InicioHoy EscribeOTRAS INQUISICIONES

OTRAS INQUISICIONES

*México, esplendor de treinta siglos”

Pablo Cabañas Díaz/La Opinión de México

En el ensayo “Breve historia de nuestro neoliberalismo. Poder y cultura en México” (Debate, 2020), Rafael Lemus analiza las posiciones adoptadas por los grupos culturales dominantes en el desarrollo de las ideas culturales del neoliberalismo. Lemus menciona que se crearon nuevas narrativas culturales para justificar el empeño por construir una nueva idea de México, cuyo símbolo fue la exposición internacional más grande y costosa de la historia: “México, esplendor de treinta siglos” (1990), una millonaria operación de “rebranding”, es decir, cambiar la imagen de nuestro país. 

“México, esplendor de treinta siglos”, tuvo su sede en el Colegio de San Ildefonso, uno de los centros educativos más antiguos de México. Fundado en 1577, con la expulsión de los jesuitas en 1767, el inmueble quedó deshabitado y su historia durante la primera mitad del siglo XIX fue poco favorable, pues sus funciones fueron prácticamente nulas. El edificio se convirtió en la Escuela Nacional Preparatoria y fue testigo importante en la historia mexicana. En sus patios nace el movimiento pictórico más importante del siglo XX, el muralismo. En 1980 el inmueble quedó abandonado. Uno de sus problemas más visibles estaba en sus salas y murales, que tardaron en ser restaurados. 

San Ildefonso fue rescatado cuando se decidió que albergaría la exposición “México: Esplendores de treinta siglos”. La acción resultó importante para vincular a los grupos empresariales y el gobierno del entonces Distrito Federal. En un principio se había pensado que el Palacio de Bellas Artes acogiera a la exposición, pero se decidió aprovechar la coyuntura y recuperar el viejo edificio de San Ildefonso con el fin de convertirlo en un emblema artístico por su historia, la magnificencia de su arquitectura barroca y por sus murales. 

El 25 de noviembre de 1992, el antiguo Colegio de San Ildefonso abrió sus puertas. En el contexto neoliberal, el personaje central fue Octavio Paz, quien se convirtió en promotor cultural de la empresa Televisa, de Emilio Azcárraga. “México: Esplendores de treinta siglos”  mostró las ideas que promovía Paz: “Si México quiere ser tiene que volver a ser, como ya empieza a ocurrir en otras partes del mundo, un centro autónomo de creación y distribución de obras de arte.

La idea era crear una nueva visión sobre México, usando su evolución artística, su historia y colocando a la cultura a favor de las ideas neoliberales. La opción política del liberalismo ha sido abanderada desde hace años por Paz. «El mundo camina hacia la libertad», decía Paz. En 1992, el sueño neoliberal de convertirnos en una nación de “primer mundo” se desmoronó pronto, así como la ideología sustentadora de tales concepciones, ante los asesinatos políticos de 1994 (Luis Donaldo Colosio y José Francisco Ruiz Massieu) y el movimiento zapatista, encarnación del discurso enfrentado a la narrativa neoliberal dominante. 

Más leido
Relacionados