InicioSin categoríaOTRAS INQUISICIONES

OTRAS INQUISICIONES

Pablo Cabañas Díaz/Sol Quintana Roo

Anécdotas del poder: El poderoso Pasquel

Jorge Pasquel Casanueva nació el 23 de abril de 1907 en Veracruz, llegó a San Luis Potosí en 1944, como dueño del rancho San Ricardo el más grande del país, tenía 45 mil 40 hectáreas, el segundo rancho más grande era el Gargaleote de Gonzalo N. Santos. Pasquel recibió todas las facilidades del entonces gobernador Santos con quien compartía su entusiasmo por las armas, la caza, y la engorda de ganado, además era dueño de una agencia de trámites aduaneros, y presidente de la Liga Mexicana de Béisbol. En 1932 se casó con una hija del general Plutarco Elías Calles cuando este todavía estaba en la cúspide del poder.

De la época de gloria de Pasquel, solo quedan ruinas y los murales, realizados por Rosendo Soto Álvarez y Jorge Best Berganzo, que se resisten a morir por su buena hechura a la inexorable destrucción del tiempo y abandono. El primer mural se llama “Ritual de una alegoría”, es de 1955, está sobre la parte trasera de la que fue la mansión es la más visible, por su altura. Al año siguiente el hermano de Pasquel, Bernardo, quiso honrarlo con otro mural que les encargó a los mismos artistas y fue titulado “Transformación del Tepeyac”, de mosaico veneciano de tesela y en el que Pasquel aparece en varias facetas —cazador, agricultor y constructor— sobre el paisaje de esta comunidad de Ciudad del Maíz que desde su trágica muerte no parece dejar el letargo por su ausencia.

En los años cincuenta del siglo pasado, San Ricardo tenía 20 mil cabezas de ganado, había siembra de frijol, una pista aérea de mil 200 metros lineales, y una hacienda, que era visitada por María Félix, Silvia Pinal y Miroslava Stern entre muchas otras personalidades. Pasquel trajo venados de Brasil, que se cruzaron con los venados nativos y nació una especie que denominaron venado criollo, que es de gran tamaño como un alce. Amigo de Miguel Alemán y Manuel Ávila Camacho, la propiedad se la cedió el gobierno federal en concesión para que la trabajara por 30 años.

En la entrada de su hacienda, abrió una gasolinera, un restaurante, una tienda y una escuela, construyó casas para sus empleados y por petición de su madre, Martha Casanueva, una humilde capilla dedicada a la virgen de Guadalupe. Perforó pozos, cultivó alfalfa, trigo y algodón. Era el prototipo del empresario apreciado por el presidente Miguel Alemán.

Murió Pasquel en un accidente aéreo dando pie al mito de que junto con él murió una de sus novias, la actriz Miroslava Stern, cuya muerte se atribuyó de manera oficial a un suicidio por despecho al enterarse del matrimonio del torero español Dominguín —con el que supuestamente tenía una relación amorosa— con la italiana Lucía Bosé quien sería la madre del cantante Miguel Bosé.

Horas antes de su muerte Pasquel llegó a su hacienda desde Argentina, habiendo hecho escala en la ciudad de México. El día siete de marzo de 1955 había dado la orden de que mataran reses para llevar carne a sus amigos en la capital del país, en su avión subieron carne en canales de siete novillos. El piloto reclamó que era mucho peso y tendrían problemas para despegar. Pasquel ordenó que partieran, confiaba en su avión Tepeyac II, un bimotor Lockeheeed, matrícula XB-XEH que estaba estrenando y se unía a su flotilla de aviones. Subieron la carga y los pasajeros, despegó la aeronave, y al no poder alcanzar la altura de vuelo el piloto intentó dar vuelta para regresar a la pista, y se estrelló contra el cerro a sólo 15 kilómetros de la hacienda.  El aparato explotó y alrededor se incineró una hectárea de selva, muriendo producto del accidente siete personas; y el propio Jorge Pasquel.

Más leído
HOY ESCRIBE
Relacionados