InicioPortadaPELIGRAN MÉDICOS Y ENFERMERAS

PELIGRAN MÉDICOS Y ENFERMERAS

  • Desde finales de febrero pasado cuando se confirmó el primer caso de Covid-19 en México, más de 200 hospitales han reportado carencia de material y equipo de protección para los médicos, enfermeras, camilleros, técnicos y personal de salud que atiende a pacientes con el nuevo coronavirus.
  • Contrario al discurso oficial de que se entregan artículos de protección como guantes, batas desechables, mascarillas N-95, lentes protectores y otros materiales de protección, trabajadores de la salud han salido a las calles en infinidad de ocasiones para denunciar la carencia de tales insumos para desempeñar su labor sin estar expuestos al contagio del virus.
  • Las primeras manifestaciones se dieron en hospitales de la Ciudad de México como La Raza y el Hospital General de Zona No. 27 en Tlatelolco, pero los hubo también en Saltillo y Torreón, en Coahuila; Xalapa, Veracruz; Puebla, Puebla; León, Guanajuato; Tonalá, Chiapas y Villahermosa, Tabasco.
  • La Asociación Nacional de Residentes documentó una centena de hospitales públicos y privados donde el personal médico trabaja sin el material adecuado y suficiente.
  • Hasta el pasado 20 de mayo, un total de 219 hospitales reportaron desabasto de material y equipo de protección. Seis días después, personal médico y de enfermería del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) en la Ciudad de México, realizó una protesta afuera del nosocomio en demanda de insumos adecuados para la atención de pacientes con Covid-19. Hasta el 19 de mayo, se contabilizaron 149 trabajadores sanitarios fallecidos y 11 mil 494 positivos.
  • La Ciudad de México, Tabasco y Estado de México concentran la mayoría de las muertes.

 STAFF LA OPINIÓN DE MÉXICO

Ciudad de México.- A pesar de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido a las naciones –entre ellas México- la necesidad de suministrar suficiente equipo de protección personal a médicos, enfermeras, camilleros, técnicos, paramédicos y personal de salud en general, en el país trabajadores sanitarios de más de 200 hospitales sufren graves carencias de guantes, mascarillas médicas, respiradores, gafas de seguridad, pantallas faciales, batas y delantales.

Esta escasez hace que profesionales médicos, de enfermería y otros trabajadores de primera línea, estén peligrosamente mal equipados para atender a los pacientes con Covid-19, señala la OMS.

“Sin cadenas de suministro seguras, el riesgo para los trabajadores sanitarios en todo el mundo es real. La industria y los gobiernos deben actuar con rapidez para estimular el suministro, reducir las restricciones a la exportación y poner en marcha medidas para detener la especulación y el acaparamiento. No podemos detener el Covid-19 sin proteger primero a los trabajadores sanitarios”, señaló Tedros Adhanom, director general de la OMS.

A la fecha, la Organización Mundial de la Salud ha enviado medio millón de equipos de protección personal a un total de 47 países.

Según la OMS, se calcula que se necesitan 89 millones de mascarillas médicas al mes para responder y atender la cantidad exponencial de los casos. En el caso de los guantes de examen, esa cifra asciende a 76 millones, mientras que la demanda internacional de gafas de seguridad se sitúa en 1.6 millones al mes.

El organismo Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) se dio a la tarea de documentar y recopilar las denuncias de personal médico por falta de equipo de protección.

Desde que se registró el primer caso de Covid-19 en México, el 28 de febrero pasado, personal médico de más de 200 hospitales del país ha denunciado la carencia de equipo de protección e insumos para atender la pandemia.

Médicos, enfermeras, camilleros, técnicos y otros profesionales de la salud, han realizado marchas, plantones y todo tipo de protestas para exigir el suministro de batas desechables, mascarillas N-95, guantes, lentes protectores y otros materiales de protección, sin los cuales se exponen directamente al nuevo coronavirus.

Algunas de las primeras manifestaciones se dieron en hospitales de la Ciudad de México como La Raza y el Hospital General de Zona No. 27 en Tlatelolco, pero los hubo también en Saltillo y Torreón, en Coahuila; Xalapa, Veracruz; Puebla, Puebla; Tonalá, Chiapas; León, Guanajuato y Villahermosa, Tabasco.

Una encuesta realizada por la Asociación Nacional de Residentes documentó una centena de hospitales públicos y privados donde el personal médico trabajaba sin el material adecuado y suficiente.

Con la información recabada por MCCI hasta el pasado 20 de mayo, se habían contabilizado un total de 219 hospitales que reportan desabasto de equipo de protección personal para médicos, enfermeras, paramédicos, camilleros, técnicos y empleados de la salud en general.

El pasado 26 de mayo, personal médico y de enfermería del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), realizó una protesta afuera del nosocomio en demanda de insumos adecuados para la atención de pacientes con Covid-19.

El personal de salud señaló que de dos mil 200 trabajadores que laboran en el INER, hay 136 contagiados por coronavirus, seis de ellos intubados y dos que perdieron la vida.

A pesar de haber insumos, afirmaron, mandos medios no los reparten y les piden reciclar las mascarillas N-95 y usar uniforme lavable en lugar de desechable, lo que aumenta el riesgo de contagio, e incluso han tenido que usar batas destinadas a pacientes ante la falta de uniformes.

Hasta el 19 de mayo pasado, se contabilizaron a nivel nacional un total de 149 trabajadores sanitarios fallecidos y 11 mil 494 positivos. De los decesos, 82 corresponden a médicos, 24 a enfermeras y enfermeros y el resto a personal de salud de otras áreas. La Ciudad de México, Tabasco y Estado de México concentran la mayoría de los fallecimientos.

El número de trabajadores infectados equivale a 20.9 por ciento de los 54 mil 346 casos confirmados totales de Covid–19 hasta esa fecha.

Informes de la OMS refieren que el personal de salud en México tiene uno de los índices de letalidad más altos por Covid-19, en comparación con países como Brasil, Estados Unidos y España, que registran altos niveles de contagio.

Personal de salud recurre a tribunales

No obstante que el presidente López Obrador ha sostenido una y otra vez que el personal de salud cuenta con el equipo de protección necesario para desarrollar su labor profesional, lo cierto es que el problema de desabasto de estos insumos llegó hasta al Poder Judicial.

Las acusaciones por falta de equipo de protección para tratar a pacientes con Covid-19, han llevado a institutos de salud pública de todo el país y personal médico a librar una pelea en los tribunales.

Las instituciones de salud han litigado estos casos, incluso poniendo en duda ante los jueces y magistrados, las declaraciones de médicos y enfermeras sobre la omisión de las autoridades de entregarles material y equipo de protección para garantizar su salud y su vida.

El área jurídica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) tuvo un mes para comprobar ante un juez federal de la Ciudad de México, que tres médicos del Hospital General de Zona 27 en Tlatelolco ya cuentan con los insumos mínimos necesarios para realizar su trabajo.

«La autoridad responsable es omisa en proporcionar pruebas con las que demuestren que el gel antibacterial y los cubrebocas, son insumos suficientes para evitar el contagio del personal de salud diverso al que tiene contacto directo con las personas enfermas por el citado virus. Máxime, si se toma en cuenta que el Hospital General Zona 27 de la delegación Norte del IMSS, desde el mes de abril de 2020, sufrió una reconversión hospitalaria para la atención de la epidemia de Covid-19”, señaló el juez.

El IMSS también peleó en un tribunal de Chihuahua el que a una enfermera del Hospital General de Zona No. 35 de Ciudad Juárez, se le concediera una suspensión para garantizarle la entrega de equipo de protección para prevenir riesgos de transmisión de coronavirus.

“Me encuentro laborando como profesional de la salud bajo las siguientes circunstancias: sin equipo de protección personal especializado para Covid-19, sin capacitación en el uso del equipo de protección personal, sin capacitación para el manejo de pacientes sospechosos o contagiados de Covid-19, así como también me encuentro laborando sin una garantía de seguridad personal en mi área de trabajo”, sostuvo la enfermera ante el juez.

Sin embargo, el equipo legal del IMSS señaló ante el Segundo Tribunal Colegiado del Decimoséptimo Circuito que la profesional de la salud no comprobó ante el Juzgado de Distrito la omisión de las autoridades sanitarias para dotar de insumos de protección al nosocomio.

En la Ciudad de México, el IMSS presentó una queja ante otro tribunal, pues una jueza federal ordenó entregar equipo de protección a todo el personal médico del Hospital General Regional Número 2 “Guillermo Fajardo Ortíz”, y no solamente a la enfermera que promovió el amparo.

“La juez de Distrito no logra exponer cómo adquirió certeza de que existía una omisión de dotar a todos los médicos del nosocomio, de los elementos de protección personal”, señaló el equipo legal del Seguro Social.

Igualmente, en Coatzacoalcos, Veracruz, al menos 12 médicos del hospital regional «Valentín Gómez Farías», se ampararon ante la falta de insumos para atender a pacientes con Covid-19.

El personal de salud se amparó en el juzgado federal Décimo de Distrito, para no acudir a laborar en áreas donde son atendidos los enfermos de coronavirus, incluida la de urgencias, debido a que carecen de insumos, equipamiento y medicamentos para poder realizar sus laborales durante la contingencia.

En medio de la pandemia del Covid-19, médicos, enfermeras y personal de salud en general, se enfrentan a la negligencia de las autoridades del sector, pues mientras el gobierno federal asegura que les son otorgados el material y equipo de protección necesarios, en la práctica día a día tienen que realizar su labor con graves carencias poniendo en riesgo su vida y la de sus familiares más cercanos.

El pasado 23 de mayo, arribó a México el décimo tercer vuelo (de un total de 20) con insumos médicos (mascarillas quirúrgicas) para atender la emergencia sanitaria por Covid-19.

El vuelo forma parte del puente aéreo México- China (Shanghái) que inició el pasado 7 de abril. Este primer lote de 10 toneladas de equipos de protección para profesionales de la salud proveniente de Shanghai arribó con mil 184 cajas que incluían 800 mil mascarillas N-95 y un millón de guantes.

El segundo cargamento con insumos médicos arribó el 10 de abril con 10 toneladas de materiales entre los que incluían 1.9 millones de tapabocas sencillos y 800 mil del tipo KN95, para personal médico de terapia intensiva.

En los vuelos que han llegado al país se han traído más de un millón 200 mil guantes, alrededor de un millón y medio de mascarillas N-95, más de medio millón de caretas, casi 400 mil googles, 300 mil pruebas para detectar el SARS-CoV-2, 40 mil kits de recolección y transporte de tests y nueve metros cuadrados de rollos de microfibra KN-95, además de alrededor de nueve millones de mascarillas quirúrgicas.

En los próximos dos meses se realizarán de dos a tres vuelos semanales al país asiático para cumplir con 20 en total, y continuar con el abastecimiento de insumos médicos necesarios durante la pandemia.

Pese a la información sobre la llegada de este tipo de insumos, lo cierto es que la carencia de equipo de protección para médicos, enfermeras y demás personal de salud, es consecuencia de la indolencia y omisión del gobierno federal, toda vez que se trata de material que debió adquirirse desde inicios de año y no esperar a que la pandemia llegara al país –lo cual era inevitable- saturando los hospitales y poniendo en riesgo la vida del personal sanitario.

Más leído
HOY ESCRIBE
Relacionados