InicioPortadaPILOTO APRESADO CON COCAÍNA EN PROVIDENCIA ERA COMPAÑERO DEL PILOTO OFICIAL EN...

PILOTO APRESADO CON COCAÍNA EN PROVIDENCIA ERA COMPAÑERO DEL PILOTO OFICIAL EN CAMPAÑA DE URIBE Y DUQUE

Redacción/ Sol Quintana Roo / Sol Yucatán/ Sol Campeche/ La Opinión de México

Corresponsalías Internacionales

Colombia.- El avión bimotor de matrícula estadounidense N 722KR, que cayó el pasado domingo 23 de mayo en la isla colombiana de Providencia con 446 kilos de cocaína pura, fue recibido mediante comodato de 24 meses y de manera totalmente gratuita por la pequeña aerotaxi colombiana Interandes Helicópteros SAS. Era conducido por Juan Camilo Cadena Botero, compañero de Samuel David Niño Cataño, piloto del cartel de Sinaloa y oficial de Álvaro Uribe Vélez e Iván Duque durante las pasadas campañas electorales para el congreso y la presidencia.

El piloto Niño Cataño donó 20 millones de pesos a la última campaña para senado de Uribe y murió el 3 de diciembre de 2019 al caer a tierra con un cargamento de cocaína del Cartel de Sinaloa en Laguna del Tigre, departamento de Petén (Guatemala), en límites de ese país con México. Hernán Gómez Niño, hermano del piloto de Uribe que murió, fue candidato del Centro Democrático en 2015 durante las elecciones del departamento de Meta y perdió.

El apresado piloto Camilo Cadena cayó en Providencia junto con el técnico y segundo tripulante del N 722KR, Harold Darío Rivera Toledo, quien perteneció a la aerotaxi Llanera de Aviación cuando esa empresa transportaba en campaña a Uribe y a Duque en aviones piloteados por el ahora extinto Samuel David Niño Cataño.

Interandes Helicópteros SAS., a cuyo nombre en Colombia está la aeronave capturada en Providencia, opera desde el aeropuerto de Guaymaral, en el norte de Bogotá, y es propiedad de los colombianos Miguel Jaramillo Arango y Fernando Alfonso Escovar (sic) Langebeck.

El N722-KR (un Beechcraft King Air C90A) capturado en Providencia, sigue siendo propiedad de un hombre, al parecer colombiano, de nombre Mauricio Gómez, quien reside en el estado de Florida. Este se lo entregó en comodato a Interandes Helicópteros SAS, el 27 de abril de 2020, mediante escritura pública que se protocolizó en la Notaría 31 de Bogotá, cuyo titular es Julio César Galvis Martínez, de acuerdo con documentación entregada a estos periodistas por una fuente de la Dirección de Aduanas e Impuestos Nacionales, DIAN.

La figura de comodato es un préstamo de uso en el que una de las partes entrega a otra gratuitamente algún bien para que se sirva de él durante un período de tiempo determinado.

Un abogado especialista en derecho aeronáutico dijo a La Nueva Prensa que la entrega de aeronaves entre particulares por medio de comodato “es algo verdaderamente inusual, por no decir insólito”.

Una fuente de la Fiscalía General de la Nación, por su parte, indicó que “resulta extraño que un particular, como Mauricio Gómez, entregue gratuitamente una aeronave de entre $800 mil y un millón de dólares a una pequeña empresa, como es Interandes Helicópteros SAS.”. Ese precio está estipulado en el contrato de comodato.

Gómez funge como representante legal de una modesta compañía de Florida llamada Logistic Air Services Inc, pero la aeronave la entregó a título estrictamente personal.

En el registro de aviación de Logistic Air Services Inc. ante la Federal Aviation Administration, FAA (autoridad aeronáutica de Estados Unidos) no ha sido registrado el comodato del avión entregado a Interandes Helicópteros SAS.

El registro de Logistic Air Services Inc en Estados Unidos está vigente hasta 2023 y la oficina inscrita por esta empresa es un buzón de correo en un centro comercial de Miami.

El valor de la droga incautada supera los 13 millones de dólares, de acuerdo con los precios de la cocaína en Nueva York.

Un controlador aéreo colombiano dijo ayer a La Nueva Prensa sobre el N722KR: “Debió haber hecho un aterrizaje en una pista clandestina para cargarlo con cocaína después de haber despegado de Guaymaral, pero también pudo haber sido cargado directamente en Guaymaral”.

Esta fuente agregó: “es raro que no llevara timbos [recipientes] de combustible para llegar hasta México, esto indica que iba a reabastecerse de gasolina en Providencia o la droga iba a ser descargada allí, lo que es más extraño todavía”.

Interandes Helicópteros SAS. ha hecho circular la versión de que le prestó el avión mediante alquiler a un tercero y debido a ello alega no ser responsable del cargamento de cocaína sino víctima. No obstante, en Aerocivil de Colombia y en la FAA, de Estados Unidos, no está registrado que la aeronave le hubiera sido “prestada” a un tercero, lo cual no excluye responsabilidad a los dueños de la compañía.

“El alquiler de aviones por parte de los taxis aéreos está terminantemente prohibido”, dijo una fuente de Aerocivil y explicó que esa infracción tiene una multa cercana a los 100 millones de pesos.

El plan de vuelo del N722-KR presentado a Aerocivil fue para volar entre Guaymaral y la isla de San Andrés, a la que no llegó sino que se desvió a Providencia.

Más leído
HOY ESCRIBE
Relacionados