InicioSin categoría¡QUE CONSTE,…SON REFLEXIONES!

¡QUE CONSTE,…SON REFLEXIONES!

Sócrates A. Campos Lemus/ Sol Quintana Roo/ Sol Yucatán/ Sol Campeche/ La Opinión de México

 

POR AÑOS HA OPERADO EN ECATEPEC UN GRAN SISTEMA DE

HAUCHICOLEO CON PREDIOS ENORMES, TOMAS ESPECIALES Y DISTRIBUCIÓN PARA

LA COMERCIALIZACIÓN DE COMBUSTIBLES EN TODO EL PAÍS. Y curiosamente es

hasta hoy que se comienzan conocer sus operaciones pero no sus

sistemas ligados a importantes personajes que han controlado PEMEX.

Sería bueno que comenzaran a realizar una intensa investigación de la

zona donde se inicia el huachicoleo, en Puebla, porque desde su origen

ha tenido la intención de tener enormes cantidades de dinero para

conquistar la presidencia del país y esto se les ha frustrado desde el

“accidente” de la gobernadora y el senador, pero ahí han operado

gentes de PEMEX y de las policías que han protegido este sistema y

siguen operando para su “santo”, pero le hacemos al pentonto porque

hay muchos intereses que son los que siguen siendo importantes en el

país cuando se podrá entender la relación entre funcionarios,

políticos, banqueros y empresarios que tienen el gran negocio del

Huachicol y de la delincuencia organizada en todo el país…y recordemos

la tragedia por la explosión de la fuga de gas en la zona porque ahora

este es el otro gran negocio que opera a nivel nacional, tan es así

que la mafia que operaba con instrucciones y relaciones desde el EMP

con los “investigadores que supuestamente investigaban y controlaban

los robos de combustible en PEMEX, militares enriquecidos todos,

siguen libres y sin investigación real en sus actividades, el tema del

huachicol es un negocio enorme que ha logrado descontrolar a la

industria de tal forma que casi la lleva a la ruina y si seguimos

haciéndole al Tío Lolo pues es posible que no se rescate nada de lo

que el presidente busca rescatar…

 

Ya no se dan las cifras de los saqueos porque entonces no

podrían conciliar las cifras de las ventas en los centros de

distribución del país y debemos entender que por supuesto mucho de

este combustible se va a los grandes consumidores del transporte y

llega, sobre todo, a los lugares donde los moto taxis son la fuerza

motriz de las zonas marginadas en el país y están normalmente

controladas por la delincuencia organizada que los usa como protección

y distribución de sus drogas, armas, mercancías y como la movilización

rápida de sus cuadros cuando tienen que utilizarlos para las acciones

de violencia o de defensa de sus territorios. Ahora, en casi todos los

estados del país lo que priva en el transporte es este mecanismo de

moto taxis y los grupos de taxistas organizados en verdaderos centros

mafiosos.

 

Con la crisis de salud generada por la pandemia se habla de

más de doscientos mil muertos por este contagio y todos los que se

acumulen, esto representa un enorme número de viudas y familias

destruidas y sobre todo de huérfanos de los que nadie tiene control ni

en número ni en su protección. Recordemos que en Centro América cuando

las famosas revoluciones que terminaron en controles de grupos

mafiosos en el poder los niños huérfanos FUERON FORMANDO LAS BASES DE

LOS GRUPOS DE LA DELINCUENCIA ORGANIZADA, porque no tenían de otra y

tuvieron que controlarse por medio de los grupos de las pandillas y

los MARAS, ahora, en el país este fenómeno  con este número de

huérfanos de la pandemia y el número terrible y grande de los

huérfanos de la Guerra contra el Narcotráfico que genera un proceso

similar y al que nadie está atendiendo, se convierte en un enorme

problema incontrolable por el momento.

 

En las zonas rurales tenemos un proceso similar cuando miles

de niños son dejados al cuidado de abuelos y parientes porque los

padres tienen que salir a laborar a otras partes de México y de los

Estados Unidos y son sometidos a la violencia en sus casas y mal

cuidados, generando un enorme grupo de resentidos que se violentan en

contra del grupo familiar y entran con toda facilidad a los grupos de

la delincuencia organizada que abundan en todas las zonas rurales del

país, porque ahí tienen sus cetros de operación o de protección o de

producción o transporte de las drogas y para ello están siendo

educados en el manejo de armas y estrategias de violencia que llegan a

calar en muchos centros y forman verdaderos ejércitos de niños de la

Guerra que son utilizados para varios movimientos, incluyendo, claro,

el de sicarios y de protección de las zonas. Miles de mexicanos han

tenido que salir de sus lugares de origen expulsados por estos grupos

y aumentan cada día sin que las autoridades  hayan logrado imponer la

paz social y el control de la seguridad en las regiones, por ello

aumentan también, en esas zonas, los asesinatos de mujeres, el

secuestro y la violencia general que lastima y marca amplias zonas en

el país.

 

Hoy, los datos oficiales muestran que en el campo educativo

han abandonado más de cinco millones de estudiantes la educación en

línea y que miles de hogares están en serios conflictos y problemas de

educación y de manejo de la violencia familiar porque se desbordan las

pasiones en esas casas tan pequeñas y en los problemas que se generan

para poder apoyar y ayudar a los niños y jóvenes para continuar con

sus clases no solamente porque la diferencia de conocimientos entre

las generaciones son importantes sino porque los adultos no tienen el

conocimiento ni el manejo de los programas tecnológicos y de

computación, así, considerando que cuando menos en más del cincuenta

por ciento de los hogares mexicanos se ha sufrido o se sufre por el

proceso de pérdida del salario por desocupación o paros, las cosas

tienen mayor complicación de tal suerte que están generando una

reacción de desconfianza y malestar no solamente en contra de los

grupos responsables de atender los males y pandemias que no han

resuelto, sino que comienza a generar un malestar en contra del mismo

gobierno y en contra del presidente, porque se han olvidado de que en

vez de confrontarse con los medios de comunicación y los comunicadores

se llegó a la confrontación y esto ha generado un mayor descontrol

porque se desatan las pasiones y los odios, y como dicen  por ahí: “LA

HORMIGA, POR ODIO A LA CUCARACHA, VOTÓ POR EL INSECTICIDA.

 

MURIERON TODOS, HASTA EL GRILLO QUE SE ABSTUVO”. Y  a lo mejor, para

allá, vamos.

 

 

Más leído
HOY ESCRIBE
Relacionados