance de salida Durazo Montaño expresó convencido:

“Pese a las críticas de la oposición, la estrategia en seguridad está dando resultados, pues se ha logrado una baja sostenida, progresiva y permanente, que va a regresar la paz y la tranquilidad en el país”.

En contraposición, María Elena Morera, presidenta de Causa en Común y David Ramírez-de-Garay, investigador de México Evalúa, coincicieron en señalar que la gestión de Durazo Montaño fue más oscura que gris, lo que deja en el tema de seguridad muy malas cuentas, porque bajo su gestión se dio el avance de la militarización del país y porque abonó al abandono de los policías locales”.

Entre los casos que impactaron a la opinión pública, figura la muerte lo mismo de narcotraficantes, políticos, policías, periodistas y gente competamente ajena a la delincuencia, pero que tuvo el mal tino de estar en el lugar y en el momento menos indicado.

La estela de violencia arrancó el uno de octubre al descubrirse la muerte del ex diputado priísta, Juan Jaramillo Frikas, asesinado en la localidad de Ocorepc, Cuernavaca, Morelos, en las inmediaciones de su casa.

El viernes 2, Édgar Flores Santos, funcionario del Consulado de EU, fue asesinado en Tijuana, Baja California, presuntamente por traficantes de personas (”polleros”) que vieron afectadas sus operaciones ilegales.

Ese mismo día emboscaron a policías estatales de Durango y dieron muerte a seis de los uniformados y lesionaron a siete más, sólo dos de los agresores resultaron heridos y fueron hospitalizados en calidad de detenidos.

En San Luis, durante el fin de semana del sábado 3 y el domingo cuatro, 13 personas, entre ellas un ex regidor y una mujer, fueron ejecutadas en ataques perpetrados en cinco municipios. En Ciudad Valles, ubicado en la región de la Huasteca, el ex regidor Alberto Z. fue ejecutado cuando conducía su vejículo hacia un restaurante en la carretera Valles-Tamazunchale, delegación de El Pujal.

Un agente muerto y tres heridos, fue el saldo de un enfrentamiento ocurrido la noche del domingo 4 entre civiles armados y policías municipales en Ojuelos, región de los Altos de Jalisco.

En la Ciudad de México, en Azcapotzalco, en un negocio de venta de alistas adobadas, fueron asesinadas seis personas. La hipótesis es un ajuste de cuentas por el control del narcomenudeo, según las autoridades capitalinas.

Desde inicios del mes, Guanajuato se vio arrastrado por una vorágine violenta que dejó como saldo, en los primeros cinco días del mes, al menos 92 muertos, como resultado de “una limpia”, anunciada por el Cártel Jalisco Nueva Generación, en narcomantas:

«Sigue la limpia y vamos por ustedes», señalaban los narcomensajes.

El martes 6, el ex diputado local y ex alcalde de Apatzingán, César Chávez Garibay, fue asesinado a tiros en el municipio de Tierra Caliente. Los primeros reportes indican que fue muerto cuando se encontraba en una estética en Apatzingán. Dos sujetos entraron al negocio y lo balearon.

El 7 de ocubre, Enrique Torres Campos, primo de Jorge Campos, ex portero de la selección mexicana de fútbol, fue asesinado en Acapulco, mientras que en Zacatecas, en los municipios de Valparaíso, Fresnillo, Jerez y Guadalupe, se registraron varios enfrentamientos con un saldo de cinco personas muertas.

En Tonalá, Jalisco, seis miembros de una familia, entre ellos dos niños, fueron asesinados dentro de su vivienda. Los agresores dispararon al menos 150 veces contra la casa. Luego lanzaron granadas y finalmente le prendiron fuego. El multihomicidio, según autoridades, está relacionado con el tráfico de terrenos ejidales.

La noche del sábado 10, Noelia Nitzayé de la Torre Muñoz, egresada de la carrera de química de la Universidad de Guadalajara, fue reportada como desaparecida. Fue localizada muerta la madrugada del día siguiente.

En Zacatecas, el lunes 12, en la localidad de Nueva Alianza, municipio de Calera, 14 sicarios fueron abatidos por policías estatales. Tres uniformados resultaron heridos.

La violencia en Tamaulipas entre grupos delincuenciales, cobró la vida de dos personas, una de ellas fue calcinada dentro de un vehículo, mientras que otra fue ultimada con el tiro de gracia.

El miércoles 14 fueron muertos el comandante del grupo de autodefensa de Guerrero, Ernesto Gallardo Grande y su escolta, Martín Bello Claudio, en la comunidad de Barra Vieja, en Acapulco.

El jueves 22, en el mismo estado, fueron encontrados los cuerpos de dos jóvenes estudiantes que habían desaparecido en el mercado central de Acapulco; estaban en bolsas negras, con huellas de tortura y el tiro de gracia.

En Chihuahua, cuatro mujeres fueron ejecutadas: dos en Ciudad Juárez, una en Parral y otra en la capital. La policía de la capital dio aviso del cuerpo de una mujer tirado en un terreno baldío, con huellas de tortura; también se recibió el reporte de un cuerpo en la carretera Parral-Jiménez. Los otros fueron en colonias de Ciudad Juárez.

Para evitar ser monitoreados por la policía, integrantes del CJNG incendiaron 13 postes con cámaras de videovigilancia ubicados en la zona metropolitana de Guadalajara. En Chihuahua, cinco personas fueron localizadas sin vida, entre ellos un empresario menonita que había sido secuestrado.

La noche del 24, Culiacán vivió una jornada violenta con saldo de ocho personas asesinadas en diversos puntos, una de las cuales fue colocada en una gaveta de una tumba recién abierta, en el panteón de la colonia 21 de Marzo.

La mañana del domingo 25, fue asesinado José Carlos Ortiz Ontiveros, jefe de custodios del Centro de Reinserción Social (CERESO) de Cancún. El crimen fue perpetrado a las 6:44 horas, en la Región 207, por dos sujetos que tripulaban una motocicleta y lo alcanzaron cuando se dirigía a su trabajo.

Ese mismo día, un comando armado atacó un anexo y centro de alcohólicos anónimos en Celaya, Guanajuato, donde tres hombres murieron y una mujer resultó lesionada. Dos de las víctimas quedaron en el interior del domicilio, ubicado en las calles Abasolo y Silao, al sur de la ciudad, mientras que la tercera estaba en un auto estacionado afuera del inmueble, junto con la mujer que resultó lesionada.

Después de encabezar un evento político, Guillermina Sánchez Ramírez, militante del PVEM y Fernando Hortiales Maqueda, ex regidor de Chalco, Estado de México, fueron asesinados a balazos en el municipio de Tlalmanalco. Los agresores dispararon desde un vehículo en movimiento.

El fin de semana, del sábado 24 al domingo 26, fueron asesinadas en Zacatecas 26 personas durante enfrentamientos y ejecuciones. En el municipio de Jerez se reportaron 14 homicidios, ocho en Fresnillo y cuatro en Guadalupe. Las autoridades atribuyeron los hechos a pugnas entre integrantes de los cárteles Jalisco Nueva generación y el de
Sinaloa.

El martes 27 se produjeron enfrentamientos en Veracruz, entre elementos de la Fuerza Civil en la región sur del estado y sicarios del CJNG, con saldo de un policía y un civil abatido.

El miércoles 28, fueron descubiertos los cuerpos de 59 personas en fosas clandestinas de Salvatierra, Guanajuato. Es, hasta ahora, el más grande hallazgo de restos humanos registrado en el estado.

En el mismo estado, fue descubierta una camioneta incendiada que transportaba dos tambos de acero, en cuyo interior había restos humanos calcinados, en el municipio de Apaseo El Alto. De acuerdo con medios locales, el vehículo de cabina y media color blanco estaba en llamas y atravesado sobre la carretera Apaseo El Alto Jerécuaro.

Los cadáveres de seis hombres y dos mujeres, fueron hallados la madrugada del miércoles en calles de la capital de Chihuahua. Todos tenían huellas de tortura y disparos. En Michoacán se reportó la localización de siete cuerpos en una brecha del municipio de Tangamandapio, y tres en Ajijic, Jalisco, reportaron autoridades estatales.

Ya casi para concluir el mes, el viernes 30, el periodista y conductor Arturo Alba Medina, de 49 años de edad, fue asesinado en calles de Ciudad Juárez, por sujetos armados, por lo que la principal línea de investigación es su labor periodística.

Con este crimen, suman seis comunicadores asesinados en Ciudad Juárez del 2000 a la fecha y en lo que va de la administración de AMLO, son ya 21 periodustas victimados, presumiblemente, por su labor informativa.

Más leído
HOY ESCRIBE
Relacionados