InicioHoy EscribeOTRAS INQUISICIONES

OTRAS INQUISICIONES

*Plácido Domingo: Vivir al límite

Pablo Cabañas Díaz/La Opinión de México

Plácido Domingo(1941), decía el escritor francés Jules Renan que de vez en cuando es necesario decir  la verdad para que te crean cuando mientes. Esto le sucedió al famoso cantante quien  de joven tuvo una carrera espectacular, que de nuevo se opaca por un nuevo escándalo acontecido esta vez en Buenos Aires, Argentina. En este mes de agosto, apareció en una investigación judicial como presunto cliente de una red de prostitución forzada. Lejos de negarlo, se deslindó de cualquier situación que pudiera comprometerlo pues -dice que no sabía a lo que se dedicaban esas personas. Domingo, todavía sufre los problemas de las acusaciones de acoso sexual que recibió en Estados Unidos por parte de una veintena de mujeres que se hicieron públicas en agosto de 2019. 

En Buenos Aires, las autoridades judiciales sostienen que Domingo tiene vínculos desde hace 26 años con al menos tres líderes de la secta Escuela de Yoga Buenos Aires (EYBA). El 20 de febrero de 1996, el tenor dio un concierto en el Campo Argentino de Polo de Buenos Aires. Esa noche hubo algunos cambios en el programa. Domingo cerró su actuación con la ópera “Cartas marcadas”, compuesta por Susana Mendelievich quien pertenece a la secta , y por  Rubén D’Artagnan González, un violinista de renombre que tenía a su cargo  la filial Chicago de la secta EYBA. El cierre de ese concierto fue un dueto  de Domingo con Verónica ‘Loia’ Iácono, en ese momento debutante lírica, y hoy buscada por Interpol por haber participado por esa organización  criminal en los Estados Unidos. 

Lejos queda la espectacular carrera que hizo como cantante lírico y de importantes cargos en  la Washington National Opera y en la Ópera de Los Ángeles. Domingo inició su carrera artística en México, donde se formó como cantante y actor, sus padres crearon una compañía de zarzuela cuando tenía ocho años. Dio sus primeros pasos como artista acompañando a su madre en recitales y cantando en la compañía paterna. En el Conservatorio Nacional de Música estudió piano, dirección y canto. Entre sus primeras actuaciones figura un papel secundario en My Fair Lady,  de la que llegó a ofrecer 185 actuaciones; también cantó 170 funciones de la opereta La viuda alegre, y trabajó como pianista acompañante de una compañía de ballet en gira. Su debut en ópera como tenor en lo realizó en 1961 en Monterrey, antes de establecerse durante dos años y medio junto a su esposa, la soprano Marta Ornelas, como miembro estable de la Israel National Opera, compañía en la que llegó a cantar 280 funciones de doce títulos diferentes. Antes, el 12 de mayo de 1959, había participado como bajo-barítono por vez primera vez en el Teatro Degollado de Guadalajara.

En enero de 1966 debutó en España, actuando con la Compañía de Nacional de Ópera en el Gran Teatre del Liceu de Barcelona, en febrero de ese mismo año,  tuvo el papel titular en el estreno en Estados Unidos de la ópera Don Rodrigo del compositor argentino Alberto Ginastera en la New York City Opera, compañía en la que cantó varios papeles. Al año siguiente debutó en Hamburgo, Lima, Berlín, Santiago de Chile, Viena y en varias ciudades del interior de Estados Unidos en una gira con la New York City Opera. Su debut en la Metropolitan Opera House neoyorquina se produjo en 1968.  En los próximos días, veremos que queda de su actual  gira internacional y del impacto que tendrá  este escándalo en sus futuras presentaciones y de las cancelaciones de las marcas comerciales que  todavía lo apoyan en su carrera. Los hechos acontecidos en Buenos Aires,  y los informes del Sindicato Estadounidense de Artistas Musicales y de la Ópera de Los Ángeles, de la que fue nombrado director en 2003, muestran testimonios “creíbles”,  ahora habrá que ver en que termina este nuevo escándalo.

Más leído
HOY ESCRIBE
Relacionados