InicioPortadaOBRAS INAUGURADAS, PERO NO CONCLUIDAS

OBRAS INAUGURADAS, PERO NO CONCLUIDAS

*El sexenio de Andrés Manuel López Obrador entró en su recta final. A escasos cuatro meses de conocer quién lo sucederá en sus funciones en Palacio Nacional, el gobierno de la Cuarta Transformación arrancó desde hace seis meses una serie de inauguraciones de obras que, por ahora, dejan mucho qué desear en sus funcionamientos y resultados: Refinería Dos Bocas, Tren Maya, Proyecto Transístmico del Golfo, Mexicana de Aviación y Aeropuerto Internacional de Tulum-Felipe Carrillo Puerto son sólo por mencionar algunos cuya rentabilidad por ahora no ha quedado demostrada y se duda que a un futuro mediano pueda ser justificada

Noé Zavaleta/Corresponsales Nacionales/Grupo Sol Corporativo

Ciudad de México. – El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador ya entró a contrarreloj, está a cuatro meses que se celebren elecciones federales y a diez de que a López Obrador ya se le tenga que decir «expresidente», por ello, el Gobierno de la Cuarta Transformación dinamitó una estrategía publicitaria de presumir las obras cumbres del sexenio, sin que estén concluidas y, en mucho de los casos, ni siquiera estén funcionando.

La Refinería Dos Bocas, el Tren Maya, el Proyecto Transístmico del Golfo, la aerolínea Mexicana de Aviación y el nuevo Aeropuerto Internacional de Tulum-Felipe Carrillo Puerto son obras que han presentado sobrecostos de su proyecto original, problemas para arrancar, observaciones de la Auditoría Superior de la Federación y cuestionamientos por los escándalos que se han visto inmersos y sobre todo por los magros resultados obtenidos.

UNA REFINERÍA QUE NO REFINA

La Refinería Olmeca Dos Bocas, ubicada en Paraíso, Tabasco, su obra civil ya fue concluida hace año y medio. Incluso, fue inaugurada en dos ocasiones en los veranos de 2022 y 2023. Pero ahora, en pleno febrero 2024, es la fecha en que no puede tener una producción mensual constante y en la que la Secretaría de Energía y Petróleos Mexicanos se han negado sistemáticamente a hablar de cuándo será la fecha concreta en que empiece a producir.

La encargada del proyecto, la extitular de la Secretaría de Energía, Rocío Nahle, ya renunció a la dependencia para buscar la candidatura al gobierno de Veracruz, ella se ha negado sistemáticamente a hablar del fracaso de dicha refinería y apenas se constriñe a decir que está en «periodo de pruebas y arranques» y que los ataques a dicha obra magna provienen de medios de comunicación que son aliados de los “conservadores”.

Sin embargo, un estudio académico, elaborado por la Agencia Internacional de Energía (AIE) estima que la Refinería Olmeca funcionará en su totalidad hasta 2025 y no a finales de este año, como lo previó el gobierno federal.

“Suponemos que Dos Bocas comenzará en 2025, con mucho retraso y muy por encima del presupuesto estimado”, expuso la AEI en su reporte Oil 2023.

Ingenieros del Instituto Mexicano del Petróleo (IMP) de Altamira, Paraíso y Veracruz, consultados por La Opinión de México, coinciden en una cosa: el arranque de Dos Bocas, por ahora, es una simulación, pues el tren de producción sigue parado.

“Además, las 17 plantas petroquímicas continúan en periodo de pruebas y está en veremos; nuestros compañeros se han quejado con directivos de Pemex de que se han presurizado los protocolos y pruebas de seguridad con tal de arrancar. Sacaron un litro de petróleo refinado y eso fue todo, hubo un montaje, con fotografía incluida”, exponen ingenieros adscritos al IMP, quienes rememoran que en el 2019, dos ingenieros fueron “despedidos” y “perseguidos” por haber hablado con un medio nacional, de que Dos Bocas no era la panacea en materia de hidrocarburos, pues convenía más -según los especialistas- continuar con la exploración de yacimientos en aguas profundas o darle mantenimiento y eficientizar a las seis refinerías ya existentes.

Peor aún, La Opinión de México exhibió en agosto pasado que, entre PEMEX y Secretaría de Energía (SENER), le debían al empresario tabasqueño Daniel Flores más de mil 600 millones de pesos en contratos a su empresa Proyecta, la cual era una de las contratistas más fuertes en la Refinería Olmeca Dos Bocas.

El desplome de la avioneta Cessna, donde viajaba Daniel Flores Nava, uno de los operadores financieros de la entonces “corcholata presidencial”, el morenista, Adán Augusto López, vino a despertar “suspicacias” en el gobierno de Veracruz y en el entorno federal, de que el artefacto pudo haber sido derribado. Más aún, cuando los contratos que dejó inconclusos Proyecta pasaron a manos del empresario Amílcar Olán, uno de los amigos más cercanos de Andrés Manuel López Beltrán, «Andy», hijo del actual presidente.

UN TREN QUE FALLA CONSTANTEMENTE

En Chetumal, en Carrillo Puerto, y en algunos paraderos de Campeche, en los tramos 5, 6 y 7 de Quintana Roo y Campeche, aún trabajan empleados de Alstom-Bombardier -empresa encargada de construir el Tren Maya-, empleados de empresas outsourcing y elementos castrenses del Ejército Mexicano para concluir las 20 estaciones y 14 paraderos.

Inaugurado el 15 de diciembre pasado, el Tren Maya acumula más de cinco fallas que han obligado a cambiar sus operaciones, saneó de fallas realizadas sobre las rodillas, pues el Tren Maya, una de las obras cumbres del llamado Gobierno de la Cuarta Transformación aún no está listo.

Desde su primera inauguración a mediados de diciembre presentó fallas: Trabas en su circulación, una velocidad menor a la estimada, jaloneos de la maquinaria en sus trenes, paraderos y estaciones inconclusas fue una constante que gobernadores, funcionarios federales, empresarios y amigos del gobierno morenista tuvieron que aguantar en trayectos de 800 kilómetros, los cuales fueron recorridos en una jornada maratónica de 14 horas.

Está trabada inauguración, obligó a todos los gobernadores invitados a devolverse de Palenque, Chiapas, en aviones privados, como lo consignó en su momento La Opinión de México.

Además, ambientalistas se siguen quejando por el daño ambiental ahí causado -destrucción de cenotes, ecocidios de fauna nativa de ahí: Jaguares, coatíes, tapires, por mencionar sólo algunos-, el Tren Maya ha tenido múltiples problemas y señalamientos para poder llegar a buen puerto a sus múltiples destinos del sureste mexicano.

Hoy la operación correcta del Tren Maya se encuentra en riesgo; peor aún, la rentabilidad del proyecto luce amenazada, derivada de su evidente sobrecosto, que al igual que con la Refinería Dos Bocas, no fueron contemplados por los asesores financieros del presidente, ni tampoco evaluados o diagnosticados por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Se estima que en este inicial 2024, el proyecto del Tren Maya habrá consumido más de 511 mil millones de pesos, considerando el nivel de precios proyectado para el próximo año.

Esta cifra descomunal representa 3.3 veces los 156 mil millones de pesos presupuestados originalmente por el gobierno mexicano. La cifra de “sobrecostos” supera incluso a la de la Refinería Dos Bocas que terminará costando -por ahora- 220 por ciento más. Pues pasó de ocho mil millones de dólares a una erogación de 18 mil millones de dólares.

UN ELEFANTE BLANCO EN MEDIO DE LA SELVA

El Aeropuerto Internacional de Tulum, ubicado en el municipio selvático de Felipe Carrillo Puerto, inaugurado el primero de diciembre del 2023, y con una promesa tácita del Gobierno Federal de ofrecer 126 vuelos a la semana, ha tenido una «cascada» de vuelos cancelados en sus aerolíneas comerciales, por falta de un porcentaje de pasajeros a bordo, para poder despegar.

Viva Aerobus apenas ofrece vuelos directos a Ciudad de México y a Guadalajara, los demás destinos se tienen que hacer vía conexión en el AIFA -otro aeropuerto al que le ha costado despegar- o el internacional, pero saturado, Benito Juárez. Peor aún, presionado por el gobierno federal, Aeroméxico apenas tiene dos vuelos diarios desde dicho aeropuerto, los cuales también han tenido que ser cancelados periódicamente.

La nueva aerolínea del gobierno, Mexicana de Aviación desde Tulum sólo tiene vuelos programados el mes de febrero hacía el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles como único destino, incluso su página web no marca este destino ni en los meses de marzo y abril, se desconoce si es porque aún no tengan la bitácora lista o porque dichos vuelos serán cancelados. El vuelo sencillo Tulum-AIFA mantiene un costo promedio de 2 mil 400 pesos, cantidad muy similar a las que suelen cobrar Volaris y Viva Aerobus saliendo del Aeropuerto Internacional de Cancún.

El Aeropuerto de Tulum, el cual también funciona como una base militar en sus alrededores, tuvo una inversión de 3 mil 200 millones de pesos, se levantó sobre un predio de mil 200 hectáreas y está ubicado 20 kilómetros al suroeste del centro de Tulum. Los únicos accesos que tiene son por automóvil particular, taxi ejecutivo y esporádicas salidas por vans de la línea ADO.

UN REGRESO AL PASADO

El sexenio se acaba y aún no hay avances en los seis parques industriales prometidos para Veracruz y Oaxaca, como parte del proyecto integral del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec (CIIT), conocido como Corredor Transístmico y que consta de una remodelación global de las líneas ferroviarias, así como un mantenimiento carretero, para reactivar esta región del sur de México.

Casi en vísperas de navidad del 2023, el presidente Andrés Manuel López Obrador inauguró la primera línea de tres, del Tren Interoceánico, con el que se cumplirá el histórico objetivo de unir los dos océanos más grandes del mundo: el Pacífico y el Atlántico. Sin embargo, en los municipios del sur de Veracruz: Coatzacoalcos, Minatitlán, Nanchital y Cosoleacaque, los alcaldes morenistas muestran desilusión pues muchas de las promesas de campaña hechas en los comicios del 2021 descansaban sobre dicho proyecto, el cual, al menos en papel, avizoraba más de diez mil empleos directo y más de quince empleos indirectos para el sur de Veracruz una zona golpeada por el narcotráfico, el Huachicoleo, el cobro de piso a manos del crimen organizado y la falta de inversión por parte de la iniciativa privada. Sin embargo, aún no hay avance alguno en la construcción de dichos parques industriales.

“Es un proyecto a largo plazo. Y si no se aterrizan bien, a la larga pueden tener graves consecuencias. Los terrenos ya están listos, estamos capacitando gente, hay interés de muchas empresas, estamos en la última milla (sic). Tenemos los cinco parques industriales en el sur de Veracruz”, ha dicho el Secretario de Desarrollo Económico de Veracruz, Enrique Nachón Aguirre, quien no ha querido comprometerse, ni aventurar qué empresas son las que ahí se utilizarán.

El itinerario de trenes ya está, incluso los costos; sin embargo, sin la actividad industrial ahí prometida, se duda que puedan ser utilizadas en el mediano plazo.

Más leído
HOY ESCRIBE
Relacionados