InicioSin categoría¡QUE CONSTE,… SON REFLEXIONES!

¡QUE CONSTE,… SON REFLEXIONES!

SÓCRATES A. CAMPOS LEMUS/ La Opinión de México

EN LOS MERCADOS ES MUY CLARO CUANDO UN RATERO SE ROBA UNA

BOLSA QUE DE INMEDIATO VA GRITANDO SEÑALANDO HACIA ADELANTE :

“¡Agarren AL ladrón!” y el chiste es que con ello todos volteaban

buscando al ladrón, pero no veían al que llevaba la bolsa y esto es lo

que hicieron en muchos años los políticos, empresarios, banqueros y

funcionarios mientras hacían el robo nacional para privatizar o robar

los bienes nacionales y darlos a los privados para que hicieran sus

negocios privados.

 

En mi niñez vivimos en la zona de La Lagunilla, en República

de Chile entre Perú y Belisario Domínguez frente a una calle que daba

a la ESIME, Mariana del Toro  y ahí estaban siempre muchos

“teporochitos” que pedían dinero para comprar refresco Lulú al que

revolvían alcohol del más corriente. Y así morían poco a poco. Han

pasado más de setenta años y todo sigue igual, no hay cambios más que

en los personajes y en las formas de extorsión y cobro de piso. Las

drogas aumentan en su consumo, las mafias se fortalecen en las calles,

los consumos se dan con mucho más brutalidad y la violencia es lo que

existe como una realidad diaria en cada casa y cada calle.

 

Ya no es La Lagunilla, es parte de Tepito, los barrios se

juntan por medio de las mafias y de los intereses comerciales y

delincuenciales, así pareciera que no sucede nada porque el silencio

es lo que cuenta para sobrevivir, nadie puede protestar a menos que

piense que pronto podría ser parte de los muertos diarios de la zona.

Los comerciantes tienen que combinar sus actividades y además de

vender lo robado o contrabandeado venden droga o brindan protección y

así las luchas de poder se dan en todos los niveles y por ello ahora

están encarcelando a las dirigencias tradicionales de los ambulantes

porque al final de cuentas, además de dinero, brindan apoyo político y

social y ahora pues o lo perdieron o lo canalizaron a otros grupos y

tienen un alto costo que pagar.

 

Sin duda Martín Batres es un político de enorme valor y

experiencia, lo podrán acusar de muchas cosas pero es parte de la

formación de las calles y hoy en día pues su valor es enorme y por

ello su incorporación al equipo de la Jefe de Gobierno contando con la

aprobación del presidente y de los grupos políticos. René Bejarano y

su poderoso grupo se dejarán sentir en la zona, tienen la capacidad de

confrontar a cualquier otro grupo político y así, sin duda, las cosas

cambiarán.

 

Y para comenzar la vendimia de la sucesión presidencial

acaban de promocionar un combo de seis corcholatas para una sola

botella y otro de seis almohadas tipo nalguitas para una sola silla,

todo con bajos precios porque de lo que se trata es de promocionar el

tema y no politizarlo. Hace algunos años, un general me comentaba

cuando el expliqué que el gobernador de ese estado tenía la firme

convicción de ser nombrado Secretario de la Defensa Nacional

conociendo los antecedentes de corruptelas y malos manejos en sus

desempeños anteriores, me dijo con toda convicción: Pues el asunto es

que hay muchas nalguitas puestas pero el asunto es que solamente hay

una silla para sentarse… y no está rifándose.

 

La experiencia política del presidente y de gran parte de su

equipo provoca que las pasiones se desborden, no es que no existan

“tapados” pues tapados son hasta que se destapan en la realidad, por

ejemplo, Moya Palencia, era el tapado real pero de pronto las cosas

cambiaron y dieron el giro que nombraron a  López Portillo como el

mero mero y así, por ejemplo, han sido muchos casos en el país y a lo

mejor las cosas no han cambiado nada más que de nombre pero no de

fondo y el tapadismo es una realidad, o tenemos los casos extremos

donde se eliminan o asesinan a los candidatos como en el caso de

Colosio y se enredan de tal forma las cosas que se escoge a los que

andan por ahí rondando, y ya vemos lo que dejan en el cochinero de su

mandato: pues salvan a bancos y banqueros dejando endeudados a los

mexicanos…  y venden los ferrocarriles para convertirse en asesores de

las nuevas empresas,,, y ahora, hay apetecibles, el Tren Maya y el

Transistmico que tiene muchos cachitos que deben dejar un gran nivel

de ganancias.

 

Si observamos claramente este proceso de sucesión adelantada

será de gran folclore y dará mucho para que salgan muchas parejas a

bailar tratando de combinar las corcholatas en la misma botella.

Cuando uno se da cuenta, las botellas tienen la misma medida en los

cuellos y las corcholatas tapan igual las de cerveza que las de la

cacacola o las de mirinda y más o menos cuestan igual. Así, sin duda,

Ricardo Monreal, será una figura donde se buscará el que se acomode la

corcholata quieran o no los dueños de la mesa. No vaya a salir como

decía Díaz Ordaz, no me dejen el destapador porque soy muy malo

destapando, ya ven como salen de malos los refrescos… el presidente es

un hombre que tienen claridad para realizar este proceso, los que no

tienen claridad es su equipo y es donde se hace bolas el engrudo

porque todos quieren meter mano a la cuchara.

 

Eso de que dice el “líder” de MORENA que se sancionará al

que no obedezca, nos huele a dictadura o dictamensa, pero no a un

proceso democrático y libre. Si se tiene que amenazar a los cuates

para que se comporten en la fiesta, pues estamos jodidos, porque así

se generan las tragedias… y en la sucesión se trata de que no existan

golpes ni gritos ni sangre, que la sucesión sea en paz depende mucho

del control, y para ello, a lo mejor, lo que daría más resultado es

brindar a todos con refrescos tipo “teporochitos”, total, los pedotes,

siempre dicen la verdad…porque en México hay corcholatas y fichitas y

las fichitas son de temer y las corcholatas son para levantarlas del

piso porque aunque sucias se pueden lavar…

 

 

Más leído
HOY ESCRIBE
Relacionados